Definición de la visión congregacional


faro

La necesidad de unificar la visión

Necesitamos que todos vayamos en la misma dirección. Es una de los servicios que tiene que hacer el gobierno de la congregación para que no haya desavenencias entre nosotros.

Si cada uno va en la dirección que se le antoja, perdemos fuerza y produce confusión.

Todos tenemos que tener la misma visión de lo que queremos alcanzar.

La misma mirada.

Todos tenemos que tener la mirada en el faro que está a la entrada del puerto. El faro unifica la visión y todos los barcos se dirigen en ese sentido, independiente si es de noche, si hay niebla o si es un día diáfano.

De la misma manera, algunos verán con más o menos claridad el camino que marcamos pero lo siguen, mucho más dañino para la congregación y para la obra que Dios está haciendo es que cada uno vaya por su propio camino.

La visión tiene que ser definida, no puede ser incierta.

La visión tiene que ser aceptada por todos, aun cuando estemos de acuerdo en mayor o menor medida.

Esta visión tiene que ser actualizada, es dinámica. Y tienen que haber caminos para que cada uno tenga posibilidad de hacer sus aportes y modificarla.

Una visión aceptada por todo, genera expectativas y se transforme en pasión y en misión.

Cuatros  hombres estaban cavando una zanja con diferentes medida de entusiasmo.

A uno sólo le habían pedido que cavara una zanja.

A otro le habían pedido que cavara la zanja para levantar un pared.

A otro le explicaron que la pared que iban a levantar iba a ser parte de una casa majestuosa, muy especial.

Y otro le explicaron que esa casa majestuosa iba a ser un lugar donde si iba a congregar el pueblo de Dios para adorar.

Diferencia entre visión y propósito

El propósito de Dios es eterno, es el mismo ayer, hoy y mañana.

Tiene que ver con la intención del corazón de Dios.

La visión tiene que ver con las cosas que Dios quiere hacer en el futuro.

Tiene que ver con las cosas que hoy no existen pero son una realidad concreta que Dios quiere concretar en el futuro

La visión es dinámica, se tiene que actualizar.

Es la consecuencia del diagnóstico de la realidad que hoy vivimos y de lo que Dios quiere hacer conforme a su propósito eterno.

El análisis de la realidad que hoy vivimos debe comenzar con un honrar a Dios por lo que está haciendo, esto entra en conflicto con nuestra mentalidad crítica que es la primera reacción de nuestra carne ante las cosas que faltan. Dios siempre está obrando y tenemos que reconocer y agradecer por lo que si está. Otro factor es que al analizar la realidad con los ojos de Dios para El es de suma importancia que no se siembre el desanimo. Lo mas valioso para Dios es el ánimo de los obreros. Tenemos que ser muy cuidadosos de no desanimar a los que están pagando un precio, a los que están al frente haciendo un sacrificio. Teniendo en cuenta estas dos cosas; honrar lo que Dios hace y no desanimar a los que están al frente sino por el contrario alentarlos. Estamos en condiciones de encarar con buen ánimo las cosas que tenemos que mejorar.

Dios avanza, para hacerlo tiene que revelarte una visión, una mirada de lo que quiere hacer en tu vida y en tu congregación en los próximos años.

El por qué hacemos las cosas nos conduce al cambio

Si pierdes el por qué pierdes el cómo

Tenemos un mensaje irresistible pro tenemos iglesia resistible

Dios dejo la iglesia en nuestras manos.

La visión define objetivos claros para alcanzarla

Necesitamos definir los procesos, los sistemas para alcanzar esos objetivos

Esos objetivos nos tienen que definir metas que puedan ser medidas.

Manera que haya una supervisión del proceso, si vamos alcanzando las metas, que replanteos que cambios tenemos que hace.

Actualización de la visión

Esta visión está definida por objetivos concretos, que todos nos comprometemos a trabajar para que la visión se concrete.

Como la visión es dinámica los objetivos son dinámicos y deben ser reactualizados y reexplicítados continuamente.

Al actualizarlos se genera nuevas expectativas.

Hemos recibido del ministerio apostólico cuatro objetivos centrales a lo que debe apuntar la acción congregacional.

  • Ser pescadores de hombres
  • Hacer discípulos
  • Formar obreros
  • Plantar iglesias

Esta visión está definida en términos teológicos y pastorales.

Una de las tareas a la que estamos abocados es la traducir estos elementos de la visión para que sean comprensibles y asequibles para todos, aún para los nuevos convertidos, que pueda ser expresada  en términos sencillos y comprensibles.

Pescadores de hombres          (Buscar lo perdido)

Que todas las personas sean salvas que conozcan a Dios pero que reconozcan el gobierno de Dios sobre sus vidas.

No sólo creyentes sino discípulos.

Señorío de Cristo

Acciones que conllevan este objetivo son:

  • Buscar a los perdidos, apartados y decepcionados
  • Recibir a los nuevos con una agradable experiencia
  • congregacional (Domingos y Eventos)

Hacer discípulos             (Desarrollar el potencial de cada uno)

Dios nos pide a cada uno de sus discípulos que hagan discípulos.

