EXPERIMENTANDO LA ABUNDANTE VIDA NUEVA


 

CRISTIANOS SINCEROS EN DERROTA

Continuamente me toca aconsejar a muchos creyentes sinceros que viven en derrota.  Quieren parecerse a Jesús, crecer espiritualmente, dar fruto pero no le encuentran el camino.

Sufren, muchas veces silenciosamente, porque ven a otros que viven con otro gozo, con otra libertad, incluso algunos que tienen poco tiempo de convertidos. Les cuesta contar lo que están viviendo porque temen no ser comprendidos.

Se preguntan acerca de la vida abundante y las innumerables promesas que nos dejan las Escrituras: ¿tendremos que vivir siempre así? No logran entender dónde está el problema.

Las Escrituras hablan de gozo completo y ser llenos de la plenitud de Dios pero muchos  viven en una calesita emocional, con continuas caídas, con una sensación de debilidad, pagando costosas terapias para que alguien los escuche. Frustrados porque sienten que no pueden agradar a Dios, con un continuo sentido de culpabilidad.

Tienen la motivación, el anhelo de ser como Jesús pero no saben cómo hacerlo: ¿Por qué para lo que para otros es natural nos cuesta tanto? Jesús dijo que era sencilla que hasta un niño podía vivir en plenitud el reino de Dios

ESFORZÁNDONOS POR MEJORAR

Complicamos más las cosas. Queremos mejorar pero la única forma que hemos aprendido de solucionar las cosas es el esforzarnos más.

Dios permite que se ponga en evidencia nuestra confianza en nosotros mismos, así fuimos enseñados. Por amor nos tiene que conducir al fracaso de nuestros esfuerzos e iniciativas.

La experiencia  que tienen muchos es que comenzaron la vida cristiana con toda la energía, con la fe y la convicción de que Dios puede hacer y resolver todo. Quieren compartir con gozo lo que están viviendo. Ora y sirven con alegría y sin que nadie le diga que lo tiene que hacer. Algunos llaman esto primer amor.

Al poco tiempo se dan cuenta que el mundo no les entiende y los creyentes desanimados y religiosos  de la iglesia, tampoco.  Cuando proclama que Jesús es todo lo que necesita, que el gozo del Señor es su fortaleza y que puede echar nuestra ansiedad sobre él, encuentra sonrisas sarcásticas en lo que les escuchan.

Lentamente debilita su comunión con Jesús y se centra en las cosas que tiene que hacer y que tiene que cambiar él y los demás. Cada vez se fija más en los demás y menos en lo que él tiene que cambia.

BUSCANDO EN LOS LUGARES EQUIVOCADOS

Estos cristianos desalentados vuelven a buscar y confiar en los rudimentos del mundo.

Gálatas 4:9  Mas ahora,  conociendo a Dios,  o más bien,  siendo conocidos por Dios,  ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos,  a los cuales os queréis volver a esclavizar?  

Muchos buscan en diferentes terapias lo que ya no encuentran en Cristo. Hoy, la piscología está haciendo estragos en medio nuestro, no nos olvidemos que en el fondo no deja de ser un negocio.  También hay otro tipo de terapias como el yoga.

Cristo deja ser la fuente de nuestra esperanza es como ir a otros dioses.  A veces, muchas cosas sanas y necesarias, se convierten en ídolos cuando se transforman en la fuente de nuestra confianza, de nuestros descansos y de nuestros anhelos: el trabajo, la familia, la comida, el vestirnos, el divertirnos, etc.

Esdras 8:22-23  Porque tuve vergüenza de pedir al rey tropa y gente de a caballo que nos defendiesen del enemigo en el camino;  porque habíamos hablado al rey,  diciendo: La mano de nuestro Dios es para bien sobre todos los que le buscan;  mas su poder y su furor contra todos los que le abandonan. Ayunamos,  pues,  y pedimos a nuestro Dios sobre esto,  y él nos fue propicio.

Algunas veces nos debería dar vergüenza, buscar en el mundo respuestas que primero debemos buscar en Dios.

¿Cómo es que la vida cristiana llegó a convertirse en algo tan complicado?

No podemos seguir así esperando que las cosas cambien solas. Hay algo que han entendido mal o algo perdieron en el camino.

¿Por qué algunos perseveran y no han perdido el primer amor?

No estoy acá para juzgar y desalentar. Estoy movido a misericordia como el padre que se encuentra con el hijo prodigo. Jesús nos prometió que su carga era liviana de llevar.

CAMBIANDO LA FORMA DE BUSCAR LA VICTORIA

Dios nos lleva al desierto para edificar nuestra fe.  La desilusión y la falta de motivación ponen al descubierto la incredulidad de nuestro corazón. La incredulidad es peligrosa nos conduce a la perdida de la Tierra Prometida. La incredulidad no deja que Dios sea el único que satisfaga nuestras necesidades más profundas, siempre buscamos otras soluciones (otros dioses).

Nuestros esfuerzos en nuestro comportamiento no terminan por cambiar lo que somos, sino que ponen en evidencia lo que somos: nuestras debilidades.

El esfuerzo está dirigido hacia el lugar incorrecto: no nos debemos centrar en lo que queremos llegar a ser ni en lo que debemos hacer sino que nuestros esfuerzos se deben centrar en manifestar lo que somos.

Satanás hace todo lo posible para cegarnos acerca de lo que somos en Cristo y que nos sintamos en falta, culpables por lo que hacemos y que nos esforcemos por ser distintos. No le afecta que oremos más, que estudiemos más y que sirvamos más, si puede controlar que todo esté basado en nuestra incredulidad, en nuestros esfuerzos humanos.

Estos creyentes muy sinceros pero desanimados y confundidos han perdido de vista que lo que Dios nos propone es mucho más sencillo. Jesús dice que  un niño puede vivirlo, que es un yugo fácil de llevar y que es una carga liviana, y afirma que llevarla produce paz y gozo completo.

