PERDONAR ES LA ÚNICA SALIDA


nudo-gordiano

El perdonar y amar al que me ofendió no es una alternativa, sino un mandato del Señor.

Mateo 6.14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial.

Perdonar es liberar o dejar ir a una persona que nos ha ofendido.

Es soltar a la persona que nos causó daño

Es cancelar una deuda pendiente que alguien tiene con uno

Es tomar la decisión de perdonar como un acto de voluntad y no basado en emociones.

Es imitar el carácter perdonador de Dios

Éxodo 34:7 Que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado.

Daniel 9:9 De Jehová nuestro Dios es el tener misericordia y el perdonar

Salmo 103:12 Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo de alejar de nosotros nuestras rebeliones

2 Corintios 5:19 Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados

Efesios 1:7 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia.

¿Qué no es perdonar?

Esforzarse por olvidar lo que pasó.

Negar la ofensa recibida, pretender que el tiempo borre lo ocurrido, ignorar lo que pasó y tratar de olvidar.

Un perdón superficial no es perdonar, decir: “te perdono” sin especificar el daño cometido.

Perdonar no es darle la razón al otro.

No niego mi dolor ni renuncio a la razón por la que me siento herido.

Desde mi dolor y desde mi razón perdono.

Perdonar no es un sentimiento

Decido perdonar por obediencia al Señor no porque estoy aliviado del dolor.

El proceso de olvidar el daño es un proceso posterior y paulatino.

Cada vez que vuelvo a sentir el dolor me vuelvo a compromete con el perdón.

 ¿Qué es perdonar?

Es salir del sillón del juicio, exigiendo reparación por lo sufrido.

Demandando que el otro reconozca su falta.

Libero esa demanda que me ata al dolor del pasado.

No lo libero porque el otro lo merezca sino porque es una necesidad mutua.

Me siento en el sillón de la misericordia.

Y doy lugar a que Dios trabaje en la reparación del daño.

A Dios le agrada que no nos venguemos por nosotros mismos, si no que creamos que El hace justicia.

Romanos 12:19  No os venguéis vosotros mismos,  amados míos,  sino dejad lugar a la ira de Dios;  porque escrito está: Mía es la venganza,  yo pagaré,  dice el Señor.

Cuando perdono, no perdono porque el otro sea digno que lo perdone.

Si no porque comprendo que la falta de perdonar produce ataduras emocionales y espirituales aquí en la tierra muy destructivas.

Cuando perdono suelto a esa persona que me lastimo y dejo que su pecado me siga arruinando el presente.

Incluso cuando la suelto, le dejo de imputar su pecado y Dios la pueda perdonar.

Las consecuencias de no perdonar

Es desobediencia a Dios.

Decidimos perdonar porque es un mandato de Dios.

Si no perdonamos, no seremos perdonados.

Es una carnada del enemigo.

Cada vez que alguien te ofende o te hiere, te está tendiendo una trampa, es una carnada del enemigo para que te amargue y pierdas su bendición.

Es necesario que vengan los tropiezos pero tenemos que aprender a resolverlos.

Mateo 18: 7 Porque es necesario que vengan tropiezos, pero ¡ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo!

Nuestras oraciones son estorbadas.

La falta de perdón corta la comunión con Dios y su presencia no fluye en nosotros.

1 Pedro 3:7  para que vuestras oraciones no tengan estorbo.

Dios no recibe nuestras ofrendas.

Toda ofrenda a Dios es un sacrificio vivo, y Dios no puede recibir un sacrificio que viene de un corazón con falta de perdón.

Mateo 5.23 Por tanto, si traes tu ofrenda al altar y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti deja allí tu ofrenda delante del altar,  y anda,  reconcíliate primero con tu hermano,  y entonces ven y presenta tu ofrenda.

El enemigo toma ventaja en nuestra vida.

La falta de perdón es una puerta abierta al enemigo, que destruye nuestro hogar, nuestras finanzas, nuestra salud y otros.

Mateo 5:25  Ponte de acuerdo con tu adversario pronto,  entre tanto que estás con él en el camino,  no sea que el adversario te entregue al juez,  y el juez al alguacil,  y seas echado en la cárcel.

Dios nos entregará a los verdugos.

Mateo 18:32-35  Siervo malvado,  toda aquella deuda te perdoné,  porque me rogaste. ¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo,  como yo tuve misericordia de ti? Entonces su señor,  enojado,  le entregó a los verdugos,  hasta que pagase todo lo que le debía. Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas.

En el idioma griego, la palabra verdugos significa “atormentadores”, que no son otra cosa que los demonios. La falta de perdón  abre la puerta a la acción demoníaca. Cada vez que los demonios le recuerden lo que la persona ofensora le hizo, lo harán para torturar su mente. Si Dios te entrega a ellos, Él es el único que puede librarle.

¿Cómo perdonar?

  1. Perdonar orando, en el nombre y poder de Jesús, como un acto definido y concreto.

Marcos 11:25 Y cuando estés orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno. 

  1. Arrepiéntase por guardar esta falta de perdón en su corazón y por el pecado de juicio.

La palabra de Dios nos ordena desechar todo resentimiento, amargura, odio y reconocer la falta de perdón hacia otros. 

  1. Exprese su perdón en forma verbal.

Santiago 5.16 Confesaos vuestras ofensas unos a otros y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho

Confiese su perdón a cada una de las personas, especificando las razones por las cuales tiene que perdonarlos. 

  1. Me comprometo a “reperdonar” todas las veces que haga falta

Después de haber perdonado a cada persona, entregue cada recuerdo doloroso, por cada herida recibida

En el resentimiento estaban presentes dos aspectos: el emocional y el voluntario.