Que nos convirtamos en padres espirituales.

El discipulado se desarrolla en relaciones personales y en grupos pequeños.

El objetivo del discipulado es que la semejanza a Cristo.

Hay una enseñanza integral en todas las áreas de la vida: enseñar a vivir.

Pero hay algo más Dios se propone presentar perfecto a todo hombre, que todos alcancemos la plenitud del entendimiento, que todos alcancemos la plenitud de Dios.

Acciones que conllevan este objetivo son:    

  • Capacitar a los discipuladores. Animo y contenidos.
  • Capacitar a los responsables de grupos pequeños

Formación de obreros             (aportar la diferencia)

Que alcancen su propósito para el cual fueron diseñados con dones y gracia para ser efectivos.

Que todos los discipuladores sigan siendo capacitados para seguir creciendo en compromiso  y gracia para el desarrollo de los ministerios especiales: apostólico, profético, evangelístico, y pastoral.

Nuestro proceso de crecimiento sería: Creyente – Discípulo – Padre – Responsable grupo – Ministerio especial

Cada discípulo tiene dos desafíos en los que tiene que crecer:

  • Evangelizar para convertirse en padres espirituales.
  • Servir en diferentes áreas de servicio para el desarrollo de ministerios especiales (APEP)

Acciones: 

  • Desarrollo de un programa de crecimiento personal
  • Desarrollo de crecimiento de los ministerios especiales APEP

Expansión del reino del Dios

(Extender  nuestra influencia  a nuevos ambientes)

Dios nos encomendado que trabajemos para el crecimiento del reino, no sólo para el crecimiento de la Iglesia o nuestra congregación.

El crecimiento del reino no sólo implica el crecimiento numérico, sino el crecimiento en las manifestaciones sobrenaturales.

El crecimiento implica la extensión a otras localidades y regiones, cómo Jesús y los discípulos nos dieron ejemplo-

Otro factor a desarrollar es el permear a toda la sociedad de los valores del reino como sal y luz del mundo.

Acciones:

  • Plantar iglesias, viajes al interior
  • Involucrarse en diferentes ONG y acciones políticas y sociales para ser luz y sal de la sociedad.

Definamos los cuatros objetivos que definen la visión:

Buscar lo perdido

Desarrollar el potencial

Aportar la diferencia

Extender  nuestra influencia  a nuevos ambientes

 

Buscar                                                    Bu D Ap E

Desarrollar

Aportar

Extender

Conclusión

Colosenses 1:28-2:3  A quien anunciamos,  amonestando a todo hombre,  y enseñando a todo hombre en toda sabiduría,  a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre; para lo cual también trabajo,  luchando según la potencia de él,  la cual actúa poderosamente en mí. Porque quiero que sepáis cuán gran lucha sostengo por vosotros,  y por los que están en Laodicea,  y por todos los que nunca han visto mi rostro;

  • para que sean consolados sus corazones,
  • unidos en amor,
  • hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre,  y de Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

Efesios 3:19-20  Conocer el amor de Cristo,  que excede a todo conocimiento,  para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios. Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos,  según el poder que actúa en nosotros.

 

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El discipulado y la gloriosa transformación de nuestras vidas


plena1

Estamos en un proceso de reactualización de las verdades centrales que nos han marcado como congregación.

Hemos recibido del ministerio apostólico cuatro objetivos centrales a lo que debe apuntar la acción congregacional.

  • Ser pescadores de hombres
  • Hacer discípulos
  • Formar obreros
  • Plantar iglesias.

Estamos abocados a desarrollar procesos no simplemente determinar lo que tenemos que hacer.

El mes pasado, hablamos del primer objetivo y lo presentamos de una forma que nos permita desarrollar esos procesos.

Hablamos de ir a buscar lo perdido.

Los inconversos, los apartados y los que se congregan pero desde una perspectiva religiosa.

Ahora quiero hablarte de hacer discípulos pero presentarlo desde otra mirada

Una mirada actualizada que suma a lo aprendido, para que los nuevos entiendan la necesidad de ser discipulados y los que se congregan con nosotros hace tiempo se puedan replantear si realmente son conscientes de las necesidad de seguir discipulándose encontrando nuevos desafíos en el hacerlo

Hacer discípulos

Dios nos encomienda a cada uno de sus discípulos que hagan discípulos.

Que nos convirtamos en padres espirituales.

El discipulado se desarrolla en relaciones personales y en grupos pequeños.

El objetivo del discipulado es que la semejanza a Cristo.

Hay una enseñanza integral en todas las áreas de la vida: enseñar a vivir.

Te quiero proponer que el discipulado es algo más que enseñanza y reuniones.

Por supuesto que lo incluye.

Discipular es liberar las ataduras emocionales y espirituales del pecado para que el discípulo alcance la libertad gloriosa de los hijos de Dios.

Es mucho más que seamos buenas personas y tengamos hermosas familias.

Lo incluye.

Es vivir en autoridad espiritual de manera que las tinieblas retrocedan por la ministración de nuestras familias.

Es mucho más que pagar el costo del discipulado. Lo incluye.

Discipular es conducir a las personas a una fortaleza espiritual que puedan sobreponerse victoriosamente sobre todas las tribulaciones.

Discipular es sanar todos los condicionamientos que nos impiden vivir en la plena libertad de los hijos de Dios. Romanos 8:21

Discipular es liberar el potencial de los demás

Nosotros nos conectamos con la gracia de Dios.

Renunciamos al pecado

Hacemos pacto

Desarrollamos la obediencia a la Palabra y la guía del Espíritu.

Sufrimos el costo de ser diferentes y andar a contramano de la sociedad.

Pero hay algo más

Somos libres de ataduras, debilidades y condicionamiento culturales y emocionales que no nos permiten acceder y disfrutar de su la plenitud que Dios ha diseñado para nosotros.

En Marcos 16:16 se habla de milagros, de la capacitación sobrenatural con la que el Espíritu nos perfecciona

Hay milagros de acción: con la palabra nuevas lengua, echar dominios y sanar.

Pero también hay milagros de protección que nos hablan del cuidado de Dios sobre nuestras vidas.

Dios produce una transformación sobrenatural.

Al que venciere

Nos viste de vestiduras gloriosas.

Nos provee de recursos sobrenaturales

Concede los deseos de nuestro corazón.

Nuestras vidas producen un tremendo impacto por la sola presencia de Dios en nosotros.

Te propongo que desde esta perspectiva pueda considerar estos pasajes de las Escrituras.

Colosenses 1:28-2:3  A quien anunciamos,  amonestando a todo hombre,  y enseñando a todo hombre en toda sabiduría,  a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre; para lo cual también trabajo,  luchando según la potencia de él,  la cual actúa poderosamente en mí. Porque quiero que sepáis cuán gran lucha sostengo por vosotros,  y por los que están en Laodicea,  y por todos los que nunca han visto mi rostro; para que sean consolados sus corazones,  unidos en amor,  hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento,  a fin de conocer el misterio de Dios el Padre,  y de Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

El apóstol no da testimonio que sostiene una gran lucha, trabaja luchando según toda la potencia que actúa poderosamente en él para:

  • Consolar los corazones de sus discípulos
  • Que estén todos unidos en amor
  • Alcancen todas las riquezas del pleno entendimiento para conocer el misterio del Padre y de Cristo

Es muchas más que unas simples lecciones recibidas hace mucho tiempo.

Efesios 3:19-20  Conocer el amor de Cristo,  que excede a todo conocimiento,  para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios. Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos,  según el poder que actúa en nosotros.

Apocalipsis 2:7  Al que venciere,  le daré a comer del árbol de la vida,  el cual está en medio del paraíso de Dios.

Apocalipsis 2:11  El que venciere,  no sufrirá daño de la segunda muerte.

Apocalipsis 2:17  Al que venciere,  daré a comer del maná escondido,  y le daré una piedrecita blanca,  y en la piedrecita escrito un nombre nuevo,  el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe.

Apocalipsis 2:26  Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin,  yo le daré autoridad sobre las naciones,

Apocalipsis 3:5  El que venciere será vestido de vestiduras blancas;  y no borraré su nombre del libro de la vida,  y confesaré su nombre delante de mi Padre,  y delante de sus ángeles.

Apocalipsis 3:12  Al que venciere,  yo lo haré columna en el templo de mi Dios,  y nunca más saldrá de allí;  y escribiré sobre él el nombre de mi Dios,  y el nombre de la ciudad de mi Dios,  la nueva Jerusalén,  la cual desciende del cielo,  de mi Dios,  y mi nombre nuevo.

Apocalipsis 3:21  Al que venciere,  le daré que se siente conmigo en mi trono,  así como yo he vencido,  y me he sentado con mi Padre en su trono.

Apocalipsis 21:7  El que venciere heredará todas las cosas,  y yo seré su Dios,  y él será mi hijo.

Le daré de comer del árbol de la vida

No sufrirá daño

Le daré de comer del maná escondido

Le daré un nombre (un carácter) nuevo

Le daré autoridad sobre las naciones

Confesaré su nombre delante del Padre y de los ángeles.

Lo haré columna de mi templo

Escribiré sobre él el nombre de Dios, de la ciudad de Dios y mi nombre nuevo.

Le sentaré conmigo en mi trono así como senté con mi Padre en su trono

Heredará todas las cosas.

Hay una gracia de Dios operando en nuestras vidas más allá de lo que podemos imaginar.

Somos llamados a potenciar la vida de quienes nos rodean

Nuestros hijos, discípulos y amigos están necesitando de nuestro estímulo.

Todos necesitan que afirmemos el valor y la potencialidad que tienen,

Hay una riqueza dispuesta por Dios para nosotros para que alcancemos toda la plenitud de Dios.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La diferencia entre una mente crítica y un corazón crítico


 

critica

A lo largo de la vida y del ministerio me he encontrado con persona que tienen una mente muy sagaz para descubrir lo que está mal, lo que falta o lo que está incompleto. Son persona muy útiles en cualquier equipo de trabajo porque pueden detectar cosas que otros no ven.

Dios los ha diseñado con una poderosa mente crítica.  Es un diseño divino, un don divino.

Hay, en principio, dos problemas asociados.

Uno, es que mucho llevan este don con mucha aflicción, es incómodo ver siempre el vaso medio vacío, muchos prefieren ya ni opinar. El asunto es que este es un diseño divino, es la forma en que Dios los diseñó. así que deben encontrar la forma de canalizarlo adecuadamente, encontrar la manera de que pueda fluir para  edificar y no para destruir.

Esto nos conduce al otro problema, muchas veces esta claridad de pensamiento cuando la comunican, no lo hacen con la gracia suficiente sino en la carne. El otro lo recibe como un cuestionamiento, no percibe el deseo de colaborar y se termina defendiendo, en el mejor de los casos, porque lo peor y muy habitual, es asentir exteriormente pero con un fuerte y silencioso rechazo interior.

No es suficiente tener la claridad de algo que puedo aportar sino que tengo que tener la gracia para poder comunicarlo de manera que el otro lo pueda recibir como un aporte y no un cuestionamiento.  Procurar que el otro no se ponga a la defensiva sino que pueda mantenerse abierto al aporte que le queremos hacer.

Una mente crítica con un corazón sano que busca el bien y la colaboración de los demás, es algo muy valioso para la edificación de la iglesia y de las personas que le rodean.

El que tiene buen corazón cuando tiene claridad de algo que está mal, busca la manera de decirlo con sabiduría de manera de poder colaborar con los demás. Se propone comunicar una gracia al que escucha. Por eso prepara el corazón del otro destacando las cosas positivas que ve. La idea es que el otro perciba que no es alguien que está en contra, que no es algo personal sino que es un aporte que quiere contribuir con la tarea que está realizando.

Colosenses 4:6  Sea vuestra palabra siempre con gracia,  sazonada con sal,  para que sepáis cómo debéis responder a cada uno.

Efesios 4:29  Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca,  sino la que sea buena para la necesaria edificación,  a fin de dar gracia a los oyentes.

El problema no es la mente crítica sino el corazón crítico.

El corazón insatisfecho cuando detecta un problema no aporta soluciones sino cuestiona al otro, lo toma como algo personal.

El corazón crítico descalifica, termina por destruir al otro, produce división.

¿Cómo se produce la insatisfacción del corazón?

El apóstol Pablo habla de una raíz de amargura.

Hebreos 12:15  Mirad bien,  no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios;  que brotando alguna raíz de amargura,  os estorbe,  y por ella muchos sean contaminados.

Cuando hay heridas irresueltas en el corazón por cosas que me han dicho, hecho, o por cosas que no me han dicho y hecho, y si estas heridas no son resueltas adecuadamente, esas heridas echan raíz en el corazón cada vez que son revividas o reactualizadas.

Esa raíz de amargura nos estorba, afecta a la forma en que manejamos los recuerdos, nos victimizamos y afecta a la forma en que opinamos de los demás, ya que los vemos desde esa insatisfacción o amargura.

La raíz de amargura contamina.

Primero contamina mi ser interior. La mente crítica queda gobernada por el corazón crítico y cuando juzga destruye a la otra persona, no busca construir. Descalifica; no busca colaborar.

El corazón crítico es lo mismo que el espíritu crítico, es un espíritu contaminado por la amargura y la insatisfacción.

2 Corintios 7:1  Así que,  amados,  puesto que tenemos tales promesas,  limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu,  perfeccionando la santidad en el temor de Dios.

¿Cómo se sana un corazón crítico?

  • Reconocer en mis monólogos interiores y en la forma de juzgar a los demás, mis insatisfacciones y amarguras.

Hebreos 12:12-14  Por tanto,  renueven las fuerzas de sus manos cansadas y de sus                rodillas debilitadas.  “Hagan sendas derechas para sus pies”,  para que la pierna coja            no se disloque sino que se sane.  Busquen la paz con todos,  y la santidad,  sin la cual              nadie verá al Señor.

  • Ir a la presencia de Dios

2 Corintios 5:4  Porque asimismo los que estamos en este tabernáculo gemimos con angustia;  porque no quisiéramos ser desnudados,  sino revestidos,  para que lo mortal sea absorbido por la vida.

2 Corintios 3:18  Por tanto,  nosotros todos,  mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor,  somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen,  como por el Espíritu del Señor.

  • Buscar ayuda en otros que me ministren la palabra viva y eficaz.

Juan 8:32  Conoceréis la verdad,  y la verdad os hará libres.

Hebreos 4:12  Porque la palabra de Dios es viva y eficaz,  y más cortante que toda espada de dos filos;  y penetra hasta partir el alma y el espíritu,  las coyunturas y los tuétanos,  y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

TRANSFORMADOS PARA UN MINISTERIO DE CONSOLACIÓN


consolacion

MINISTERIO DE CONSOLACIÓN   1:3

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo,  Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones,  para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación,  por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios.

COMPETENCIA VIENE DEL ESPÍRITU SANTO   3:5-6, 17

 No que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos,  sino que nuestra competencia proviene de Dios, el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto,  no de la letra,  sino del espíritu;  porque la letra mata, más el espíritu vivifica.

Porque el Señor es el Espíritu;  y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.

VIVIFICADOS POR CONTEMPLAR LA GLORIA DE CRISTO 3:18

Por tanto,  nosotros todos,  mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor,  somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen,  como por el Espíritu del Señor.

NUESTRA DEBILIDAD ES ABSORBIDA POR LA VIDA  5:4-5

Porque asimismo los que estamos en este tabernáculo gemimos con angustia;  porque no quisiéramos ser desnudados,  sino revestidos,  para que lo mortal sea absorbido por la vida. Más el que nos hizo para esto mismo es Dios,  quien nos ha dado las arras del Espíritu.

EL FRUTO DE ESTA TRANSFORMACIÓN 4:16-18

Por tanto,  no desmayamos;  antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando,  el interior no obstante se renueva de día en día. Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; no mirando nosotros las cosas que se ven,  sino las que no se ven;  pues las cosas que se ven son temporales,  pero las que no se ven son eternas.

FRAGANCIA DE CRISTO  2:14-16

Mas a Dios gracias,  el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús,  y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento. Porque para Dios somos grato olor de Cristo en los que se salvan,  y en los que se pierden; a éstos ciertamente olor de muerte para muerte,  y a aquéllos olor de vida para vida.  Y para estas cosas,  ¿quién es suficiente?

MINISTERIO DE RECONCILIACIÓN  5:14-15, 18-20

Porque el amor de Cristo nos constriñe,  pensando esto: que si uno murió por todos,  luego todos murieron; y por todos murió,  para que los que viven,  ya no vivan para sí,  sino para aquel que murió y resucitó por ellos.

Y todo esto proviene de Dios,  quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo,  y nos dio el ministerio de la reconciliación; que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo,  no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados,  y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. Así que,  somos embajadores en nombre de Cristo,  como si Dios rogase por medio de nosotros;  os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.

GALARDÓN ETERNO  6:1, 7:1, 5:10, 1:14

Así,  pues,  nosotros,  como colaboradores suyos,  os exhortamos también a que no recibáis en vano la gracia de Dios.

Puesto que tenemos tales promesas,  limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu,  perfeccionando la santidad en el temor de Dios.

Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo,  para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo,  sea bueno o sea malo.

Somos vuestra gloria,  así como también vosotros la nuestra,  para el día del Señor Jesús.

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Serie: ¿Cómo predicar, hoy? Segundo mensaje: ¿Cómo amar a este mundo hostil?


hostilidad

Dios amó tanto al mundo

Juan 3:16

Porque tanto amó Dios al mundo,  que dio a su Hijo unigénito,  para que todo el que cree en él no se pierda,  sino que tenga vida eterna.

El dolor en el corazón de Dios

Dios mira la tierra y ve oscuridad. Desde lo profundo de esa oscuridad se levanta el clamor de todos los que claman por justicia (como la sangre de Abel) los heridos, abusados, estafados y los que sufren todo tipo de injusticia.

Ese clamor le hace dolor el corazón.

Dios ama tanto al mundo que quiere que nosotros lo amemos también.

Y nos identifiquemos con ese dolor.

Hace algunas décadas atrás el mundo era más amable.

Cada vez es más difícil amarlo.

Las Escrituras nos anticipan que con los años, la gente se volverá más hostil, más difícil de amar.

2 Timoteo 3:1-9

También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos.

Porque habrá hombres amadores de sí mismos,  avaros,  vanagloriosos,  soberbios,  blasfemos,  desobedientes a los padres,  ingratos,  impíos, sin afecto natural,  implacables,  calumniadores,  intemperantes,  crueles,  aborrecedores de lo bueno, traidores,  impetuosos,  infatuados,  amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad,  pero negarán la eficacia de ella;  a éstos evita.

Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados,  arrastradas por diversas concupiscencias. Estas siempre están aprendiendo,  y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad. Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés,  así también éstos resisten a la verdad;  hombres corruptos de entendimiento,  réprobos en cuanto a la fe. Mas no irán más adelante;  porque su insensatez será manifiesta a todos,  como también lo fue la de aquéllos.

  • Amadores de sí mismo, sin afecto natural
  • Apariencias de piedad Amadores de los deleites más que de Dios
  • Resisten a la verdad, corruptos de entendimiento

No nos entienden. Le parecemos raros.

No les interesa la verdad.

La verdad no está asociada al conocimiento sino a la experiencia, lo que ellos sienten que es verdad, eso es verdad.

Se pueden comprometer con cualquier mentira porque lo que para ellos importa es lo que sienten que es la verdad.

Este relativismo, esta tolerancia está afectando a la iglesia.

No importa lo que diga la Biblia, importa lo que a mi me parece que debe decir.

Tenemos que estar dispuestos a pagar el precio de parecer raros.

De ser una minoría.

El cristianismo siempre fue minoría, la cruz siempre fue locura

1 Corintios 1:20-21

¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo?

Pues ya que en la sabiduría de Dios,  el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría,  agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.

A este mundo sin afecto, con apariencia de piedad y que resiste la verdad

Por eso descubrimos que la familia es lo más contracultural y evangelístico que tenemos.

El mundo no tiene afecto natural, la familia es un cumulo de egocentrismos compartiendo una habitación.

Es lo mejor que tenemos y es lo que le tenemos que mostrar al mundo

Es difícil amarlos

La gran tentación es encerrarnos entre nosotros mismos.

Sin embargo Dios los amó tanto que entregó lo que más amaba, a su Hijo.

Juan  3:17 

Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo,  sino para salvarlo por medio de él.

El Padre envía al Hijo

El Hijo envía al Espíritu Santo

El Espíritu Santo envía a la Iglesia, a vos y a mí.

Dios te está enviando.

El Hijo se propone transformarte

El Espíritu Santo se propone equiparte y enviarte.

La transformación provoca la misión

La misión provoca la transformación.

Dios nos envía como a ovejas en medio de lobos.

Somos ovejas, pero no estamos solos.

Lo importante es quien está al frente

No le temo a un ejército de leones, le temo a un ejército de ovejas liderados por un león. Napoleón.

Dios nos envía como ovejas.

No somos ovejas, somos mansos como ovejas pero tenemos autoridad espiritual.

Que brilla, que afecta, que trastorna y transforma.

Es un choque de poder.

No podemos confrontar con argumentos espirituales sino con el poder de Dios

Filipenses 2:14-15

Haced todo sin murmuraciones y contiendas, para que seáis irreprensibles y sencillos,  hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa,  en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo.

Nuestras vidas tienen que brillar en la oscuridad.

En tu trabajo, en tu familia, con los vecinos.

Cada vez que te compartas contraculturalmente con un espíritu humilde, tu luz brilla. La mansedumbre, la humildad, el servicio, la generosidad, brillan.

Hoy, tenemos algo que el mundo no tiene.

Las familias brillan en la oscuridad.

El testimonio de la iglesia

Es el candelabro.

Cuando Dios disciplina una iglesia o una vida, le quita el candelero.

Apocalipsis 2:5

Tenemos que mostrar al mundo nuestra luz.

Nuestras obras.

Al brillar por nuestras obras glorificarán al Padre

Mateo 5:16  Así alumbre vuestra luz delante de los hombres,  para que vean vuestras buenas obras,  y glorifiquen a vuestro Padre que están los cielos.

Si lo que yo llamo luz no echa fuera las tinieblas, la culpa no es de las tinieblas, debo evaluar a qué estoy llamando luz, porque tal vez no sea luz.

Porque la luz echa fuera las tinieblas.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Serie ¿Cómo predicar, hoy? Primer mensaje: ¿Cómo ministrar vida en una sociedad distraída y apática


cultura del entretenimiento

Frustración en la evangelización

Muchos hemos tenidos impresionantes momentos evangelísticos. También hemos tenido muchos momentos evangelísticos con gran frustración.

Hoy es posible sentarse con un amigo no creyente y tener una conversación larga y apasionada sobre el Evangelio y nunca plantar una semilla profundamente.

La tecnología de la distracción y la apatía trabajan para crear barreras para el desarrollo de la fe de las personas.

Sentimos que constantemente nos estamos perdiendo algo. Siempre hay cosas que tenemos atrasadas, Facebook twiter, salidas y espectáculos.

Parece imposible estar quieto. Hay un millón de voces reclamando mi atención mientras estoy despierto: mensajes de texto, correos electrónicos, noticias de última hora, Instagram, notificaciones de aplicaciones, Netflix, podcasts, música, comidas por probar, y la gran necesidad de hacer compras, que terminan ahogando nuestra vida interior

Nuestra mente está dispersa y nos sentimos cansados la mayor parte del tiempo. Probablemente como resultado, a menudo descubro que estamos ansioso, deprimido o preocupados por algo, pero no podemos recordar qué, y mucho menos por qué.

Hoy podemos experimentar gran frustración en nuestro deseo de evangelizar. Incluso ese mismo amigo que quiero sembrar una palabra viene preparado con anticuerpos para contrarrestar la verdad que queremos proclamar.

El cristianismo se percibe solo como otra opción de estilo de vida. En una cultura donde impera el relativismo y la tolerancia. Todo sirve todo está bien, es muy difícil evangelizar. Es muy difícil si queremos evangelizar tratando de no caer mal de agradar a todos. Hay una profunda resistencia

¿Qué verdad particular necesita escuchar esta persona para desestabilizar sus suposiciones sobre el cristianismo como una opción de estilo de vida?

Escuchar y entender las necesidades de quienes nos rodean

Antes de alcanzar a otros tenemos que aprender a mirar y a escuchar las necesidades de nuestro prójimo.

¿Cuál es la necesidad de la que ellos son consciente?

Necesidad real

Necesidad sentida

Necesitamos conocer cuál es la necesidad de la que ellos son conscientes. Hoy, la gente no es consciente de las necesidades espirituales.  Son muchos más conscientes de las necesidades emocionales.

El problema hoy, es que la cultura del entretenimiento esconde las necesidades emocionales.  Esta cultura de la distracción produce una fuerte apatía. Aun las charlas entre amigos difícilmente alcanzan a ser profundas. Hablamos de futbol, de películas, de series, de comida, etc.  Solo interesa pasar el tiempo.

Dios está levantando testigos perturbadores

Tenemos que mirar hacia adentro para vivir vidas radicales que desafíen a las personas a salir de su apatía. No podemos ser profundos con otros cuando evitamos ser profundos con nosotros mismos.

Tenemos que reflexionar primero acercad de como estamos viviendo nosotros. No podemos ser relevantes porque nosotros mismos estamos distraídos, ansiosos y tremendamente cansados.

Necesitamos hermanos con tal autoridad espiritual que no sólo nos ayuden a vivir para Cristo, sino también a encontrar una manera de anunciar las buenas nuevas a nuestros amigos y vecinos.

Este tipo de testigos son un tesoro para la iglesia en esta época distraída.

Encontramos este modelo en Jesús, la gente se asombraba por la autoridad que hablaba y el poder que manifestaba.

Marcos 1:21-28

Y se admiraban de su doctrina;  porque les enseñaba como quien tiene autoridad,  y no como los escribas. [..]  ¿Con que autoridad manda aun a los espíritus inmundos,  y le obedecen?  [..] Y muy pronto se difundió su fama por toda la provincia alrededor de Galilea.

Juan 1:14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros  (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.

Nuestra evangelización debe ser lo suficientemente perturbador para que levanten la vista de sus teléfonos inteligentes, lo suficientemente alto como para que lo escuchen a través de sus audífonos y lo suficientemente diferente como para darles una razón para preguntarnos sobre la esperanza dentro de nosotros.

Denuedo para trastornar

Hechos 4:27-31 Porque verdaderamente se unieron en esta ciudad contra tu santo Hijo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y el pueblo de Israel, para hacer cuanto tu mano y tu consejo habían antes determinado que sucediera. Y ahora, Señor, mira sus amenazas, y concede a tus siervos que con todo denuedo hablen tu palabra, mientras extiendes tu mano para que se hagan sanidades y señales y prodigios mediante el nombre de tu santo Hijo Jesús. Cuando hubieron orado,  el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios.

Hechos 17:6 Estos que trastornan el mundo entero también han venido acá.

Ser humildes

Una de las mejores formas de trastornar a otros con nuestros mensajes, es siendo diferentes. Brillar por lo distinto.

Amables, humildes, mansos, prontos para elogiar para agradecer.

Tito 3:2 Sean amables, mostrando toda mansedumbre para con todos los hombres.

2 Timoteo 2:25 Que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad.

La humildad, la mansedumbre hoy pueden ser virtudes muy trastornadoras, muy evangelísticas.

1 Pedro 3:15 Sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros;

Ser reales

Tenemos que vivir vidas auténticas mostrando tanto nuestras alegrías y nuestras derrotas. En esta cultura mediático la emoción predominante es la envidia. En las redes predomina el exitismo para provocar comparaciones y que los demás se sientan envidioso de lo que tengo.

Hay estudios que dicen que los que más usas las redes para mostrarse más insatisfechos están con sus vidas.

No podemos vivir comparando nuestras vidas con la de otros.

Ser compasivos

Los que no huyen de los conflictos que perciben en el otro sino que se identifican se pueden convertir en instrumentos sanadores.

Nuestras vidas tienen que despertar la apatía de los que no creen y puedan ver que Dios es real es bueno y es relevante

1 Pedro 2:12 Manteniendo buena vuestra manera de vivir entre los gentiles;  para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día de la visitación, al considerar vuestras buenas obras.

Tenemos que sembrar la Palabra

El reino avanza por medio de la palabra que es sembrada,

El Espíritu obra convence de pecado y juicio.

Y produce fruto.

Es la Palabra la que corre, crece y avanza el reino.

Hechos 6:7  Y crecía la palabra del Señor.

Hechos 12:24 Pero la palabra del Señor crecía y se multiplicaba

Hechos 13:49 Y la palabra del Señor se difundía por toda aquella provincia.

Hechos 19:20 Así crecía y prevalecía poderosamente la palabra del Señor.

Conclusión

Estamos buscando hermanos con la misma autoridad que Esteban.

Hechos 6:8,10  Y Esteban,  lleno de gracia y de poder,  hacía grandes prodigios y señales entre el pueblo.

Pero no podían resistir a la sabiduría y al Espíritu con que hablaba.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Segundo mensaje de la serie ¿Cómo gestionar una visión que recibimos de Dios? Salir de la subjetividad: la comunión con el Espíritu y con la Iglesia


OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Dios nos ha revelado grandes cosas que Él quiere hacer en nuestras vidas.

Dios lo puede hacer y lo quiere hacer.

El problema está en nosotros, el estorbo somos nosotros.

Nos quedamos en los grandes ideales.

No somos efectivos en concretar esas cargas profética, revelada por Dios, en hechos concretos.

Fallamos en el gestionar la visión.

  • Falta de compromiso (comodidad)
  • Falta de autocrítica (exceso de crítica a los demás)
  • Falta de desafío (conformismo, apatía)

Queremos darte herramientas, recursos para que puedas revertir este proceso.

Quiero proponerte que consideres cuál es el grado de Comunión que has desarrollado.

Comunión, es koinonía, participar, ser parte de algo indivisible.

Ser algo de algo que te supera que no lo podes controlar sino que vos tenes que supeditarte,

Te saca de la subjetividad, de tu egocentrismo, dejamos de ser el centro del mundo, no gira todo alrededor de mí, de mis necesidades, de mis gustos.

Las Escrituras nos hablan de dos formas de comunión.

La comunión con el Espíritu Santo y la comunión con el cuerpo de Cristo.

La comunión con el Espíritu Santo

– La comunión

2 Corintios 13:14

La expresión más intensa del Padre es el amor,  La del Hijo es la gracia y la expresión más intensa del Espíritu es la comunión.

Creó la tierra, al hombre, resucitó a Jesús, vino sobre la iglesia y hoy trabaja en forma conjunta con la ella para preparar su venida.

Es como el viento, fuego, agua, aceite pero no es viento ni fuego ni agua.

No es algo es alguien. El ser más tierno y peligroso que jamás he conocido.

Es el que consuela nuestras vidas, es nuestro amigo por eso se entristece y lo hace evidente.

– La guía del Espíritu

El Espíritu nos conduce a andar en novedad de vida. Romanos 8:14

Cuando dejamos de estar guiados por Dios nos queda la nostalgia, el pasado, la religión y la tradición, cuando miramos para atrás considerando que fue mejor es que no estamos siendo guiados por el Espíritu.

El Espíritu nos guía a lo nuevo, a mirar para adelante que tenemos mucho por hacer por experimentar. Nos guía a los cambios a lo extraordinario

– El señorío del Espíritu

El Espíritu nos gobierna nos dice por dónde ir y por donde no ir.  2 Corintios 3:17

Nos reprende y nos anima

A Sansón el Espíritu lo abandonó y no se dio cuenta.  Jueces 16:20

La comunión unos con otros (el Cuerpo de Cristo)

 

Una de las grandes preocupaciones de los pastores es el nivel de inasistencia a las reuniones.

Muchos alternan: una sí, otra no, y otros peor vienen una vez por mes.

Por un lado nos tenemos que replantear si no tenemos que cambiar nosotros, mejorar.

Estamos en esa reflexión.

Nuestros encuentros deben ser momentos excepcionales que lo disfrutemos.

La iglesia es para disfrutarla.

Tenemos que experimentar la belleza de la comunión, entonces lo pensaran dos veces antes de faltar.

Además de eso, también es una cuestión de falta de revelación del valor de la comunión.

Jacob tuvo la primera revelación de la iglesia.  Génesis 28:16-18

Dios está aquí y no lo sabía.  Cuan terrible, cuan santo es este lugar. Casa de Dios y puerta del cielo.

V 22 Dios percibió a la presencia de Dios, y responde.

Levanta un altar y dice este lugar será casa de Dios

Y de todo lo que me des, e diezmo aparataré para ti.

Percibir la presencia de Dios como en el camino de Emaus.

Dios está pero no tomamos conciencia, no  ardía nuestro corazón

Mis ojos y mi corazón estarán allí, siempre 2 Crónicas 7:16

Amo la iglesia

Allí pasé mis momentos más maravillosos de la vida. Viví lo mejor de mi vida. Conoci a mis esposa, presente a mis hijos, vi a mis hijos crecer, enamorarse, casarse, presente a mis nietos.

La iglesia es una experiencia para vivirla

Tenemos que hacer los cambios para la iglesia sea un lugar atractivo.

Un lugar disfrutable, la mejor experiencia de la semana.

Lo que transforma es la Palabra  y la presencia del Espíritu, pero si estamos aburridos, distraídos o apagados no estamos abiertos a la palabra

Y el enemigo nos roba lo que el sembrador siembra en nuestro corazón.

Apocalipsis 19:7 que la novia se ha alistado, la iglesia sigue cambiando, mejorando.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario