Serie: El crecimiento y la expansión del reino de Dios. Primer mensaje.


Expansión

Llenar, Multiplicar y Fructificar

Jesús predicaba acerca del evangelio del reino, las buenas noticias del gobierno de Dios.

Mateo 4:17  Desde entonces comenzó Jesús a predicar,  y a decir: Arrepentíos,  porque el reino de los cielos se ha acercado.

Hechos 1:3  Después de haber padecido,  se presentó vivo con muchas pruebas indubitables,  apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios.

El concepto de reino, y la delegación de la autoridad de Dios a aquellos que caminan  íntimamente con El, se remota a la misma creación y está siendo progresivamente restaurado.

Desde el primer encomendamiento a Adán vemos cómo Dios confiere autoridad al ser humano.

Génesis 1:28 Y los bendijo Dios, y les dijo: fructificad y multiplicaos;  llenad la tierra,  y sojuzgadla,  y señoread en los peces del mar,  en las aves de los cielos,  y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

Este pasaje tiene una clave que hay que descubrir para poder entenderlo.  Una trampa para nuestra mente occidental, está al revés.

El efecto final (mayor responsabilidad de Dios) está al principio y la causa inicial (mayor responsabilidad del hombre) está al final.

La secuencia de este importante mandato original dado a los hombres es: señorear (someter), sojuzgar (tener dominio), para llenar; y así, multiplicar y fructificar.

  • Someter: la palabra en hebreo es kabash, significa someter a la fuerza, mantener bajo control.
  • Dominar: la palabra en hebreo es radah subyugar, prevalecer contra, hollar; regular.

Un ejemplo que nos puede clarificar este proceso es el trabajo de domar un caballo.

Primero se lo somete, se lo conduce a paz; luego se lo domina, se lo dirige, se lo conduce para que finalmente pueda hacer la tarea que necesitamos que produzca.

Así la fuerza del caballo se la conduce para que produzca fruto.

Este es el proceso que vemos que Dios tiene que realizar en el hombre

Primero, Dios tiene que doblegar su rebeldía como el caballo, al doblegarlo no le anula la personalidad sino que permite que toda esa energía pueda ser útil en alguna dirección.

Hay mucha gente rebelde que no puede ser útil para nada.

Si alguien nos tiene que gobernar, nos tiene que someter que mejor que sea Dios, y no una persona, una institución o una causa.

El gobierno de Dios nos conduce a paz.

Por eso Dios hablaba de la necesidad de que los hombres renuncien a ser gobernados por su yo y se dejen gobernar por Dios.

Mateo 11:29  Llevad mi yugo sobre vosotros,  y aprended de mí,  que soy manso y humilde de corazón;  y hallaréis descanso para vuestras almas.

Esto es muy aplicable al discipulado y a la edificación de la iglesia: conducir a paz, para dirigir hacia un propósito. Llenar, multiplicar y así fructificar.

  • Llenar: No tiene que ver con el tener hijos sino con el concepto de plenitud. La idea de Dios de llenarlo todo en forma completa.

Dios no ha dado capacidades y nos ha hecho creativos para que las virtudes del cielo se expandan en la tierra. Es el desarrollo de cada uno como persona, como familia, como comunidad y la manera en la que influenciamos en el mundo.

  • Multiplicarse: Tiene que ver con el concepto de trascendencia de legado, de tener hijos naturales y espirituales que continúen la tarea a través de los tiempos. Para el continuo crecimiento del reino y del gobierno de Dios. Su reino no tendrá límites. 
  • Fructificar: El fruto siempre es para alguien, es para otro. En este caso, el fruto es para el “disfrute” de Dios. La palabra disfrutar viene del latín que quiere decir “recoger el fruto”. Transformar las áreas de conflicto y de debilidad en áreas en las que se manifieste la gracia de Dios para que El, reciba gloria.

Abraham fue un prototipo un anticipo de un creyente del reino de Dios al que se refería Jesús.

  • Padre de fe.

Romanos 4:11  Para que fuese padre de todos los creyentes no circuncidados,  a fin de que también a ellos la fe les sea contada por justicia.

  • Depositario de un plan divino para cumplir con los propósitos de Dios para restaurar el dominio divino sobre el mundo

Romanos 4:13  (por la justicia de la fe) le fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería heredero del mundo,

  • Quien debe gobernar sobre los impedimentos para ver cumplida las promesas de Dios.

Romanos 4:17-18  Abraham creyó en el Dios que da vida a los muertos y que llama las cosas que no son como si ya existieran.

Contra toda esperanza,  Abraham creyó y esperó,  y de este modo llegó a ser padre de muchas naciones,  tal como se le había dicho: “Así de numerosa será tu descendencia.”

Es sumamente interesante la visión que David tenía de este reino de Dios anunciado por Jesús.

David reconocía que todas las cosas que están en el cielo y en la tierra  estaban bajo el gobierno de Dios.

1 Crónicas 29:11-15

Tuya es,  oh Jehová,  la magnificencia y el poder,  la gloria,  la victoria y el honor;  porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas.  Tuyo,  oh Jehová,  es el reino,  y tú eres excelso sobre todos. Las riquezas y la gloria proceden de ti,  y tú dominas sobre todo;  en tu mano está la fuerza y el poder,  y en tu mano el hacer grande y el dar poder a todos. Ahora pues,  Dios nuestro,  nosotros alabamos y loamos tu glorioso nombre. Porque  ¿quién soy yo,  y quién es mi pueblo,  para que pudiésemos ofrecer voluntariamente cosas semejantes?  Pues todo es tuyo,  y de lo recibido de tu mano te damos. Porque nosotros,  extranjeros y advenedizos somos delante de ti,  como todos nuestros padres;  y nuestros días sobre la tierra,  cual sombra que no dura.

Tenemos que equilibrar la exaltación de la grandeza de Dios con la responsabilidad humana sino el resultado es la apatía, la indiferencia y la comodidad.

Ese Dios que gobierna sobre todo ha delegado  la responsabilidad de someter todas las cosas para encausarlas de manera que Dios puede cosechar fruto de todas las cosas.

Salmo 8:6 Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos;  todo lo pusiste debajo de sus pies.

Salmo 115:16 Los cielos son los cielos de Jehová;  y ha dado la tierra a los hijos de los hombres.

 

El hombre es responsable de restauración de todas las cosas que se degradaron en la rebelión.

El hombre es responsable por los problemas terrenales pero sólo podrá ser efectivo cuando ejerce el gobierno de Dios sobre esas cosas ya que El es la fuente de poder y sabiduría.

Los redimidos asociados con Dios pueden restablecer el gobierno divino sobre las situaciones imperfectas que se nos presentan

2 Crónicas 7:14

Dios tiene un propósito

Una familia de muchos hijos semejante a Jesús.

Ese propósito se cumplirá porque está en el corazón de Dios y Él se responsabiliza de su realización

Pero Dios tiene un plan para alcanzar ese propósito, un plan que responsabiliza al hombre.

Esta es la tarea de la que nos tenemos que ocupar nosotros.

  • Poner a los hombres bajo el gobierno de Dios. Para ello primero tenemos que acercar el reino a ellos.
  • Nuestra primera responsabilidad es poner a los inconversos y a los creyentes bajo el gobierno de Dios.

Acercarles al reino de Dios, Forzarlos a entrar: El reino sufre violencia.

Mat_11:12  Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora,  el reino de los cielos sufre violencia,  y los violentos lo arrebatan.

Luc 14:16-17, 23  Un hombre hizo una gran cena,  y convidó a muchos. Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los convidados: Venid,  que ya todo está preparado…. Dijo el señor al siervo: Ve por los caminos y por los vallados,  y fuérzalos a entrar,  para que se llene mi casa.

Mat 13:24-26  Les refirió otra parábola,  diciendo:  El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres,  vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo,  y se fue. Y cuando salió la hierba y dio fruto,  entonces apareció también la cizaña. 13:41  Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles,  y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo,  y a los que hacen iniquidad,

Mat_21:43  Por tanto os digo,  que el reino de Dios será quitado de vosotros,  y será dado a gente que produzca los frutos de él.

Mat_23:13  Mas  ¡ay de vosotros,  escribas y fariseos,  hipócritas!  porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres;  pues ni entráis vosotros,  ni dejáis entrar a los que están entrando.

Para entrar y permanecer en el reino hay un costo que pagar: la muerte de mi yo.

Luc_16:16  La ley y los profetas eran hasta Juan;  desde entonces el reino de Dios es anunciado,  y todos se esfuerzan por entrar en él.

Mat_6:33  Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia,  y todas estas cosas os serán añadidas.

Mat_13:44  Además,  el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo,  el cual un hombre halla,  y lo esconde de nuevo;  y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene,  y compra aquel campo.

Mat_13:45  También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas.

El crecimiento y la expansión de su Reino.

Mat 13:23  Mas el que fue sembrado en buena tierra,  éste es el que oye y entiende la palabra (del reino), y da fruto;  y produce a ciento,  a sesenta,  y a treinta por uno.

Mat_13:31  El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza,  que un hombre tomó y sembró en su campo.

Mat_13:33  El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer,  y escondió en tres medidas de harina,  hasta que todo fue leudado.

Mat_16:19  Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos;  y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos;  y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos.

Mat 25:14 -15  Porque el reino de los cielos es como un hombre que yéndose lejos,  llamó a sus siervos y les entregó sus bienes. A uno dio cinco talentos,  y a otro dos,  y a otro uno,  a cada uno conforme a su capacidad;  y luego se fue lejos.

Conclusión

Esta es la palabra de fe que quiero dejar en tu corazón.

Dios quiere expandir el reino.

Dios es el que batalla milagrosamente

Dios es el que abre los corazones y el que prepara todas tus circunstancias para que el reino se expande a través tuyo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s