NUEVAS CRIATURAS Y NOVEDAD DE VIDA

En realidad la enseñanza de los dos perros de las dos naturalezas coexistiendo no es correcta. Es lo que todas las religiones enseñan es el yin y le yang, es el árbol del bien y del mal.

  • Necesitamos comprender es que tenemos una sola naturaleza

Colosenses 1:27 Nuestra esperanza de gloria, de victoria es Cristo en mí.

Gálatas 2:20 Ya no vivo yo sino que vive Cristo en mí.

Y lo que ahora vivo en mi carne es en la fe del hijo de Dios

2 Corintios 5:17 Las cosas viejas pasaron, todas las cosas han sido hechas nuevas.

Tenemos una sola naturaleza, el árbol de la vida solo tenemos que comer de él y permanecer en el.

Juan 15

No tenemos que esforzarnos por cambiar, no tenemos que esforzarnos por agradar a Dios, no tenemos que esforzarnos por hacer cosas para ganar el favor de Dios, tenemos que dejar que esa vida que Dios ha puesto en abundancia en nuestro espíritu a través del Espíritu de Dios fluya en nuestras vidas y nos vivifique.

Romanos 8:10

  • Hay una puerta en nuestros corazones que deja fluir esa vida.

Y esa puerta se puede abrir o se puede cerrar.

La humildad es la llave de esa puerta y el orgullo la cierra.

La humildad no dice nada soy, sino dice nada tengo, no tengo recursos en mí. Jesús se vació  y actúo en total dependencia de la virtud del padre. Filipenses 2:7

Cuando reconocemos nuestra necesidad y la provisión en Cristo, la vida opera. Es cosa de niños.

Si confiamos en nuestras capacidades cerramos la puerta de la vida de Cristo y la trinidad satánica impone su realidad, nos propone movernos en sus recursos: el mundo, y la carne.

Satanás trabaja continuamente para sacarnos de esa posición en Cristo porque es muy peligrosa para él entonces sutilmente nos lleva a lugares en donde tenemos que confiar en nuestras fuerzas y no en Cristo. Nos conduce a viejas tentaciones que le dieron resultado en el pasado. Tiene ciertos resorte, botones que tocar en nuestro ser interior. Quiere provocar todo tipo de emociones negativas para que salgamos de la luz.

Salmo 36:9 el manantial de vida, en la luz veremos la luz

Fuera de ese manantial todo es oscuro

Job 16:16, 19:8, 30:26 Ex 10:21-22

  • Dios ha provisto esa vida poderosa para andemos en la justicia y la santidad de la verdad.

Esa vida nueva es poderosa, no es un concepto teológico.

Es para que andemos en novedad de vida.

Esta vida nueva es de naturaleza divina, es una creación de Dios para transformarlo todo. Es Dios obrando

Es la acción del Espíritu que levantó a Jesús de los muertos y nos vivifica a nosotros.

Esta vida nueva es una vida de resurrección, lo que está débil y muerto lo vivifica.

  • Es el Espíritu obrando en medio nuestro y llenándolo todo.

Juan 1:32  También dio Juan testimonio,  diciendo: Vi al Espíritu que descendía del cielo como paloma,  y permaneció sobre él.

Tenemos que dejar que el Espíritu permanezca y nos transforme

En la medida que hay queja, capricho, juicio, nos condenamos a vivir bajo la mezquindad de nuestra carne.

Es fácil en la medida que renunciamos a la carne esta vida nueva nos va transformando desde adentro, nos sorprende nuestra disposición a renunciar, Y transforma nuestra relaciones porque nos empuja a humillarnos, a pedir perdón, a servir, a amar, a poner la otra mejilla, a caminar otra milla.

 

 

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

PERFECCIONAR NUESTRO TESTIMONIO


hombre que se esculpe a sí mismo

Apocalipsis  12:11  Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos,  y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.

En el Antiguo Testamento se destaca el testimonio de Dios por medio de la Palabra por eso las tablas de la ley se llaman las tablas del testimonio, el arca y el tabernáculo también son llamadas: del testimonio.

En el Nuevo Testamento hay una dinámica del testimonio de Dios al testimonio de los hombres.

  • El buen testimonio de algunas personas

Juan el Bautista Juan 1:7; Jesús: Lucas 4:22;

Diáconos: Hech0s 6:3; Cornelio: Hechos 10:22

Ananías: Hechos 22:12

  • El buen testimonio de algunas iglesias

Corinto  2 Corintio 8:3; Galacia Gálatas 4:15 

  • Dar testimonio de Jesús (mártir)

Hechos 20:24  Pero de ninguna cosa hago caso,  ni estimo preciosa mi vida para mí mismo,  con tal que acabe mi carrera con gozo,  y el ministerio que recibí del Señor Jesús,  para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.

2 Timoteo 1:8  Por tanto,  no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor,  ni de mí,  preso suyo,  sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios.

FORTALECER TODO AQUELLO QUE ESTÁ DÉBIL

Si queremos perfeccionar nuestro testimonio tenemos que dejar que el Espíritu Santo fortalezca todo lo que está débil en nosotros.

  • No nos referimos a una fortaleza humana capaz de desafiarlo todo en nuestras propias fuerzas, cuyo resultado es el orgullo espiritual.
  • Necesitamos esa necesaria fortaleza divina que viene del quebrantamiento, como fruto de depender de Dios.

Efesios 3:14-16  Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo…  para que os dé,  conforme a las riquezas de su gloria,  el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu.

Efesios 6:10-11  Por lo demás,  hermanos míos,  fortaleceos en el Señor,  y en el poder de su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios,  para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

Hay dos aspectos que necesitamos de toda fortaleza espiritual

  • Dios tiene que fortalecer todo lo que está débil, aquellas cosas que dejamos que convivan en nosotros que sin llegar a ser un abierto pecado terminan por apagar nuestro testimonio, que lo torna confuso:

A nivel personal: carnalidades, vicios

A nivel familiar: malos tratos, hábitos, costumbres,

A nivel congregacional: discriminar, menospreciar, criticar

Apocalipsis 2:5  Recuerda de dónde has caído,  y arrepiéntete,  y haz las primeras obras;  pues si no,  vendré pronto a ti,  y quitaré tu candelero de su lugar,  si no te hubieres arrepentido.

Una luz no se pone debajo de la cama sino sobre la mesa para alumbre a los que viven en la casa.

Una de las disciplinas de Dios es quitarnos el candelero, nuestra luz no alumbra, no revela sino que confunde,

  • Dios tiene que fortalecer nuestro ser interior, para que seamos personas con autoridad espiritual, con coraje, con denuedo. Necesitamos vencer esa debilidad interior que nos termina impidiendo dar un claro testimonio de Cristo.

 Todos los enemigos de Dios serán puestos bajo sus pies.

Nuestra debilidad, la de nuestras familias y la debilidad de la iglesia son enemigos poderosos que tiene que vencer.

 Dios tiene altos propósitos con nosotros desde antes de la fundación del mundo: que seamos santos y sin mancha. (Efesios 1:4)

MOVILIZAR A AQUELLOS FORTALECIDOS

Perfeccionar nuestro testimonio implica perfeccionar nuestra ministración de la palabra de Dios y el poder del Espíritu en la expansión de su reino.

La expansión del Reino de Dios

En Hechos tenemos un modelo de crecimiento impresionante.

Las vivencias de estos primeros cristianos fue  un proceso de 30 años que no volvieron a repetirse, luego de la persecución la Iglesia de Jerusalén nunca volvió a tener el mismo esplendor.

Las vivencias de ellos ocurrieron y están registradas para que nos sirvan de modelo a superar.

La fe de los primeros cristianos

Jesús después de resucitar les abrió el entendimiento para que comprendiesen las Escrituras (el Antiguo Testamento) Lucas 24:45

Antes de ascender estuvo por 40 días enseñándoles acerca del Reino de Dios. Hechos 1:4

El mensaje de Pedro refleja esa enseñanza, los pasajes que cita del Antiguo Testamento acerca del Reino son cruciales para entender lo que Jesús les enseñó.

Hechos 2:17-21  Y en los postreros días,  dice Dios,  derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños; y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días derramaré de mi Espíritu,  y profetizarán. Y daré prodigios arriba en el cielo, y señales abajo en la tierra, sangre y fuego y vapor de humo; el sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día del Señor, grande y manifiesto; y todo aquel que invocare el nombre del Señor,  será salvo.

Hech0s 2:33-35  Así que,  exaltado por la diestra de Dios,  y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo,  ha derramado esto que vosotros veis y oís…  hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies.

Es un reino que se expande por el derramamiento del Espíritu hasta derrotar a todos los enemigos de Dios.

Y el principal enemigo es la debilidad de la iglesia por eso el Espíritu derrama dones, visiones, sueños, profecías, prodigios en el cielo y señales en la tierra.

El mensaje de los primeros cristianos

Hechos 2:37-40  Arrepentíos,  y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados;  y recibiréis el don del Espíritu Santo… y con otras muchas palabras testificaba y les exhortaba,  diciendo: Sed salvos de esta perversa generación.

Hay una parte del mensaje que hemos pasado por alto: Sed salvos de esta perversa generación.

No queremos salir de Babilonia, estamos sumergidos en esta perversa generación, coqueteamos con ella, la miramos de afuera pero deseándola.

El ejemplo de los primeros cristianos

Hechos 2:41-17  Se añadieron aquel día como tres mil personas. Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles,  en la comunión unos con otros,  en el partimiento del pan y en las oraciones… Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.

Hechos 4:4  Pero muchos de los que habían oído la palabra,  creyeron;  y el número de los varones era como cinco mil.

Los recursos espirituales de los primeros cristianos

  • Continua llenura del Espíritu y denuedo para ministrar la Palabra

Hechos 4: 24-37  Y ellos alzaron unánimes oraron: Soberano Señor… mira sus amenazas,  y concede a tus siervos que con todo denuedo hablen tu palabra, mientras extiendes tu mano para que se hagan sanidades y señales y prodigios mediante el nombre de tu santo Hijo Jesús. Cuando hubieron orado,  el lugar en que estaban congregados tembló;  y todos fueron llenos del Espíritu Santo,  y hablaban con denuedo la palabra de Dios.

Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma;  y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía,  sino que tenían todas las cosas en común. Y con gran poder los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús,  y abundante gracia era sobre todos ellos. Así que no había entre ellos ningún necesitado;  porque todos los que poseían heredades o casas,  las vendían,  y traían el precio de lo vendido, y lo ponían a los pies de los apóstoles;  y se repartía a cada uno según su necesidad.

  • Santificación

No todo era fiesta, celebración y milagros.

Un auténtico mover de Dios da espacio para que el Espíritu pueda corregir, disciplinar y quebrantar.

Hechos 5:1-10 Muerte de Ananías y Safira por mentira al Espíritu (hipocresía).

  • Milagros

Hechos 5:12-16  Y por la mano de los apóstoles se hacían muchas señales y prodigios en el pueblo;  y estaban todos unánimes en el pórtico de Salomón. De los demás,  ninguno se atrevía a juntarse con ellos;  mas el pueblo los alababa grandemente. Y los que creían en el Señor aumentaban más,  gran número así de hombres como de mujeres; tanto que sacaban los enfermos a las calles,  y los ponían en camas y lechos,  para que al pasar Pedro,  a lo menos su sombra cayese sobre alguno de ellos. Y aun de las ciudades vecinas muchos venían a Jerusalén,  trayendo enfermos y atormentados de espíritus inmundos;  y todos eran sanados.

