LOS RIQUEZAS DEL PLENO ENTENDIMIENTO


riquezas-espirituales2

Colosenses 2:2-3  Hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento,  a fin de conocer el misterio de Dios el Padre,  y de Cristo,  en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

El entendimiento está entenebrecido.

Está velado, hay un velo que lo oscurece.

2 Corintios 4:4  El dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos,  para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo,  el cual es la imagen de Dios.

Efesios 4:18  Teniendo el entendimiento entenebrecido,  ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay,  por la dureza de su corazón.

Tiene que haber revelación.

El velo tiene que ser corrido para que resplandezca una luz que ilumine el entendimiento.

Efesios 1:17-18  Para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo,  el Padre de gloria,  os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él,  alumbrando los ojos de vuestro entendimiento…

Necesitamos una sabiduría y una inteligencia espiritual

Efesios 1:8  Que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia.

Colosenses 1:9  No cesamos de orar por vosotros,  y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual.

Necesitamos revelación acerca de dos grandes misterios

Salmo 42:6-7  Dios mío,  mi alma está abatida en mí,

 Me acordaré,  por tanto,  de ti… Un abismo llama a otro a la voz de tus cascadas;  Todas tus ondas y tus olas han pasado sobre mí.

Hay dos grandes abismos

Dos grandes misterios, uno llama al otro:

  • el conocimiento que el hombre debe tener de Dios y
  • el conocimiento que el hombre debe tener de sí mismo.

Estos conocimientos están muy unidos y enlazados entre sí, cada uno precede y enriquece al otro. Nadie se puede contemplar a sí mismo sin que al momento se sienta impulsado a considerar a Dios.

Estando arraigado en nosotros el orgullo y soberbia siempre nos tenemos por justos, perfectos, sabios y santos, a no ser que con manifiestas pruebas seamos convencidos de nuestra ignorancia, vanidad, pobreza, perversidad y corrupción que nos son propias.

El conocimiento de nosotros mismos, nos aguijonea para que busquemos a Dios, y nos lleva como de la mano para que lo hallemos. Reconocemos que en ninguna otra parte, sino en Dios, hay sabiduría, virtud y perfecta abundancia de todos los bienes; por lo cual nos vemos impulsados por nuestra miseria a buscar los tesoros que hay en Dios.

Esa misma revelación de Dios nos conduce a un mayor conocimiento de nosotros mismos. Si luego de contemplar el rostro de Dios y su perfección, con humildad descendemos  a considerarse a sí mismo.  No nos convenceremos si no consideramos primero a Dios el cual es la sola regla con que se debe ordenar y regular nuestro juicio.

El orden correcto y saludable para una vida agradable a Dios es primero conocerle a Él, porque de lo contrario sin este conocimiento, todo conocimiento que se origina en el  hombre,  fracasará.

Oseas 6:1-3 Venid y volvamos a Jehová; porque él arrebató, y nos curará; hirió, y nos vendará. Nos dará vida después de dos días; el tercer día nos resucitará, y viviremos delante de él. Y conoceremos, y proseguiremos en conocer a Jehová; como el alba está dispuesta su salida, y vendrá a nosotros como la lluvia, como la lluvia tardía y temprana a la tierra.

Dios quiere que nos acerquemos a Él para darse a conocer y hacernos entender

Hebreo 4:14-16 Acerquémonos con confianza al trono de nuestro Dios amoroso para que el tenga misericordia de nosotros y en su bondad nos ayude en la hora de necesidad.                                              

Salmo 25:14 La comunión íntima de Jehová es con los que le temen, y a ellos hará conocer su pacto.

Salmo 32:8 Te haré entender y te enseñaré el camino que debes andar, sobre ti fijaré mis ojos

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s