Al haber subsanado el voluntario perdonando de corazón en el nombre de Jesús el emocional (amargura, dolor) irá desapareciendo en muy corto tiempo.

¿Cómo recibir perdón?

No me toca juzgar las intenciones del corazón.

No me corresponde a mí juzgar si es una actitud sincera o no.

1 Corintios 13:7 Todo lo sufre,  todo lo cree,  todo lo espera,  todo lo soporta.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿Qué busca Dios en aquellos que quieren servirle?


busquda

a) Visión de la plenitud del propósito de Dios.

Que alcancemos la plenitud de Dios.

Llenar todo en todo.

Restaurar todas las cosas.

Poner a todos sus enemigos como estrados de sus pies.

La iglesia alcance esa plenitud de Dios en la tierra.

Una familia de muchos hijos

Semejantes a Jesús

Haciendo mayores obras que El

 El problema es que esta visión de lo que Dios quiere se puede quedar sólo en el terreno de un entendimiento, en una visión adecuadamente aprendida. Isaías 29:13

Es muy importante pero no alcanza.

Muchos tienen un entendimiento pero en su interior sienten que unca será posible. Son creyentes incrédulos. Con su mente creen pero en sus emociones son incrédulos.

Hace falta que esa visión se transforme en pasión

  

b) Pasión por el corazón de Dios

La medida de cuánto de esta pasión está en nuestro corazones es lo que nos revela cuanto del corazón de Cristo ha podido desarrollarse en nuestros corazones.

Es necesario que nuestros sentimientos se unan a los sentimientos de Dios.

Hay dolor en el corazón de Dios.

Parece increíble que un Dios todopoderoso tenga necesidades insatisfechas pero estas necesidades no son por falta de poder sino que por amor El mismo se las creó al darle libre albedrío en lugar de crear autómatas.

Dios tiene dos grandes dolores.

  • La debilidad de la iglesia
  • Las almas que van a ser desechadas para siempre

Este fuego celestial lo encontramos en una auténtica comunión con Dios, es el fruto supremo de esta comunión, es la más alta forma del amor sin egoísmos,  lo más auténtico para asumir el mismo sentir de Cristo en la cruz: el tomar la “forma de siervo, obediente hasta la muerte”

Este fuego no lo puedo encender yo es un braza que se saca del altar.

Al ver niños, jóvenes, matrimonios y ancianos se produce un fuerte ardor en tu corazón para que vivan para Cristo. Esta pasión es la que nos mueve a  evangelizar de una manera sencilla, natural y espontánea, ligera es su carga.

Lucas 14:13-14, 22-23 Mas cuando hagas banquete,  llama a los pobres,  los mancos,  los cojos y los ciegos; y serás bienaventurado;  porque ellos no te pueden recompensar,  pero te será recompensado en la resurrección de los justos. […] Y dijo el siervo: Señor,  se ha hecho como mandaste,  y aún hay lugar. Dijo el señor al siervo: Ve por los caminos y por los vallados,  y fuérzalos a entrar,  para que se llene mi casa.

¿Qué tipo de personas buscamos para relacionarnos?

¿A quiénes invitamos a nuestras casas?

¿Cuál es el galardón que buscamos?

Obispo  Berry: Uds que son los felices invitados a las fiestas evangélicas: ¿no se deberían inquietar más por los jóvenes desesperados de hoy? hambrientos de pan, de paz y de esperanza. Salgan a las deprimentes calles llenas de ruido y luces. Invítenlos, persuádanlos, mejor dicho: fuércenlos a entrar. El que disfruta de sus banquetes espirituales egoístamente sin pensar en la hambreada multitud es una caricatura de cristiano.

Smith: soy un hombre de corazón roto. Dios me ha dado tal visión del valor de las almas para El que no podría vivir si procurar que muchas  almas sean salvadas.

Como siempre hemos enseñado la pasión brota de la visión, pero no de cualquier visión sino de una visión dada por Dios. Ese fuego es el poder de Dios que fortalece nuestro ser interior Efesios 3:16.

La carga del corazón de Dios:                         VISIÓN

Las ovejas sin pastor:                                       PASIÓN

Fortaleza interior, diligencia,  denuedo:     MISIÓN

c) Misión: fortaleza interior para mantener la misión

El mensaje que venimos escuchando en la sociedad, y aún en la iglesia, es:

ocúpate de vos, pásala bien, descansa, diviértete,  no exageres, no te gastes, etc.  

El apóstol Pablo nos enseña todo lo contrario:

2 Corintios 12:15 con placer gastaré lo mío yo mismo me gastaré del todo por amor a vuestra almas.

Hicimos una pequeña encuesta en un grupo de hermanos muy crecidos, preguntado acerca de qué es lo que  impide hacer la obra de Dios. La respuesta fue: la comodidad.

En un encuentro de jóvenes ellos dijeron que todos tenían deseos de hacer la obra pero siempre se quedaban en los deseos.

Hay un principio de Iván sobre la multiplicación:

Sin definición no hay obra.

En la parábola de los talentos Dios califica al siervo infiel como malvado y negligente.

El negligente busca trabajo pero cuando lo tiene busca evadirlo.

El diligente  está siempre alerta para aprovechar cada oportunidad para servir al Señor.

¿Por qué malvado?

Porque Dios le ha dado los recursos para él pueda producir el crecimiento y la expansión del reino de Dios, en cambio se dedicó a cuidar sus propios intereses y no los de Dios.

Mateo 25:27 al venir yo hubiera recibido lo mío, con los intereses.

El buen siervo puede estar ocupado materialmente pero espiritualmente trabajando activamente viendo a Dios obrar

Dios espera que estemos comprometidos absolutamente con la extensión y la expansión de su reino.

Todo otro trabajo es secundario.