  • Obreros con unción del Espíritu

Hechos 6:8-10  Y Esteban,  lleno de gracia y de poder,  hacía grandes prodigios y señales entre el pueblo. Entonces se levantaron unos de la sinagoga llamada de los libertos,  y de los de Cirene,  de Alejandría,  de Cilicia y de Asia,  disputando con Esteban. Pero no podían resistir a la sabiduría y al Espíritu con que hablaba.

  • Operación de ángeles

Hechos 5:19 Un ángel abre las puertas de la cárcel

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

PERDONAR ES LA ÚNICA SALIDA


nudo-gordiano

El perdonar y amar al que me ofendió no es una alternativa, sino un mandato del Señor.

Mateo 6.14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial.

Perdonar es liberar o dejar ir a una persona que nos ha ofendido.

Es soltar a la persona que nos causó daño

Es cancelar una deuda pendiente que alguien tiene con uno

Es tomar la decisión de perdonar como un acto de voluntad y no basado en emociones.

Es imitar el carácter perdonador de Dios

Éxodo 34:7 Que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado.

Daniel 9:9 De Jehová nuestro Dios es el tener misericordia y el perdonar

Salmo 103:12 Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo de alejar de nosotros nuestras rebeliones

2 Corintios 5:19 Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados

Efesios 1:7 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia.

¿Qué no es perdonar?

Esforzarse por olvidar lo que pasó.

Negar la ofensa recibida, pretender que el tiempo borre lo ocurrido, ignorar lo que pasó y tratar de olvidar.

Un perdón superficial no es perdonar, decir: “te perdono” sin especificar el daño cometido.

Perdonar no es darle la razón al otro.

No niego mi dolor ni renuncio a la razón por la que me siento herido.

Desde mi dolor y desde mi razón perdono.

Perdonar no es un sentimiento

Decido perdonar por obediencia al Señor no porque estoy aliviado del dolor.

El proceso de olvidar el daño es un proceso posterior y paulatino.

Cada vez que vuelvo a sentir el dolor me vuelvo a compromete con el perdón.

 ¿Qué es perdonar?

Es salir del sillón del juicio, exigiendo reparación por lo sufrido.

Demandando que el otro reconozca su falta.

Libero esa demanda que me ata al dolor del pasado.

No lo libero porque el otro lo merezca sino porque es una necesidad mutua.

Me siento en el sillón de la misericordia.

Y doy lugar a que Dios trabaje en la reparación del daño.

A Dios le agrada que no nos venguemos por nosotros mismos, si no que creamos que El hace justicia.

Romanos 12:19  No os venguéis vosotros mismos,  amados míos,  sino dejad lugar a la ira de Dios;  porque escrito está: Mía es la venganza,  yo pagaré,  dice el Señor.

Cuando perdono, no perdono porque el otro sea digno que lo perdone.

Si no porque comprendo que la falta de perdonar produce ataduras emocionales y espirituales aquí en la tierra muy destructivas.

Cuando perdono suelto a esa persona que me lastimo y dejo que su pecado me siga arruinando el presente.

Incluso cuando la suelto, le dejo de imputar su pecado y Dios la pueda perdonar.

Las consecuencias de no perdonar

Es desobediencia a Dios.

Decidimos perdonar porque es un mandato de Dios.

Si no perdonamos, no seremos perdonados.

Es una carnada del enemigo.

Cada vez que alguien te ofende o te hiere, te está tendiendo una trampa, es una carnada del enemigo para que te amargue y pierdas su bendición.

Es necesario que vengan los tropiezos pero tenemos que aprender a resolverlos.

Mateo 18: 7 Porque es necesario que vengan tropiezos, pero ¡ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo!

Nuestras oraciones son estorbadas.

La falta de perdón corta la comunión con Dios y su presencia no fluye en nosotros.

1 Pedro 3:7  para que vuestras oraciones no tengan estorbo.

Dios no recibe nuestras ofrendas.

Toda ofrenda a Dios es un sacrificio vivo, y Dios no puede recibir un sacrificio que viene de un corazón con falta de perdón.

Mateo 5.23 Por tanto, si traes tu ofrenda al altar y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti deja allí tu ofrenda delante del altar,  y anda,  reconcíliate primero con tu hermano,  y entonces ven y presenta tu ofrenda.

El enemigo toma ventaja en nuestra vida.

La falta de perdón es una puerta abierta al enemigo, que destruye nuestro hogar, nuestras finanzas, nuestra salud y otros.

Mateo 5:25  Ponte de acuerdo con tu adversario pronto,  entre tanto que estás con él en el camino,  no sea que el adversario te entregue al juez,  y el juez al alguacil,  y seas echado en la cárcel.

Dios nos entregará a los verdugos.

Mateo 18:32-35  Siervo malvado,  toda aquella deuda te perdoné,  porque me rogaste. ¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo,  como yo tuve misericordia de ti? Entonces su señor,  enojado,  le entregó a los verdugos,  hasta que pagase todo lo que le debía. Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas.

En el idioma griego, la palabra verdugos significa “atormentadores”, que no son otra cosa que los demonios. La falta de perdón  abre la puerta a la acción demoníaca. Cada vez que los demonios le recuerden lo que la persona ofensora le hizo, lo harán para torturar su mente. Si Dios te entrega a ellos, Él es el único que puede librarle.

¿Cómo perdonar?

  1. Perdonar orando, en el nombre y poder de Jesús, como un acto definido y concreto.

Marcos 11:25 Y cuando estés orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno. 

  1. Arrepiéntase por guardar esta falta de perdón en su corazón y por el pecado de juicio.

La palabra de Dios nos ordena desechar todo resentimiento, amargura, odio y reconocer la falta de perdón hacia otros. 

  1. Exprese su perdón en forma verbal.

Santiago 5.16 Confesaos vuestras ofensas unos a otros y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho

Confiese su perdón a cada una de las personas, especificando las razones por las cuales tiene que perdonarlos. 

  1. Me comprometo a “reperdonar” todas las veces que haga falta

Después de haber perdonado a cada persona, entregue cada recuerdo doloroso, por cada herida recibida

En el resentimiento estaban presentes dos aspectos: el emocional y el voluntario.

Al haber subsanado el voluntario perdonando de corazón en el nombre de Jesús el emocional (amargura, dolor) irá desapareciendo en muy corto tiempo.

¿Cómo recibir perdón?

No me toca juzgar las intenciones del corazón.

No me corresponde a mí juzgar si es una actitud sincera o no.

1 Corintios 13:7 Todo lo sufre,  todo lo cree,  todo lo espera,  todo lo soporta.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿Qué busca Dios en aquellos que quieren servirle?


busquda

a) Visión de la plenitud del propósito de Dios.

Que alcancemos la plenitud de Dios.

Llenar todo en todo.

Restaurar todas las cosas.

Poner a todos sus enemigos como estrados de sus pies.

La iglesia alcance esa plenitud de Dios en la tierra.

Una familia de muchos hijos

Semejantes a Jesús

Haciendo mayores obras que El

 El problema es que esta visión de lo que Dios quiere se puede quedar sólo en el terreno de un entendimiento, en una visión adecuadamente aprendida. Isaías 29:13

Es muy importante pero no alcanza.

Muchos tienen un entendimiento pero en su interior sienten que unca será posible. Son creyentes incrédulos. Con su mente creen pero en sus emociones son incrédulos.

Hace falta que esa visión se transforme en pasión

  

b) Pasión por el corazón de Dios

La medida de cuánto de esta pasión está en nuestro corazones es lo que nos revela cuanto del corazón de Cristo ha podido desarrollarse en nuestros corazones.

Es necesario que nuestros sentimientos se unan a los sentimientos de Dios.

Hay dolor en el corazón de Dios.

Parece increíble que un Dios todopoderoso tenga necesidades insatisfechas pero estas necesidades no son por falta de poder sino que por amor El mismo se las creó al darle libre albedrío en lugar de crear autómatas.

Dios tiene dos grandes dolores.

  • La debilidad de la iglesia
  • Las almas que van a ser desechadas para siempre

Este fuego celestial lo encontramos en una auténtica comunión con Dios, es el fruto supremo de esta comunión, es la más alta forma del amor sin egoísmos,  lo más auténtico para asumir el mismo sentir de Cristo en la cruz: el tomar la “forma de siervo, obediente hasta la muerte”

Este fuego no lo puedo encender yo es un braza que se saca del altar.

Al ver niños, jóvenes, matrimonios y ancianos se produce un fuerte ardor en tu corazón para que vivan para Cristo. Esta pasión es la que nos mueve a  evangelizar de una manera sencilla, natural y espontánea, ligera es su carga.

Lucas 14:13-14, 22-23 Mas cuando hagas banquete,  llama a los pobres,  los mancos,  los cojos y los ciegos; y serás bienaventurado;  porque ellos no te pueden recompensar,  pero te será recompensado en la resurrección de los justos. […] Y dijo el siervo: Señor,  se ha hecho como mandaste,  y aún hay lugar. Dijo el señor al siervo: Ve por los caminos y por los vallados,  y fuérzalos a entrar,  para que se llene mi casa.

¿Qué tipo de personas buscamos para relacionarnos?

¿A quiénes invitamos a nuestras casas?

¿Cuál es el galardón que buscamos?

Obispo  Berry: Uds que son los felices invitados a las fiestas evangélicas: ¿no se deberían inquietar más por los jóvenes desesperados de hoy? hambrientos de pan, de paz y de esperanza. Salgan a las deprimentes calles llenas de ruido y luces. Invítenlos, persuádanlos, mejor dicho: fuércenlos a entrar. El que disfruta de sus banquetes espirituales egoístamente sin pensar en la hambreada multitud es una caricatura de cristiano.

Smith: soy un hombre de corazón roto. Dios me ha dado tal visión del valor de las almas para El que no podría vivir si procurar que muchas  almas sean salvadas.

Como siempre hemos enseñado la pasión brota de la visión, pero no de cualquier visión sino de una visión dada por Dios. Ese fuego es el poder de Dios que fortalece nuestro ser interior Efesios 3:16.

La carga del corazón de Dios:                         VISIÓN

Las ovejas sin pastor:                                       PASIÓN

Fortaleza interior, diligencia,  denuedo:     MISIÓN

c) Misión: fortaleza interior para mantener la misión

El mensaje que venimos escuchando en la sociedad, y aún en la iglesia, es:

ocúpate de vos, pásala bien, descansa, diviértete,  no exageres, no te gastes, etc.  

El apóstol Pablo nos enseña todo lo contrario:

2 Corintios 12:15 con placer gastaré lo mío yo mismo me gastaré del todo por amor a vuestra almas.

Hicimos una pequeña encuesta en un grupo de hermanos muy crecidos, preguntado acerca de qué es lo que  impide hacer la obra de Dios. La respuesta fue: la comodidad.

En un encuentro de jóvenes ellos dijeron que todos tenían deseos de hacer la obra pero siempre se quedaban en los deseos.

Hay un principio de Iván sobre la multiplicación:

Sin definición no hay obra.

En la parábola de los talentos Dios califica al siervo infiel como malvado y negligente.

El negligente busca trabajo pero cuando lo tiene busca evadirlo.

El diligente  está siempre alerta para aprovechar cada oportunidad para servir al Señor.

¿Por qué malvado?

Porque Dios le ha dado los recursos para él pueda producir el crecimiento y la expansión del reino de Dios, en cambio se dedicó a cuidar sus propios intereses y no los de Dios.

Mateo 25:27 al venir yo hubiera recibido lo mío, con los intereses.

El buen siervo puede estar ocupado materialmente pero espiritualmente trabajando activamente viendo a Dios obrar

Dios espera que estemos comprometidos absolutamente con la extensión y la expansión de su reino.

Todo otro trabajo es secundario.

Juan 5:17  mi Padre trabaja y yo trabajo.

No es un activismo febril que nos tiene un continuo movimiento sino un estado de alerta viendo el trabajo del Padre

Algunos dejan pasar delante de sus ojos las buenas obras que Dios preparó para ellos de antemano (Efesios 2:10).

Dios nos prepara citas divinas

Tenemos que despertarnos a la realidad de la grave necesidad que nos rodea y la urgencia por el paso ligero del tiempo.

Si Dios nos dijera como le dijo a Jesús tienes tres años para dejar una obra en funcionamiento y de esa manera podrás demostrar que eres un verdadero discípulo y verdaderamente glorificarías al Padre tomaría la obra de Dios con otro nivel de compromiso (Juan 15:8).

No nos queda otra que por el trabajo para no ser malo y negligente a fin de alcanzar esa meta que Dios diseñó para nuestras vidas.

2 Timoteo 4:2 que prediques la palabra, que instes a tiempo y fuera de tiempo.

Si tuviéramos tres años para dejar una obra en funcionamiento haríamos lo mismo que hizo Jesús: formaríamos un equipo de trabajo espiritualmente operativo, me esfuerzo, me gasto pero no alcanza con que lo hago yo solo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LOS RIQUEZAS DEL PLENO ENTENDIMIENTO


riquezas-espirituales2

Colosenses 2:2-3  Hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento,  a fin de conocer el misterio de Dios el Padre,  y de Cristo,  en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

El entendimiento está entenebrecido.

Está velado, hay un velo que lo oscurece.

2 Corintios 4:4  El dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos,  para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo,  el cual es la imagen de Dios.

Efesios 4:18  Teniendo el entendimiento entenebrecido,  ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay,  por la dureza de su corazón.

Tiene que haber revelación.

El velo tiene que ser corrido para que resplandezca una luz que ilumine el entendimiento.

Efesios 1:17-18  Para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo,  el Padre de gloria,  os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él,  alumbrando los ojos de vuestro entendimiento…

Necesitamos una sabiduría y una inteligencia espiritual

Efesios 1:8  Que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia.

Colosenses 1:9  No cesamos de orar por vosotros,  y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual.

Necesitamos revelación acerca de dos grandes misterios

Salmo 42:6-7  Dios mío,  mi alma está abatida en mí,

 Me acordaré,  por tanto,  de ti… Un abismo llama a otro a la voz de tus cascadas;  Todas tus ondas y tus olas han pasado sobre mí.

Hay dos grandes abismos

Dos grandes misterios, uno llama al otro:

  • el conocimiento que el hombre debe tener de Dios y
  • el conocimiento que el hombre debe tener de sí mismo.

Estos conocimientos están muy unidos y enlazados entre sí, cada uno precede y enriquece al otro. Nadie se puede contemplar a sí mismo sin que al momento se sienta impulsado a considerar a Dios.

Estando arraigado en nosotros el orgullo y soberbia siempre nos tenemos por justos, perfectos, sabios y santos, a no ser que con manifiestas pruebas seamos convencidos de nuestra ignorancia, vanidad, pobreza, perversidad y corrupción que nos son propias.

El conocimiento de nosotros mismos, nos aguijonea para que busquemos a Dios, y nos lleva como de la mano para que lo hallemos. Reconocemos que en ninguna otra parte, sino en Dios, hay sabiduría, virtud y perfecta abundancia de todos los bienes; por lo cual nos vemos impulsados por nuestra miseria a buscar los tesoros que hay en Dios.

Esa misma revelación de Dios nos conduce a un mayor conocimiento de nosotros mismos. Si luego de contemplar el rostro de Dios y su perfección, con humildad descendemos  a considerarse a sí mismo.  No nos convenceremos si no consideramos primero a Dios el cual es la sola regla con que se debe ordenar y regular nuestro juicio.

El orden correcto y saludable para una vida agradable a Dios es primero conocerle a Él, porque de lo contrario sin este conocimiento, todo conocimiento que se origina en el  hombre,  fracasará.

Oseas 6:1-3 Venid y volvamos a Jehová; porque él arrebató, y nos curará; hirió, y nos vendará. Nos dará vida después de dos días; el tercer día nos resucitará, y viviremos delante de él. Y conoceremos, y proseguiremos en conocer a Jehová; como el alba está dispuesta su salida, y vendrá a nosotros como la lluvia, como la lluvia tardía y temprana a la tierra.

Dios quiere que nos acerquemos a Él para darse a conocer y hacernos entender

Hebreo 4:14-16 Acerquémonos con confianza al trono de nuestro Dios amoroso para que el tenga misericordia de nosotros y en su bondad nos ayude en la hora de necesidad.                                              

Salmo 25:14 La comunión íntima de Jehová es con los que le temen, y a ellos hará conocer su pacto.

Salmo 32:8 Te haré entender y te enseñaré el camino que debes andar, sobre ti fijaré mis ojos

 

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Con cuanto amor nos ama el Padre


abrazo-padre

Uno de los temas que se desarrollan transversalmente en toda la epístola a los efesios es el tema del amor.

Es un tema que tiene su misterio.

A simple vista hablar de amor resulta algo romántico, positivo, esperanzador, pero podemos intuir que hay algo más profundo mucho más allá de esa cáscara superficial.

La carta a los efesios comienza hablando del Padre.

  • El amor del Padre

Efesios 1:4-6

  • nos escogió para ser santos y sin mancha
  • nos predestinó por el puro afecto de su voluntad
  • por su gracia nos hizo acepto en el Amado

Es primero un amor de elección

El Padre es quién nos diseñó por el afecto puro de su voluntad.

Ese diseño se distorsionó por el pecado.

A pesar de eso nos escogió para ser santos y sin mancha

Luego es un amor de aceptación

Nos acepta como somos, con nuestro carácter, nuestra debilidad.

Porque el mira lo que El diseñó.

No lo que somos sino en lo que nos vamos convirtiendo

Tiene que haber mucha rebeldía, mucha incredulidad para poder escapar de esta gracia obrando en tu vida, porque esta gracia te persigue para hacerte bien.

Luego un amor de redención

En quien tenemos redención por su sangre

El perdón de pecados

Conforme a las riquezas de su gracia, que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia

Es un amor eterno

No hay nada que hagas que te pueda amar más, ni ningún error que cometas que te pueda amar menos.

Tu victoria sobre el pecado determinará la profundidad de comunión que podrás disfrutar pero no pone en juego la medida de su amor.

Jeremías 31:3  Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo,  diciendo: Con amor eterno te he amado;  por tanto,  te prolongué mi misericordia.

 

  • El amor del Hijo

Después del amor del Padre viene el amor del Hijo.

Parecería que es algo sencillo y simple

Es algo que va más allá de lo que mi mente y mis sentidos pueden percibir.

Detengámonos a considerar el proceso por el que alcanzamos a comprender el amor de Cristo.

Efesios 3:18  Puedan comprender,  junto con todos los santos,  cuán ancho y largo,  alto y profundo es el amor de Cristo.

No lo puedo comprender sólo, tenemos que ponernos de acuerdo todos los santos para alcanzar ese conocimiento.

Consideremos el proceso:

Efesios 3:16-18

Conforme a las riquezas en gloria.

Ser fortalecidos con poder hombre interior

Para que por la fe habite Cristo

A fin de que arraigados y cimentados en amor

Seamos capaces de comprender con todos los santos amor de Cristo

Tenemos que cuestionarnos si realmente comprendemos: ¿qué es el amor de Cristo?

Cuando leemos en:

Romanos 8:35-19

¿Quién me separará del amor de Cristo…?

Tribulación, angustia, persecución, hambre, desnudez, peligro, espada

Estoy muerto todo el tiempo como oveja al matadero

Somos más que vencedores

Ni la muerte, ni la vida,

Ni ángeles, ni principados, ni potestades,

Ni lo presente, ni lo por venir,

Ni lo alto, (el renombre) ni lo profundo, (los misterios)

Ni ninguna otra cosa creada

Nada nos podrá separar del amor de Dios en Cristo Jesús

El amor de Cristo me provee identidad espiritual

Nada me puede separar del amor de Cristo porque hay dos decisiones cruciales en mi corazón:

  • Me considero muerto todo el tiempo como oveja que va al matadero 
  • Me hizo más que vencedor por medio de este amor

¿Qué significa: “más que vencedor”?

El vencedor es aquel que tiene todos los méritos por alcanzar esa victoria. El que es más que vencedor es el que vence pero por los méritos de otro.

El que pelea es el otro pero recibimos los beneficios de su victoria.

 Es un amor de provisión: Romanos 8:32

No escatimó a su propio Hijo con él nos dio TODAS las cosas

En Cristo Dios ya hizo todo, nos dio todas las cosas.

Es una transferencia de vida total para una transformación paulatina pero poderosa.

Es un amor de intercesión: Romanos 8:33-34

Quién te acusará, quién te condenará

El murió, resucitó y está sentado intercediendo por nosotros.

 

  • El amor del Espíritu Santo

Es un amor de capacitación. Romanos 8:26

Nos ayuda en nuestra debilidad.

Nos hace ministros competentes. (2 Corintios 3:6)

Es un amor de delegación.  Hechos 1:8

Nos da poder para ser testigos

Nos da autoridad para hacer milagros  (Mateo 28:18-20, Marcos 16:17-18)

 

  • Este amor nos constriñe

2 Corintios 5:14-20

Para que los que viven,  ya no vivan para sí,  sino para aquel que murió y resucitó por ellos.

Y nos dio el ministerio de la reconciliación;

Y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.

Somos embajadores en nombre de Cristo,  como si Dios rogase por medio de nosotros;  os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.

El amor de Cristo nos constriñe (apremia) nos aprieta

El murió para que ya no vivamos más para nosotros mismos.

El amor se traduce en hechos.

Somos embajadores: reconciliemos a los hombres con Dios.

 

 

 

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LOS TRATOS DE DIOS


limites-de-padres

LA CORRECCIÓN DE DIOS

Jeremías 10:24-25

Castígame con juicio no con furor

Derrama tu enojo sobre los pueblos que no te conocen.

Miqueas 7:9  He pecado contra el Señor, y por eso soportaré su enojo; mientras tanto, él juzgará mi causa y me hará justicia.

El Señor me llevará a la luz, me hará ver su victoria.

Podemos diferenciar dos tipos de tratos de Dios

  • Dios castiga la maldad de los impíos

Aquellos que no son piadosos, que no tienen piedad. Piedad es otra de las palabras que se deforman con el tiempo, el término bíblico, piedad es devoción, adoración, que quiere agradar a Dios)

La corrección es necesaria para que procedan al arrepentimiento, para que le conozcan. El corazón duro, el entendimiento que está cegado se abre cuando uno pasa por alguna crisis.

  • Dios corrige y disciplina a sus hijos.

Nosotros corregimos a nuestros hijos según nuestro juicio y humor.

Y a nosotros ¿quién nos corrige?

Muchas veces le echamos la culpa a Satanás de todo, pero es darle más trascendencia de la que tiene, nada puede contra nosotros.

Es Dios quien trata con nosotros, pero nos cuesta mucho admitir que es Dios quién nos disciplina.

Tenemos que tener la humildad y la valentía de reconocer  que es Dios quién nos disciplina

Pueden parecer palabras muy duras, muy extrañas de oír, hoy; pero el hombre y la mujer que conoce el amor de Dios lo puede entender.

Hebreos 12:5-12 Hijo mío,  no menosprecies la disciplina del Señor, ni desmayes cuando eres reprendido por él; Porque el Señor al que ama,  disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo. Si soportáis la disciplina,  Dios os trata como a hijos;  porque  ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?  Pero si se os deja sin disciplina,  de la cual todos han sido participantes,  entonces sois bastardos,  y no hijos. Por otra parte,  tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban,  y los venerábamos.  ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus,  y viviremos?  Y aquéllos,  ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía,  pero éste para lo que nos es provechoso,  para que participemos de su santidad. Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo,  sino de tristeza;  pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.

Job 5:17  He aquí,  bienaventurado es el hombre a quien Dios castiga; por tanto,  no menosprecies la corrección del Todopoderoso.

Proverbios 3:11  No menosprecies,  hijo mío,  el castigo de Jehová, ni te fatigues de su corrección.

Dios le tuvo que decir a Judá

1 Reyes 12:24 Esto lo he hecho yo.

Una de las disciplinas más duras a Israel, cuando dividió a Israel, con consecuencias hasta el día de hoy en Judá (judíos) y el reino del Norte (antepasados de los palestinos).

Hay dos tipos de respuestas ante las pruebas

  • Las que cierran sus oídos en la corrección y endurecen su corazón (como el huevo ante el calor de la prueba)

Jeremías 17:23  Pero ellos no oyeron,  ni inclinaron su oído,  sino endurecieron su cerviz para no oír,  ni recibir corrección.

Sofonías 3:2  No escuchó la voz,  ni recibió la corrección;  no confió en Jehová,  no se acercó a su Dios.

  • Los que abren su oído y ablandan el corazón (como la papa ante el calor de la prueba)

Proverbios 15:32  El que tiene en poco la disciplina menosprecia su alma; mas el que escucha la corrección tiene entendimiento.

Deja que cada circunstancia se introduzca hasta lo más profundo de tu corazón para que te sirva de consuelo: Cada cosa es hecha por Dios. En la medida que veas a Dios en cada circunstancia difícil se encargará de sanar las heridas que estas circunstancias te produjeron.

Oseas 6:1  Venid y volvamos a Jehová;  porque él arrebató,  y nos curará;  hirió,  y nos vendará.

CLAMOR DEL HOMBRE

Es grato a los oídos de Dios cuando percibimos el peso de nuestro de pecado, cuando confesamos nuestro deseo de se santos

Hebreos 12:4  Porque aún no habéis resistido hasta la sangre,  combatiendo contra el pecado.

David nos da un profundo ejemplo

Salmo 51:1-4, 10-12  Ten piedad de mí,  oh Dios,  conforme a tu misericordia; conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones. Lávame más y más de mi maldad, y límpiame de mi pecado. Porque yo reconozco mis rebeliones, y mi pecado está siempre delante de mí. Contra ti,  contra ti solo he pecado, y he hecho lo malo delante de tus ojos; para que seas reconocido justo en tu palabra, y tenido por puro en tu juicio. Crea en mí,  oh Dios,  un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí. No me eches de delante de ti, y no quites de mí tu santo Espíritu.  Vuélveme el gozo de tu salvación, y espíritu noble me sustente.

Cuando estamos bajo aflicción nuestra comunión con Dios es completa y encontramos allí nuestra bendición.

Hay un camino mejor que la disciplina.

1 Corintios 11:31-32  Si,  pues,  nos examinásemos a nosotros mismos,  no seríamos juzgados; mas siendo juzgados,  somos castigados por el Señor,  para que no seamos condenados con el mundo.

Examinarnos a nosotros mismos, oír la voz de Dios.Uno de los grandes impedimentos para nuestro crecimiento es la falta de autocrítica, la gran dificultad que tenemos de conocernos a nosotros mismos.

Tenemos mucha dificultad para aprender a percibir a Dios en los momentos de tristeza y de dificultad.

Lucas 24:32  Y se decían el uno al otro:  ¿No ardía nuestro corazón en nosotros,  mientras nos hablaba en el camino,  y cuando nos abría las Escrituras?

OIR LA VOZ DE DIOS

Jesús le pide a la iglesia de Laodicea que oiga su voz y abra la puerta Apocalipsis 3:20

Muchos quieren oír la voz de Dios filtrada a través de otros no quieren la responsabilidad de oír directamente la voz de Dios, esto ya ocurría  antiguamente

Deuteronomio 5:25 -27 Si oyéremos otra vez la voz de Jehová nuestro Dios,  moriremos. Porque  ¿qué es el hombre,  para que oiga la voz del Dios viviente que habla de en medio del fuego,  como nosotros la oímos,  y aún viva? Acércate tú,  y oye todas las cosas que dijere Jehová nuestro Dios;  y tú nos dirás todo lo que Jehová nuestro Dios te dijere,  y nosotros oiremos y haremos.

El problema es que en el corazón del hombre se oyen muchas voces y todas quieren hacerse pasar por Dios, son suaves y prometen mucho.

Ezequiel 13:7-8  ¿No habéis visto visión vana,  y no habéis dicho adivinación mentirosa,  pues que decís: Dijo Jehová,  no habiendo yo hablado? Por tanto,  así ha dicho Jehová el Señor:  Por cuanto vosotros habéis hablado vanidad,  y habéis visto mentira,  por tanto,  he aquí yo estoy contra vosotros,  dice Jehová el Señor.

Jeremías  7:13  Ahora,  pues,  por cuanto vosotros habéis hecho todas estas obras,  dice Jehová,  y aunque os hablé desde temprano y sin cesar,  no oísteis,  y os llamé,  y no respondisteis;

Dios llama a su pueblo a una vida de íntima relación

Cada vez que rehusamos esa llamada el corazón  se enfría más y más,

No desechen al que habla

Hebreos 12:25 Mirad que no desechéis al que habla.  Porque si no escaparon aquellos que desecharon al que los amonestaba en la tierra,  mucho menos nosotros,  si desecháremos al que amonesta desde los cielos.

Sus ovejas oyen su voz.

Juan 10:27  Mis ovejas oyen mi voz,  y yo las conozco,  y me siguen.

Juan 8:47  El que es de Dios,  las palabras de Dios oye.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios