El discipulado y la gloriosa transformación de nuestras vidas


plena1

Estamos en un proceso de reactualización de las verdades centrales que nos han marcado como congregación.

Hemos recibido del ministerio apostólico cuatro objetivos centrales a lo que debe apuntar la acción congregacional.

  • Ser pescadores de hombres
  • Hacer discípulos
  • Formar obreros
  • Plantar iglesias.

Estamos abocados a desarrollar procesos no simplemente determinar lo que tenemos que hacer.

El mes pasado, hablamos del primer objetivo y lo presentamos de una forma que nos permita desarrollar esos procesos.

Hablamos de ir a buscar lo perdido.

Los inconversos, los apartados y los que se congregan pero desde una perspectiva religiosa.

Ahora quiero hablarte de hacer discípulos pero presentarlo desde otra mirada

Una mirada actualizada que suma a lo aprendido, para que los nuevos entiendan la necesidad de ser discipulados y los que se congregan con nosotros hace tiempo se puedan replantear si realmente son conscientes de las necesidad de seguir discipulándose encontrando nuevos desafíos en el hacerlo

Hacer discípulos

Dios nos encomienda a cada uno de sus discípulos que hagan discípulos.

Que nos convirtamos en padres espirituales.

El discipulado se desarrolla en relaciones personales y en grupos pequeños.

El objetivo del discipulado es que la semejanza a Cristo.

Hay una enseñanza integral en todas las áreas de la vida: enseñar a vivir.

Te quiero proponer que el discipulado es algo más que enseñanza y reuniones.

Por supuesto que lo incluye.

Discipular es liberar las ataduras emocionales y espirituales del pecado para que el discípulo alcance la libertad gloriosa de los hijos de Dios.

Es mucho más que seamos buenas personas y tengamos hermosas familias.

Lo incluye.

Es vivir en autoridad espiritual de manera que las tinieblas retrocedan por la ministración de nuestras familias.

Es mucho más que pagar el costo del discipulado. Lo incluye.

Discipular es conducir a las personas a una fortaleza espiritual que puedan sobreponerse victoriosamente sobre todas las tribulaciones.

Discipular es sanar todos los condicionamientos que nos impiden vivir en la plena libertad de los hijos de Dios. Romanos 8:21

Discipular es liberar el potencial de los demás

Nosotros nos conectamos con la gracia de Dios.

Renunciamos al pecado

Hacemos pacto

Desarrollamos la obediencia a la Palabra y la guía del Espíritu.

Sufrimos el costo de ser diferentes y andar a contramano de la sociedad.

Pero hay algo más

Somos libres de ataduras, debilidades y condicionamiento culturales y emocionales que no nos permiten acceder y disfrutar de su la plenitud que Dios ha diseñado para nosotros.

En Marcos 16:16 se habla de milagros, de la capacitación sobrenatural con la que el Espíritu nos perfecciona

Hay milagros de acción: con la palabra nuevas lengua, echar dominios y sanar.

Pero también hay milagros de protección que nos hablan del cuidado de Dios sobre nuestras vidas.

Dios produce una transformación sobrenatural.

Al que venciere

Nos viste de vestiduras gloriosas.

Nos provee de recursos sobrenaturales

Concede los deseos de nuestro corazón.

Nuestras vidas producen un tremendo impacto por la sola presencia de Dios en nosotros.

Te propongo que desde esta perspectiva pueda considerar estos pasajes de las Escrituras.

Colosenses 1:28-2:3  A quien anunciamos,  amonestando a todo hombre,  y enseñando a todo hombre en toda sabiduría,  a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre; para lo cual también trabajo,  luchando según la potencia de él,  la cual actúa poderosamente en mí. Porque quiero que sepáis cuán gran lucha sostengo por vosotros,  y por los que están en Laodicea,  y por todos los que nunca han visto mi rostro; para que sean consolados sus corazones,  unidos en amor,  hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento,  a fin de conocer el misterio de Dios el Padre,  y de Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

El apóstol no da testimonio que sostiene una gran lucha, trabaja luchando según toda la potencia que actúa poderosamente en él para:

  • Consolar los corazones de sus discípulos
  • Que estén todos unidos en amor
  • Alcancen todas las riquezas del pleno entendimiento para conocer el misterio del Padre y de Cristo

Es muchas más que unas simples lecciones recibidas hace mucho tiempo.

Efesios 3:19-20  Conocer el amor de Cristo,  que excede a todo conocimiento,  para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios. Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos,  según el poder que actúa en nosotros.

Apocalipsis 2:7  Al que venciere,  le daré a comer del árbol de la vida,  el cual está en medio del paraíso de Dios.

Apocalipsis 2:11  El que venciere,  no sufrirá daño de la segunda muerte.

Apocalipsis 2:17  Al que venciere,  daré a comer del maná escondido,  y le daré una piedrecita blanca,  y en la piedrecita escrito un nombre nuevo,  el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe.

Apocalipsis 2:26  Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin,  yo le daré autoridad sobre las naciones,

Apocalipsis 3:5  El que venciere será vestido de vestiduras blancas;  y no borraré su nombre del libro de la vida,  y confesaré su nombre delante de mi Padre,  y delante de sus ángeles.

Apocalipsis 3:12  Al que venciere,  yo lo haré columna en el templo de mi Dios,  y nunca más saldrá de allí;  y escribiré sobre él el nombre de mi Dios,  y el nombre de la ciudad de mi Dios,  la nueva Jerusalén,  la cual desciende del cielo,  de mi Dios,  y mi nombre nuevo.

Apocalipsis 3:21  Al que venciere,  le daré que se siente conmigo en mi trono,  así como yo he vencido,  y me he sentado con mi Padre en su trono.

Apocalipsis 21:7  El que venciere heredará todas las cosas,  y yo seré su Dios,  y él será mi hijo.

Le daré de comer del árbol de la vida

No sufrirá daño

Le daré de comer del maná escondido

Le daré un nombre (un carácter) nuevo

Le daré autoridad sobre las naciones

Confesaré su nombre delante del Padre y de los ángeles.

Lo haré columna de mi templo

Escribiré sobre él el nombre de Dios, de la ciudad de Dios y mi nombre nuevo.

Le sentaré conmigo en mi trono así como senté con mi Padre en su trono

Heredará todas las cosas.

Hay una gracia de Dios operando en nuestras vidas más allá de lo que podemos imaginar.

Somos llamados a potenciar la vida de quienes nos rodean

Nuestros hijos, discípulos y amigos están necesitando de nuestro estímulo.

Todos necesitan que afirmemos el valor y la potencialidad que tienen,

Hay una riqueza dispuesta por Dios para nosotros para que alcancemos toda la plenitud de Dios.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s