Juan 5:17  mi Padre trabaja y yo trabajo.

No es un activismo febril que nos tiene un continuo movimiento sino un estado de alerta viendo el trabajo del Padre

Algunos dejan pasar delante de sus ojos las buenas obras que Dios preparó para ellos de antemano (Efesios 2:10).

Dios nos prepara citas divinas

Tenemos que despertarnos a la realidad de la grave necesidad que nos rodea y la urgencia por el paso ligero del tiempo.

Si Dios nos dijera como le dijo a Jesús tienes tres años para dejar una obra en funcionamiento y de esa manera podrás demostrar que eres un verdadero discípulo y verdaderamente glorificarías al Padre tomaría la obra de Dios con otro nivel de compromiso (Juan 15:8).

No nos queda otra que por el trabajo para no ser malo y negligente a fin de alcanzar esa meta que Dios diseñó para nuestras vidas.

2 Timoteo 4:2 que prediques la palabra, que instes a tiempo y fuera de tiempo.

Si tuviéramos tres años para dejar una obra en funcionamiento haríamos lo mismo que hizo Jesús: formaríamos un equipo de trabajo espiritualmente operativo, me esfuerzo, me gasto pero no alcanza con que lo hago yo solo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LOS RIQUEZAS DEL PLENO ENTENDIMIENTO


riquezas-espirituales2

Colosenses 2:2-3  Hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento,  a fin de conocer el misterio de Dios el Padre,  y de Cristo,  en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

El entendimiento está entenebrecido.

Está velado, hay un velo que lo oscurece.

2 Corintios 4:4  El dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos,  para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo,  el cual es la imagen de Dios.

Efesios 4:18  Teniendo el entendimiento entenebrecido,  ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay,  por la dureza de su corazón.

Tiene que haber revelación.

El velo tiene que ser corrido para que resplandezca una luz que ilumine el entendimiento.

Efesios 1:17-18  Para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo,  el Padre de gloria,  os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él,  alumbrando los ojos de vuestro entendimiento…

Necesitamos una sabiduría y una inteligencia espiritual

Efesios 1:8  Que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia.

Colosenses 1:9  No cesamos de orar por vosotros,  y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual.

Necesitamos revelación acerca de dos grandes misterios

Salmo 42:6-7  Dios mío,  mi alma está abatida en mí,

 Me acordaré,  por tanto,  de ti… Un abismo llama a otro a la voz de tus cascadas;  Todas tus ondas y tus olas han pasado sobre mí.

Hay dos grandes abismos

Dos grandes misterios, uno llama al otro:

  • el conocimiento que el hombre debe tener de Dios y
  • el conocimiento que el hombre debe tener de sí mismo.

Estos conocimientos están muy unidos y enlazados entre sí, cada uno precede y enriquece al otro. Nadie se puede contemplar a sí mismo sin que al momento se sienta impulsado a considerar a Dios.

Estando arraigado en nosotros el orgullo y soberbia siempre nos tenemos por justos, perfectos, sabios y santos, a no ser que con manifiestas pruebas seamos convencidos de nuestra ignorancia, vanidad, pobreza, perversidad y corrupción que nos son propias.

El conocimiento de nosotros mismos, nos aguijonea para que busquemos a Dios, y nos lleva como de la mano para que lo hallemos. Reconocemos que en ninguna otra parte, sino en Dios, hay sabiduría, virtud y perfecta abundancia de todos los bienes; por lo cual nos vemos impulsados por nuestra miseria a buscar los tesoros que hay en Dios.

Esa misma revelación de Dios nos conduce a un mayor conocimiento de nosotros mismos. Si luego de contemplar el rostro de Dios y su perfección, con humildad descendemos  a considerarse a sí mismo.  No nos convenceremos si no consideramos primero a Dios el cual es la sola regla con que se debe ordenar y regular nuestro juicio.

El orden correcto y saludable para una vida agradable a Dios es primero conocerle a Él, porque de lo contrario sin este conocimiento, todo conocimiento que se origina en el  hombre,  fracasará.

Oseas 6:1-3 Venid y volvamos a Jehová; porque él arrebató, y nos curará; hirió, y nos vendará. Nos dará vida después de dos días; el tercer día nos resucitará, y viviremos delante de él. Y conoceremos, y proseguiremos en conocer a Jehová; como el alba está dispuesta su salida, y vendrá a nosotros como la lluvia, como la lluvia tardía y temprana a la tierra.

Dios quiere que nos acerquemos a Él para darse a conocer y hacernos entender

Hebreo 4:14-16 Acerquémonos con confianza al trono de nuestro Dios amoroso para que el tenga misericordia de nosotros y en su bondad nos ayude en la hora de necesidad.                                              

Salmo 25:14 La comunión íntima de Jehová es con los que le temen, y a ellos hará conocer su pacto.

Salmo 32:8 Te haré entender y te enseñaré el camino que debes andar, sobre ti fijaré mis ojos

 

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Con cuanto amor nos ama el Padre


abrazo-padre

Uno de los temas que se desarrollan transversalmente en toda la epístola a los efesios es el tema del amor.

Es un tema que tiene su misterio.

A simple vista hablar de amor resulta algo romántico, positivo, esperanzador, pero podemos intuir que hay algo más profundo mucho más allá de esa cáscara superficial.

La carta a los efesios comienza hablando del Padre.

  • El amor del Padre

Efesios 1:4-6

  • nos escogió para ser santos y sin mancha
  • nos predestinó por el puro afecto de su voluntad
  • por su gracia nos hizo acepto en el Amado

Es primero un amor de elección

El Padre es quién nos diseñó por el afecto puro de su voluntad.

Ese diseño se distorsionó por el pecado.

A pesar de eso nos escogió para ser santos y sin mancha

Luego es un amor de aceptación

Nos acepta como somos, con nuestro carácter, nuestra debilidad.

Porque el mira lo que El diseñó.

No lo que somos sino en lo que nos vamos convirtiendo

Tiene que haber mucha rebeldía, mucha incredulidad para poder escapar de esta gracia obrando en tu vida, porque esta gracia te persigue para hacerte bien.

Luego un amor de redención

En quien tenemos redención por su sangre

El perdón de pecados

Conforme a las riquezas de su gracia, que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia

Es un amor eterno

No hay nada que hagas que te pueda amar más, ni ningún error que cometas que te pueda amar menos.

Tu victoria sobre el pecado determinará la profundidad de comunión que podrás disfrutar pero no pone en juego la medida de su amor.

Jeremías 31:3  Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo,  diciendo: Con amor eterno te he amado;  por tanto,  te prolongué mi misericordia.

 

  • El amor del Hijo

Después del amor del Padre viene el amor del Hijo.

Parecería que es algo sencillo y simple

Es algo que va más allá de lo que mi mente y mis sentidos pueden percibir.

Detengámonos a considerar el proceso por el que alcanzamos a comprender el amor de Cristo.

Efesios 3:18  Puedan comprender,  junto con todos los santos,  cuán ancho y largo,  alto y profundo es el amor de Cristo.

No lo puedo comprender sólo, tenemos que ponernos de acuerdo todos los santos para alcanzar ese conocimiento.

Consideremos el proceso:

Efesios 3:16-18

Conforme a las riquezas en gloria.

Ser fortalecidos con poder hombre interior

Para que por la fe habite Cristo

A fin de que arraigados y cimentados en amor

Seamos capaces de comprender con todos los santos amor de Cristo

Tenemos que cuestionarnos si realmente comprendemos: ¿qué es el amor de Cristo?

Cuando leemos en:

Romanos 8:35-19

¿Quién me separará del amor de Cristo…?

Tribulación, angustia, persecución, hambre, desnudez, peligro, espada

Estoy muerto todo el tiempo como oveja al matadero

Somos más que vencedores

Ni la muerte, ni la vida,

Ni ángeles, ni principados, ni potestades,

Ni lo presente, ni lo por venir,

Ni lo alto, (el renombre) ni lo profundo, (los misterios)

Ni ninguna otra cosa creada

Nada nos podrá separar del amor de Dios en Cristo Jesús

El amor de Cristo me provee identidad espiritual

Nada me puede separar del amor de Cristo porque hay dos decisiones cruciales en mi corazón:

  • Me considero muerto todo el tiempo como oveja que va al matadero 
  • Me hizo más que vencedor por medio de este amor

¿Qué significa: “más que vencedor”?

El vencedor es aquel que tiene todos los méritos por alcanzar esa victoria. El que es más que vencedor es el que vence pero por los méritos de otro.

El que pelea es el otro pero recibimos los beneficios de su victoria.

 Es un amor de provisión: Romanos 8:32

No escatimó a su propio Hijo con él nos dio TODAS las cosas

En Cristo Dios ya hizo todo, nos dio todas las cosas.

Es una transferencia de vida total para una transformación paulatina pero poderosa.

Es un amor de intercesión: Romanos 8:33-34

Quién te acusará, quién te condenará

El murió, resucitó y está sentado intercediendo por nosotros.

 

  • El amor del Espíritu Santo

Es un amor de capacitación. Romanos 8:26

Nos ayuda en nuestra debilidad.

Nos hace ministros competentes. (2 Corintios 3:6)

Es un amor de delegación.  Hechos 1:8

Nos da poder para ser testigos

Nos da autoridad para hacer milagros  (Mateo 28:18-20, Marcos 16:17-18)

 

  • Este amor nos constriñe

2 Corintios 5:14-20

Para que los que viven,  ya no vivan para sí,  sino para aquel que murió y resucitó por ellos.

Y nos dio el ministerio de la reconciliación;

Y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.

Somos embajadores en nombre de Cristo,  como si Dios rogase por medio de nosotros;  os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.

El amor de Cristo nos constriñe (apremia) nos aprieta

El murió para que ya no vivamos más para nosotros mismos.

El amor se traduce en hechos.

Somos embajadores: reconciliemos a los hombres con Dios.

 

 

 

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LOS TRATOS DE DIOS


limites-de-padres

LA CORRECCIÓN DE DIOS

Jeremías 10:24-25

Castígame con juicio no con furor

Derrama tu enojo sobre los pueblos que no te conocen.

Miqueas 7:9  He pecado contra el Señor, y por eso soportaré su enojo; mientras tanto, él juzgará mi causa y me hará justicia.

El Señor me llevará a la luz, me hará ver su victoria.

Podemos diferenciar dos tipos de tratos de Dios

  • Dios castiga la maldad de los impíos

Aquellos que no son piadosos, que no tienen piedad. Piedad es otra de las palabras que se deforman con el tiempo, el término bíblico, piedad es devoción, adoración, que quiere agradar a Dios)

La corrección es necesaria para que procedan al arrepentimiento, para que le conozcan. El corazón duro, el entendimiento que está cegado se abre cuando uno pasa por alguna crisis.

  • Dios corrige y disciplina a sus hijos.

Nosotros corregimos a nuestros hijos según nuestro juicio y humor.

Y a nosotros ¿quién nos corrige?

Muchas veces le echamos la culpa a Satanás de todo, pero es darle más trascendencia de la que tiene, nada puede contra nosotros.

Es Dios quien trata con nosotros, pero nos cuesta mucho admitir que es Dios quién nos disciplina.

Tenemos que tener la humildad y la valentía de reconocer  que es Dios quién nos disciplina

Pueden parecer palabras muy duras, muy extrañas de oír, hoy; pero el hombre y la mujer que conoce el amor de Dios lo puede entender.

