TRANSFORMADOS PARA UN MINISTERIO DE CONSOLACIÓN


consolacion

MINISTERIO DE CONSOLACIÓN   1:3

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo,  Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones,  para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación,  por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios.

COMPETENCIA VIENE DEL ESPÍRITU SANTO   3:5-6, 17

 No que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos,  sino que nuestra competencia proviene de Dios, el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto,  no de la letra,  sino del espíritu;  porque la letra mata, más el espíritu vivifica.

Porque el Señor es el Espíritu;  y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.

VIVIFICADOS POR CONTEMPLAR LA GLORIA DE CRISTO 3:18

Por tanto,  nosotros todos,  mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor,  somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen,  como por el Espíritu del Señor.

NUESTRA DEBILIDAD ES ABSORBIDA POR LA VIDA  5:4-5

Porque asimismo los que estamos en este tabernáculo gemimos con angustia;  porque no quisiéramos ser desnudados,  sino revestidos,  para que lo mortal sea absorbido por la vida. Más el que nos hizo para esto mismo es Dios,  quien nos ha dado las arras del Espíritu.

EL FRUTO DE ESTA TRANSFORMACIÓN 4:16-18

Por tanto,  no desmayamos;  antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando,  el interior no obstante se renueva de día en día. Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; no mirando nosotros las cosas que se ven,  sino las que no se ven;  pues las cosas que se ven son temporales,  pero las que no se ven son eternas.

FRAGANCIA DE CRISTO  2:14-16

Mas a Dios gracias,  el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús,  y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento. Porque para Dios somos grato olor de Cristo en los que se salvan,  y en los que se pierden; a éstos ciertamente olor de muerte para muerte,  y a aquéllos olor de vida para vida.  Y para estas cosas,  ¿quién es suficiente?

MINISTERIO DE RECONCILIACIÓN  5:14-15, 18-20

Porque el amor de Cristo nos constriñe,  pensando esto: que si uno murió por todos,  luego todos murieron; y por todos murió,  para que los que viven,  ya no vivan para sí,  sino para aquel que murió y resucitó por ellos.

Y todo esto proviene de Dios,  quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo,  y nos dio el ministerio de la reconciliación; que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo,  no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados,  y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. Así que,  somos embajadores en nombre de Cristo,  como si Dios rogase por medio de nosotros;  os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.

GALARDÓN ETERNO  6:1, 7:1, 5:10, 1:14

Así,  pues,  nosotros,  como colaboradores suyos,  os exhortamos también a que no recibáis en vano la gracia de Dios.

Puesto que tenemos tales promesas,  limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu,  perfeccionando la santidad en el temor de Dios.

Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo,  para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo,  sea bueno o sea malo.

Somos vuestra gloria,  así como también vosotros la nuestra,  para el día del Señor Jesús.

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s