SUELTA LAS ATADURAS


 ataduras

Teoría de las restricciones

En toda organización hay, por lo menos, una restricción.

Si así no fuera, generaría un crecimiento ilimitado.

Siendo las restricciones factores que bloquean a la organización en su capacidad de crecimiento.

Toda gestión que apunte a ese objetivo debe focalizarse en esas restricciones.

Todo organismo tiene un potencial de crecimiento

La iglesia tiene ese potencial de crecimiento.

Sublimado por la perfección y potencia de la vida que empuja ese crecimiento.

El enemigo sabe que si quiere restringir ese crecimiento

Tiene que bloquear la capacidad de expansión de cada miembro que tiene tal poder de expandirse sin límites.

Es por eso que nuestra lucha no es contra carne y sangre.

Nuestro enemigo sabe que si puede perturbarnos a nosotros en nuestro ser interior, puede neutralizar la potencia de vida que nos habita y así, frenar el avance del reino de Dios.

Efesios 6:12  Porque no tenemos lucha contra sangre y carne,  sino contra principados,  contra potestades,  contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo,  contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

Nuestra lucha es, contra principados y potestades.

Cuando hablamos de lucha, hablamos de un combate personal, no estamos hablando de batallas ni de guerra, sino de luchas.

Hay fuerzas del enemigo trabajando sobre tu persona para poder bloquear esa potencia de vida que hay en ti, para restringir tu crecimiento, tu ministerio, para impedir tu capacidad de afectar a los que te rodean.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

 2 – TENEMOS QUE DESTRABAR ESOS TESOROS QUE DIOS PUSO EN NUESTRAS VIDAS

Despiértate, levántate, resplandece, vístete de poder

Isaías 52:1-2  Despierta,  despierta,  vístete de poder,  oh Sion;  vístete tu ropa hermosa,  oh Jerusalén,  ciudad santa;  porque nunca más vendrá a ti incircunciso ni inmundo. Sacúdete del polvo;  levántate y siéntate,  Jerusalén;  suelta las ataduras de tu cuello,  cautiva hija de Sion.

Hay ataduras que tenemos que destrabar.

Enojos

Temores

Culpas

Angustias

Raíces de amargura

Situaciones pendientes

Se transforman en fortalezas interiores.

Una fortaleza nos protege, pero también nos aísla.

Estas fortalezas interiores

Son formas de autoprotegernos pero nos terminan empobreciendo.

 

Dejamos que convivan en nuestro interior, cosas sin resolver.

Es como un río subterraneo que nos debilita.

Lo cotidiano provoca reacciones carnales en mí

El único poder que el enemigo puede usar para lastimarte está adentro tuyo.

¿Qué daño puede hacerte una bofetada?

Sin embargo te destruye porque lastima tu orgullo, te sentís herido y reaccionas, muchas veces la reacción es más destructiva que la causa.

Hay muchas formas de poner la otra mejilla, se puede poner la otra mejilla en la carne.

Hay que tener mucha paz interior y mucha autoridad espiritual para poner la otra mejilla con fe.

Lo cotidiano nos provoca, el roce, el ritmo, la violencia.

El vivir en un mundo rebelde estimula continuamente nuestras reacciones carnales.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

3 – DIOS ESTÁ SUMAMENTE INTERESADO EN EL ESTADO DE NUESTRA ALMA

El descanso de nuestra alma

Mateo 11:28-30  Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados,  y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros,  y aprended de mí,  que soy manso y humilde de corazón;  y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil,  y ligera mi carga.

El gozo de nuestra alma

Juan 15:11  Estas cosas os he hablado,  para que mi gozo esté en vosotros,  y vuestro gozo sea cumplido.

La fortaleza de nuestra alma

Efesios 3:16  para que os dé,  conforme a las riquezas de su gloria,  el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu;

Colosenses 1:10-12  para que andéis como es digno del Señor,  agradándole en todo,  llevando fruto en toda buena obra,  y creciendo en el conocimiento de Dios; fortalecidos con todo poder,  conforme a la potencia de su gloria,  para toda paciencia y longanimidad; con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz;

1 Corintios 15:58  Así que,  hermanos míos amados,  estad firmes y constantes,  creciendo en la obra del Señor siempre,  sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.

Efesios 6:11  Vestíos de toda la armadura de Dios,  para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

Colosenses 4:12  rogando encarecidamente por vosotros en sus oraciones,  para que estéis firmes,  perfectos y completos en todo lo que Dios quiere.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra” 

 4 – CONCLUSIÓN

Isaías 60:1  Levántate,  resplandece;  porque ha venido tu luz,  y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra,  y oscuridad las naciones;  mas sobre ti amanecerá Jehová,  y sobre ti será vista su gloria.

 Joel 3:9-11  Proclamad esto entre las naciones,  proclamad guerra,  despertad a los valientes,  acérquense,  vengan todos los hombres de guerra. Forjad espadas de vuestros azadones,  lanzas de vuestras hoces;  diga el débil: Fuerte soy. Juntaos y venid,  naciones todas de alrededor,  y congregaos;  haz venir allí,  oh Jehová,  a tus fuertes.

QUE SE DESPIERTEN LOS VALIENTES

Hay muchos hombres de guerra que están durmiendo.

Dios quiere que transformemos esos proyectos humanos, esos proyectos propios en proyectos del Reino.

Que los instrumentos de trabajo se transformen en instrumentos de guerra.

A un pueblo agricultor le dice que transforme la hoz y el azadón en lanza y espada.

Que nuestros trabajos sean instrumentos del Reino.

Mateo 11:12-13  Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora,  el reino de los cielos sufre violencia,  y los violentos lo arrebatan. Porque todos los profetas y la ley profetizaron hasta Juan.

 Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

NUESTRA RESPONSABILIDAD: SER LEVADURA.

Mateo 13:33  El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer,  y escondió en tres medidas de harina,  hasta que todo fue leudado.

 Cada uno tiene una Palabra del Señor.

Cada uno tiene un ministerio

Cada uno tiene un talento

Mi responsabilidad no es mirar lo que hacen los demás.

Mi responsabilidad es ser fiel al talento recibido.

Que se encarne en mi vida, que la palabra me leude primero a mí.

Me tengo que preguntar: ¿estoy leudando?

Y me transforme en fuente de inspiración y de ánimo para los demás.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

Esta entrada fue publicada en 3 - HOMBRE y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a SUELTA LAS ATADURAS

  1. Pingback: https://soltarlapalabra.wordpress.com/20 | Re:flexion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s