Hebreos 12:5-12 Hijo mío,  no menosprecies la disciplina del Señor, ni desmayes cuando eres reprendido por él; Porque el Señor al que ama,  disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo. Si soportáis la disciplina,  Dios os trata como a hijos;  porque  ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?  Pero si se os deja sin disciplina,  de la cual todos han sido participantes,  entonces sois bastardos,  y no hijos. Por otra parte,  tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban,  y los venerábamos.  ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus,  y viviremos?  Y aquéllos,  ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía,  pero éste para lo que nos es provechoso,  para que participemos de su santidad. Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo,  sino de tristeza;  pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.

Job 5:17  He aquí,  bienaventurado es el hombre a quien Dios castiga; por tanto,  no menosprecies la corrección del Todopoderoso.

Proverbios 3:11  No menosprecies,  hijo mío,  el castigo de Jehová, ni te fatigues de su corrección.

Dios le tuvo que decir a Judá

1 Reyes 12:24 Esto lo he hecho yo.

Una de las disciplinas más duras a Israel, cuando dividió a Israel, con consecuencias hasta el día de hoy en Judá (judíos) y el reino del Norte (antepasados de los palestinos).

Hay dos tipos de respuestas ante las pruebas

  • Las que cierran sus oídos en la corrección y endurecen su corazón (como el huevo ante el calor de la prueba)

Jeremías 17:23  Pero ellos no oyeron,  ni inclinaron su oído,  sino endurecieron su cerviz para no oír,  ni recibir corrección.

Sofonías 3:2  No escuchó la voz,  ni recibió la corrección;  no confió en Jehová,  no se acercó a su Dios.

  • Los que abren su oído y ablandan el corazón (como la papa ante el calor de la prueba)

Proverbios 15:32  El que tiene en poco la disciplina menosprecia su alma; mas el que escucha la corrección tiene entendimiento.

Deja que cada circunstancia se introduzca hasta lo más profundo de tu corazón para que te sirva de consuelo: Cada cosa es hecha por Dios. En la medida que veas a Dios en cada circunstancia difícil se encargará de sanar las heridas que estas circunstancias te produjeron.

Oseas 6:1  Venid y volvamos a Jehová;  porque él arrebató,  y nos curará;  hirió,  y nos vendará.

CLAMOR DEL HOMBRE

Es grato a los oídos de Dios cuando percibimos el peso de nuestro de pecado, cuando confesamos nuestro deseo de se santos

Hebreos 12:4  Porque aún no habéis resistido hasta la sangre,  combatiendo contra el pecado.

David nos da un profundo ejemplo

Salmo 51:1-4, 10-12  Ten piedad de mí,  oh Dios,  conforme a tu misericordia; conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones. Lávame más y más de mi maldad, y límpiame de mi pecado. Porque yo reconozco mis rebeliones, y mi pecado está siempre delante de mí. Contra ti,  contra ti solo he pecado, y he hecho lo malo delante de tus ojos; para que seas reconocido justo en tu palabra, y tenido por puro en tu juicio. Crea en mí,  oh Dios,  un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí. No me eches de delante de ti, y no quites de mí tu santo Espíritu.  Vuélveme el gozo de tu salvación, y espíritu noble me sustente.

Cuando estamos bajo aflicción nuestra comunión con Dios es completa y encontramos allí nuestra bendición.

Hay un camino mejor que la disciplina.

1 Corintios 11:31-32  Si,  pues,  nos examinásemos a nosotros mismos,  no seríamos juzgados; mas siendo juzgados,  somos castigados por el Señor,  para que no seamos condenados con el mundo.

Examinarnos a nosotros mismos, oír la voz de Dios.Uno de los grandes impedimentos para nuestro crecimiento es la falta de autocrítica, la gran dificultad que tenemos de conocernos a nosotros mismos.

Tenemos mucha dificultad para aprender a percibir a Dios en los momentos de tristeza y de dificultad.

Lucas 24:32  Y se decían el uno al otro:  ¿No ardía nuestro corazón en nosotros,  mientras nos hablaba en el camino,  y cuando nos abría las Escrituras?

OIR LA VOZ DE DIOS

Jesús le pide a la iglesia de Laodicea que oiga su voz y abra la puerta Apocalipsis 3:20

Muchos quieren oír la voz de Dios filtrada a través de otros no quieren la responsabilidad de oír directamente la voz de Dios, esto ya ocurría  antiguamente

Deuteronomio 5:25 -27 Si oyéremos otra vez la voz de Jehová nuestro Dios,  moriremos. Porque  ¿qué es el hombre,  para que oiga la voz del Dios viviente que habla de en medio del fuego,  como nosotros la oímos,  y aún viva? Acércate tú,  y oye todas las cosas que dijere Jehová nuestro Dios;  y tú nos dirás todo lo que Jehová nuestro Dios te dijere,  y nosotros oiremos y haremos.

El problema es que en el corazón del hombre se oyen muchas voces y todas quieren hacerse pasar por Dios, son suaves y prometen mucho.

Ezequiel 13:7-8  ¿No habéis visto visión vana,  y no habéis dicho adivinación mentirosa,  pues que decís: Dijo Jehová,  no habiendo yo hablado? Por tanto,  así ha dicho Jehová el Señor:  Por cuanto vosotros habéis hablado vanidad,  y habéis visto mentira,  por tanto,  he aquí yo estoy contra vosotros,  dice Jehová el Señor.

Jeremías  7:13  Ahora,  pues,  por cuanto vosotros habéis hecho todas estas obras,  dice Jehová,  y aunque os hablé desde temprano y sin cesar,  no oísteis,  y os llamé,  y no respondisteis;

Dios llama a su pueblo a una vida de íntima relación

Cada vez que rehusamos esa llamada el corazón  se enfría más y más,

No desechen al que habla

Hebreos 12:25 Mirad que no desechéis al que habla.  Porque si no escaparon aquellos que desecharon al que los amonestaba en la tierra,  mucho menos nosotros,  si desecháremos al que amonesta desde los cielos.

Sus ovejas oyen su voz.

Juan 10:27  Mis ovejas oyen mi voz,  y yo las conozco,  y me siguen.

Juan 8:47  El que es de Dios,  las palabras de Dios oye.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

DOBLO MIS RODILLAS ANTE EL PADRE


orando-rodillas

Uno de los aprendizajes importantes que podemos encontrar en las cartas de Pablo es el poder aprender de la forma en que Pablo oraba por sus discípulos.

Efesios 3:14  Doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo.

 ¿De qué forma tengo que orar por los demás?

Efesios 3:16-17  para que os dé,  conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones.

 Para que sean fortalecidos en su hombre interior.

Tenemos dos opciones para nuestro ser interior ¿un ser interior debilitado o un ser interior fortalecido?

 ¿Cuál es la fortaleza que necesitamos?

Necesitamos poder del Espíritu.

¿Dónde encontramos ese poder?

Lo puedo encontrar en mi comunión con mi hermano.

Lo puedo encontrar en las diferentes actividades de la iglesia.

Eso no está mal, pero lo que en realidad está pasando es que estoy viviendo de la comunión que otros tienen con Dios.

Mi responsabilidad y esa debe ser mi oración por mis hermanos es que el Padre me dé esa fortaleza interior conforme a sus riquezas en gloria

¿Qué tengo que hacer para recibir de esas riquezas en gloria que tiene el Padre?

Juan 10:9-10 Yo soy la puerta; el que por mí entrare será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos… yo he venido para que tengan vida y para que la tengan en abundancia.

Hay riquezas en gloria que son nuestras y que es voluntad de Dios que las disfrutemos.

Hay una puerta: entramos una vez y luego tenemos libertad para entrar y salir.

Cristo es esa puerta, pero no sólo es la puerta. Cristo también es el Pastor que nos guía a esa vida de abundancia que hay en El.

¿Entonces donde tengo que buscar esa vida de abundancia, esas riquezas en gloria?

No es en la reunión, ni en la comunión con mi hermano es en la presencia de Dios.

Salmo 16:11 Me mostrarás la senda de la vida. En tu presencia hay plenitud de gozo. Delicias a su diestra para siempre.

Tengo que ir a tener comunión con mi hermano y con el resto de la familia espiritual alimentado por el Padre para proveer para los demás, no para recibir, ni para que me entretengan.

Tengo que estar en los lugares donde Dios muestra su gloria, donde Dios nos ministra su poder, no comunica sus riquezas en gloria sino vamos a andar en debilidad espiritual.

Dios no se manifiesta en todos los lugares de la misma forma.

Esto es muy lógico, Dios es una persona y cuando están dadas las condiciones el puede mostrar su intimidad con más libertad. Salvando las diferencias lo mismo nos ocurre a nosotros. Hay personas que sólo nos conocen superficialmente porque hasta ahí nos damos a conocer, cuando están dadas las condiciones podemos.

Salmo 25:14 La comunión íntima de Jehová es con los que le temen y a ellos hará conocer su pacto.

Nos encontramos con que hay diferentes profundidades en la comunión con Dios.

¿Cuáles son los lugares donde Dios nos dice que El habita?

  • Corazones quebrantados

Isaías 57:15 Yo habito en la altura y la santidad,  y con el quebrantado y humilde de espíritu,  para hacer vivir el espíritu de los humildes,  y para vivificar el corazón de los quebrantados.

  • Nuestro lugar secreto

Mateo 6:6 Mas tú,  cuando ores,  entra en tu aposento,  y cerrada la puerta,  ora a tu Padre que está en secreto;  y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. 

  • La alabanza

Salmo 22:3 Tú que habitas entre las alabanzas de Israel.

Mateo 21:16 comparar Salmo 8:2 Perfeccionas la alabanza para hacer callar al enemigo y vengativo.

  • En la unanimidad de Su pueblo

Mateo 18:20 Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre,  allí estoy yo en medio de ellos. 

Hechos 2:1,4, 4:24,31 Cuando llegó el día de Pentecostés,  estaban todos unánimes juntos [… ] Y fueron todos llenos del Espíritu Santo […]  Y alzaron unánimes la voz a Dios […] Cuando hubieron orado,  el lugar en que estaban congregados tembló;  y todos fueron llenos del Espíritu Santo,  y hablaban con denuedo la palabra de Dios. 

  • En el servicio

Mateo 25:35-36,40 Porque tuve hambre,  y me disteis de comer;  tuve sed,  y me disteis de beber;  fui forastero,  y me recogisteis; estuve desnudo,  y me cubristeis;  enfermo,  y me visitasteis;  en la cárcel,  y vinisteis a mí […] Y respondiendo el Rey,  les dirá:  De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños,  a mí lo hicisteis.

Hay dos consecuencias muy claras de un encuentro con el Señor:

REVELACION Y TRANSFORMACION

De esto se trata mi vida devocional.

Es loa que nos enseña el Padrenuestro :

  • Tiene que haber una revelación del padre y de su propósito.
  • Tiene haber una revelación de mí mismo y de necesidad.
  • Tiene que haber una revelación de mi hermano y de su necesidad.

Orar es un acto que refleja mi dependencia o autosuficiencia delante de Dios

Lo que soy delante de Dios es la medida de lo que soy en mi vida de oración

Padre nuestro que estás en los cielos.

El lugar de nuestro encuentro con nuestro padre es en el cielo frente al trono de Dios. Los dos estamentos que siguen tienen que ver con esta revelación que debe ocurrir en nuestra vida devocional.

Santificado sea tu nombre

La primera transferencia que se debe producir es desde el corazón de Dios a mi corazón.

Tengo que recibir el dolor del corazón de Dios porque su nombre es manchado, porque su nombre no es santificado como corresponde.

Revelación: recibo el celo de Dios que es el motor para todo servicio al Señor.

Lo primero que ocurre es que mi yo sale del centro de la oración, desde aquí la oración ya no es para mí es para Dios.

Que su nombre sea levantado.

Que su iglesia tenga la gloria que El depositó.

Que sea una luz asentada sobre el monte.

Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo

Es la esencia del padrenuestro.

A) En el cielo es donde se hace la voluntad de Dios.

Revelación: el cielo: mi morada, lugar deseable, mi destino, soy peregrino y extranjero estoy trabajando para mi ciudad celestial y no para mi ciudad terrenal

Quiero retener mi corona     

Es mía no quiero que Satanás me la robe.   Apocalipsis 3:11

Quiero velar por su venida

Que a me pueda decir con mi familia y hermanos

Mateo 25:21,34 Buen siervo y fiel, entra en el gozo del Señor, hereda el reino.    

B) Es indispensable que se haga la voluntad de Dios en la tierra.

Esto me conecta con lo que viene: venga tu reino

Tiene que haber revelación pero además tiene que haber transformación sino no es devoción. El reino de Dios me transforma como a Zaqueo en el árbol  me dispongo a dar todo lo que tengo

El gran reproche de Jesús a los que no se dejan transformar por el reino de Dios: Mateo 7:21-23

Si nosotros tendríamos que transcribirlo lo haríamos de otro modo, diríamos:   nunca me conociste.

Sin embargo el reproche es: NUNCA LOS CONOCÍ

Lo que Jesús les reclama es que nunca le abrieron realmente el corazón, su relación con ellos sólo fue superficial

Dios honró su palabra, obró sanando, liberando demonios pero Jesús nunca los conoció.

Lástima que su van a dar cuenta demasiado tarde.

Mateo 6:10 Venga a nosotros tu reino, hágase en nosotros tu voluntad.

Hay transformación en nuestra vida íntima con el Señor cuando es la relación entre alguien que lo tiene y lo puede todo, con alguien que lo necesita todo.

Tengo que venir delante de él confesando que hay áreas en mi vida donde no se hace tu voluntad  clamando que venga tu reino.

No sólo es cuestión de ser consciente de mi necesidad sino el ser consciente de la abundancia de Dios.

Ser consciente de mi necesidad es quebrantamiento y es un parte del proceso, fe es ser igualmente consciente de la provisión que tenemos en Dios.

Cuando vengo a la presencia de Dios necesitado tengo revelación de la provisión de Dios en Cristo Jesús para mi vida.

¿Qué necesito, todo lo que realmente es una necesidad para mi vida  tengo una provisión en Cristo?

Me falta más misericordia más compasión para con los demás ¿Dónde la voy a encontrar?

Salmo 23

En lugares de delicados pastos me hará descansar

Junto a aguas de reposo me pastoreará

Confortará mi alma

Me guiará por sendas de justicia

Tu vara y tu cayado me infundirán aliento

Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores

Unges mi cabeza con aceite, mi copa está rebozando

El bien y mi misericordia me seguirán todos los días de mi vida

¿Está tu copa rebozando?

¿Tienes plenitud de gozo?

¿Tienes vida abundante?

Dios quiere que seamos llenos de la plenitud de Dios

El Padre tiene riquezas en gloria que está dispuesto a compartir

Necesitamos recibir de esas riquezas en gloria

Para que Cristo habite por la fe en nuestros corazones.

Para que podamos comprender y conocer el amor de Cristo.

Para que seamos llenos de la plenitud de Dios.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

UN PODEROSO MOVER DE DIOS PARA EL 2017


2017

Dios deja cosas inconclusas.

No por capricho, por descuido o por incapacidad.

Dios se propone enseñarnos a través de ellas.

Jueces 3:1-2 Estas,  pues,  son las naciones que dejó Jehová para probar con ellas a Israel,  a todos aquellos que no habían conocido todas la guerras de Canaán; solamente para que el linaje de los hijos de Israel conociese la guerra,  para que la enseñasen a los que antes no la habían conocido:

Dios quería que los que no participaron de la guerra pudieran aprender a hacer la guerra.

Dios necesita hacer cosas nuevas.  (*)

Andar en novedad de vida. Romanos 6:4

Dios lo hizo ayer y quiere hacerlo otra vez.

Incluso, mucho más porque la gloria postrera será mayor que la primera.

 

Estamos inmersos en un medio muy agresivo.

El sistema social-político-económico es un sistema perverso.

Está destinado a que las instituciones exploten a los hombres. Es un sistema destinado a quebrantar y destruir vidas.

 

Hay dos reacciones posibles:

No pecamos, no molestamos

Nos encapsulamos.

Dejamos lo religioso circunscripto a lo que hacemos en estas cuatro paredes, nos sentimos bien juntos.

Hoy hasta tenemos acomodado a Dios en nuestras vidas.

Hay espacio que Dios puede ocupar y otros que no lo dejamos ocupar.

No alcanza con sólo reunirnos los Domingo.

Dios necesita una iglesia militante, sacarnos de este encapsulamiento que determina nuestra acomodada forma de vida.

Es muy peligroso este proceso de acomodarnos.

Dios primero nos advierte después actúa.

Para salir de este estado de comodidad necesitamos sacrificar muchas cosas.

 

La otra opción es:

  • Ser una alternativa.

Nuestras vidas los tienen que afectar.

Nuestro testimonio los tiene que molestar

Hechos 17:6  Estos que trastornan el mundo entero también han venido acá.

Nuestra paz  y el poder de nuestro testimonio tiene que trastornar a la sociedad

¿Por qué no trastornamos a lo que nos rodean?

No somos una alternativa, somos más de lo mismo.

El cristianismo que hoy vivimos no es  cristianismo

No es el cristianismo de los primeros tiempos que nos sirve como ejemplo, como modelo

Tampoco es el cristianismo de los últimos tiempos.

Un cristianismo más desafiado.

Mucho más comprometido, más jugado

Somos llamamos a aplastar al diablo

Somos llamados a que las puertas del infierno no prevalecerán

 

Necesitamos un poderoso mover de Dios

Para que ese nivel de unción y esa vida victoriosa llena de la paz del Señor impacte, incomode y ponga en un verdadero conflicto espiritual a los demás, necesitamos un poderoso mover de Dios en medios nuestro.

 

Un mover de Dios que levante a un pueblo que sea espiritualmente mucho más agresivo

  • con las huestes espirituales de maldad,
  • con las enfermedades,
  • agresivo con la injusticia,
  • agresivo para la conversión de quienes están sometidos por el enemigo.

Mateo 11:12 El reino de los cielos sufre violencia,  y los violentos lo arrebatan.

Es una violencia y una agresividad espiritual que es la única manera de llegar a quienes Dios tiene adormecido en la más profunda indiferencia y desesperanza.

 

Por eso es necesario un poderoso mover de su Espíritu.

El mover del Espíritu hoy se circunscribe en lo que pasa en las reuniones, en los retiros, etc.

Sigamos procurando tener reuniones llenas del poder del Espíritu, pero Dios quiere provocar un mover de su Espíritu  con el que podemos impactar al mundo

Dios está llamando un pueblo que se decida a ejercer autoridad, hollar serpientes, liberar demonios, resucitar muertos, sanar enfermos de sida.

 

  1. a) Tenemos que procurar estar en contacto con la acción sobrenatural de Dios.

Tengo que buscar ese continuo nivel de asombro.

Lucas 5:8   Viendo esto ( la pesca milagrosa) Simón Pedro,  cayó de rodillas ante Jesús,  diciendo:  Apártate de mí,  Señor,  porque soy hombre pecador.

El contacto con el poder de Dios me tiene que conducir a sus pies.

 

  1. b) Tengo que ordenar mi vida para que Dios y su obrar ocupe el primer lugar.

Ordenar mi vida, es ordenar mi agenda

Tengo que disponer de un tiempo diario dedicado a la devoción a Dios.

Tengo que disponer de un tiempo diario dedicado al servicio, a hacer la obra de Dios, evangelizar, visitar, llamar por teléfono.

 

  1. c) Tengo que ocuparme de la calidad del testimonio

Porque estas señales seguirán a los que creen.

El creer no es sólo algo interior es algo que se torna visible,  la fe se la demuestra en nuestros actos,

Si creo, me tengo que mover y las señales me seguirán

Dios no obra si encuentra corazones satisfechos

La peor condición de un Hijo de Dios es sentirse satisfecho.

Dios mira los corazones.

Si te ve satisfecho pasa de largo.

No vino para los sanos sino para los necesitados.

Dios obra cuando encuentra corazones ardiendo

Si te ve con hambre y con sed

Dios se entusiasma y dice: yo quiero saciar esa insatisfacción

Todos los grandes hombres de Dios, fueron útiles tuvieron hambre y sed, porque estaban insatisfechos

Salmo 145:18-19 Cercano está Jehová a todos los que le invocan,  A todos los que le invocan de veras.  Cumplirá el deseo de los que le temen;  Oirá asimismo el clamor de ellos,  y los salvará.

  • Hacen falta corazones insatisfechos hasta el dolor

Hebreos 12:4 no hemos llegado hasta la sangre en su lucha por el pecado.

 

  • Hacen falta corazones ardientes

Isaías 26:9 Con mi alma te he deseado en la noche,  y en tanto que me dure el espíritu dentro de mí,  madrugaré a buscarte;  porque luego que hay juicios tuyos en la tierra,  los moradores del mundo aprenden justicia.

 

  • Hacen falta corazones que eleven un clamor al trono de Dios

Ex. 2:23,3:7 He oído su clamor a causa de sus exactores;  pues he conocido sus angustias.

 

CONCLUSION

 

Esto recibí del Señor: pedirle a la congregación que clame

 

Hebreos 5:7 Y Cristo,  en los días de su carne,  ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte,  fue oído a causa de su temor reverente.

 

Judas 1:3 Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.

 

Necesitamos un mover de Dios en nuestras vidas.

Necesitamos algo sustancioso para darles a todos aquellos necesitados.

Necesitamos autoridad para encararlos.

Necesitamos agresividad para impactarlos.

Necesitamos contenido para conducirlos a Dios.

 

 

 

(*) “Dios quiere hacer cosas nuevas” o “Dios ya hizo todas las cosas nuevas”

Son dos realidades verdaderas en planos espirituales distintos.

En el plano eterno (no hay tiempo y espacio) ya estamos sentados en lugares celestiales, somos santos y somos salvos.

En el plano temporal, hay un proceso que se desarrolla paulatinamente.

Estamos siendo transformados hasta alcanzar la imagen de Cristo.

 

Este es un problema  típico de incomunicación cuando se habla de las cosas espirituales. Uno habla en uno de los plano y el otro le responde en el otro plano, y se convierte en un diálogo de sordos. Incluso conozco a personas expertas en explotar esta dicotomía.

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario