LOS DISCÍPULOS DEL SEÑOR SE CARACTERIZAN POR LA COMPASIÓN


Senior and young holding hands

 

1 – Jesús veía, y aún ahora Dios ve:  Multitudes desamparadas y dispersas. Mateo 9:35-36

Desamparadas: sin cobertura

Dispersas:    sin propuesta

Y tuvo compasión

2 – Dios sufre: Ve las multitudes y sufre, aunque tiene la solución

Surge un clamor en él: ¡la mies es mucha y faltan obreros !

Pero además…

Sufre porque ve la situación de quienes tienen que poner en acción esas soluciones.

3 – ¿Qué hace falta para que hayan más obreros?

Crecer en la fe: lo que nos conecta con Dios.

Natanael decía en la alabanza el domingo pasado, lo que Dios busca en tu corazón es fe.

Me pareció una definición sencilla y poderosa.

Si hay fe, hay llenura del Espíritu, hay milagros, hay santidad.

Para que esa fe fructifique y nos convierta en obreros para poder satisfacer el corazón de Dios.

Tenemos que completar esa fe con dos cosas más

Crecer en la compasión: nos conecta con la necesidad de los demás.

Crecer en la obediencia: nos conecta con nuestra necesidad.

Puedo tener fe y compasión pero si no hay negación, muerte al yo, disposición al sacrificio, renuncia a mis placeres, planes y proyectos.

La fe y la compasión se vuelven improductivas.

¿CÓMO CRECER EN LA COMPASIÓN?

4 – Querer crecer en compasión es una lucha desigual.

Nuestra cultura individualista se opone a que seamos compasivos.

2 Timoteo 3:1-3 También debes saber esto:  que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos,  avaros,  vanagloriosos,  soberbios,  blasfemos,  desobedientes a los padres,  ingratos,  impíos, sin afecto natural,  implacables,

Esa sociedad en que vivimos está profundizando cada vez más su individualismo, su desinterés por el otro, sólo me interesa lo mío.

La industria más floreciente es la del entretenimiento. Se le llama cultura hiperindividualista. Nunca se ha gastado tanto en turismo.

Toda la tecnología procura desarrollar tu ego.

Cada vez hay una mayor discapacidad por ver el sufrimiento del otro.

Hay muchas familias que sufren,

Y cada vez están más solas.

El dolor te termina aislando.

Los demás no quieren estar alrededor de alguien que sufre.

No es cool es una bajón

5 – La compasión es uno de los aspectos más revolucionarios del cristianismo.

El mundo sólo lo puede imitar cuando por otros intereses egoístas necesita acercarse a otros.

La hipocresía de los políticos en estos tiempos de elecciones es una muestra.

Muchos hablan de pobreza e injusticia pero solo escribiendo en sus computadoras no están en contacto con la necesidad, van a los barrios a buscar votos.

Ahora, como vamos a ser revolucionarios sin no nos despagamos de la influencia de esta cultura egocéntrica.

6 – Aprendamos a ver a las multitudes con compasión

1 Tesalonicenses 5:3

Cuando estas multitudes digan: PAZ y SEGURIDAD.

Vendrá sobre ellos destrucción repentina

No hay propuesta más atrayente y convocante que la PAZ.

La paz que habla este mundo no es la paz de Dios.

La paz de este mundo se basa sobre dos propuestas: la tolerancia y el relativismo moral.  

El respeto a la diversidad tipo cambalache: es lo mismo  el que mata como el que cura, ser derecho que traidor, etc.

Esta gente light, intrascendente, que va a pasar por la vida sirviéndose a sí misma…

Necesita ver obreros con convicción y con compasión.

¿Cómo te ve la gente? ¿Intrascendente?

La confusión de este mundo es por la falta de manifestación de los hijos de Dios.

No hay manifestación porque no hay convicción.

Perdemos la capacidad de resistir.

No es fácil ser diferentes

Cuando cedemos en un aspecto, es como un domino nos hace  ceder en las demás cosas

La cultura no nos ayuda, no te metas, mejor me callo.

Prefiere ser un buen tipo que ser un hombre de convicción

7 –  Dios necesita corregir nuestras motivaciones.

La parábola del sembrador nos revela la estrategia de Satanás para hacer que nuestras vidas sean infructuosas para el Señor.

El afán de este siglo        = lo que llena nuestro corazón

El engaño de las riquezas = motivación de nuestra corazón

La codicia de las cosas (Marcos 4)

Los placeres de la vida  (Lucas 8)

Nuestra falta de compasión tiene que ver con el grado en que nuestro corazón se ha contaminado en los afanes de este siglo.

El mundo ha ido definiendo en mi corazón un nivel de expectativas con la ilusión de que si las alcanzo seré feliz

Vivimos tras de esa ilusión, siempre disconformes, porque nunca alcanzamos los modelos que nos imponen, y si los logramos alcanzar siempre se generan otros anhelos nuevos.

Este es el gran engaño

Que vos hipoteques tu vida

Que sacrifiques en este altar, tu futuro, tu familia, tu amor a Dios, todo; por un tipo de felicidad que nunca alcanzaremos.

8 – Las cosas de la tierra no alcanzan para satisfacernos

Proverbios 10:22-24 Bendición de Dios enriquece y no añade tristeza

lo que el impío teme eso le vendrá pero a los justos les será dado lo que desea

El favor de Dios es el que nos satisface

Salmo 145:18-19 Cercano está a todos los que le invocan, a todos los que le invocan de veras, cumplirá el deseo de los que le temen, oirá el clamor de ellos y los salvará

Salmo 5:12 Bendecirás al justo como con un escudo lo rodearás de tu favor

Proverbios 10:6 Bendiciones cubrirá la cabeza del justo

9 – A la compasión hay que agregarle acción

Es muy fácil quedarse en el terreno de las buenas intenciones.

Hay mucha gente llena de buenas intenciones.

Una evidencia de esa coherencia entre las buenas intenciones y la acción.

Es nuestra agenda y nuestra contabilidad.

¿Cuánto tiempo y cuánto dinero invertimos en otros?

Eso es una verdadera evidencia de nuestra compasión (nuestra identificación con el otro) y de nuestra fe (nuestra identificación con Dios).

Hoy no hay revolucionarios porque no hay disposición al sacrificio.

10 – DENUEDO

Denuedo: quiere decir sin nodos, sin ataduras.

Efesios 6:19-20  oren por mí,  a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio,  por el cual soy embajador en cadenas;  que con denuedo hable de él,  como debo hablar.

Hechos 4:29-31  Y ahora,  Señor,  mira sus amenazas,  y concede a tus siervos que con todo denuedo hablen tu palabra, mientras extiendes tu mano para que se hagan sanidades y señales y prodigios mediante el nombre de tu santo Hijo Jesús. Cuando hubieron orado,  el lugar en que estaban congregados tembló;  y todos fueron llenos del Espíritu Santo,  y hablaban con denuedo la palabra de Dios.

Filipenses 3:7-8  Pero cuantas cosas eran para mí ganancia,  las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y ciertamente,  aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús,  mi Señor,  por amor del cual lo he perdido todo,  y lo tengo por basura,  para ganar a Cristo.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 6 - OBREROS y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s