UN PODEROSO MOVER DE DIOS PARA EL 2017


2017

Dios deja cosas inconclusas.

No por capricho, por descuido o por incapacidad.

Dios se propone enseñarnos a través de ellas.

Jueces 3:1-2 Estas,  pues,  son las naciones que dejó Jehová para probar con ellas a Israel,  a todos aquellos que no habían conocido todas la guerras de Canaán; solamente para que el linaje de los hijos de Israel conociese la guerra,  para que la enseñasen a los que antes no la habían conocido:

Dios quería que los que no participaron de la guerra pudieran aprender a hacer la guerra.

Dios necesita hacer cosas nuevas.  (*)

Andar en novedad de vida. Romanos 6:4

Dios lo hizo ayer y quiere hacerlo otra vez.

Incluso, mucho más porque la gloria postrera será mayor que la primera.

 

Estamos inmersos en un medio muy agresivo.

El sistema social-político-económico es un sistema perverso.

Está destinado a que las instituciones exploten a los hombres. Es un sistema destinado a quebrantar y destruir vidas.

 

Hay dos reacciones posibles:

No pecamos, no molestamos

Nos encapsulamos.

Dejamos lo religioso circunscripto a lo que hacemos en estas cuatro paredes, nos sentimos bien juntos.

Hoy hasta tenemos acomodado a Dios en nuestras vidas.

Hay espacio que Dios puede ocupar y otros que no lo dejamos ocupar.

No alcanza con sólo reunirnos los Domingo.

Dios necesita una iglesia militante, sacarnos de este encapsulamiento que determina nuestra acomodada forma de vida.

Es muy peligroso este proceso de acomodarnos.

Dios primero nos advierte después actúa.

Para salir de este estado de comodidad necesitamos sacrificar muchas cosas.

 

La otra opción es:

  • Ser una alternativa.

Nuestras vidas los tienen que afectar.

Nuestro testimonio los tiene que molestar

Hechos 17:6  Estos que trastornan el mundo entero también han venido acá.

Nuestra paz  y el poder de nuestro testimonio tiene que trastornar a la sociedad

¿Por qué no trastornamos a lo que nos rodean?

No somos una alternativa, somos más de lo mismo.

El cristianismo que hoy vivimos no es  cristianismo

No es el cristianismo de los primeros tiempos que nos sirve como ejemplo, como modelo

Tampoco es el cristianismo de los últimos tiempos.

Un cristianismo más desafiado.

Mucho más comprometido, más jugado

Somos llamamos a aplastar al diablo

Somos llamados a que las puertas del infierno no prevalecerán

 

Necesitamos un poderoso mover de Dios

Para que ese nivel de unción y esa vida victoriosa llena de la paz del Señor impacte, incomode y ponga en un verdadero conflicto espiritual a los demás, necesitamos un poderoso mover de Dios en medios nuestro.

 

Un mover de Dios que levante a un pueblo que sea espiritualmente mucho más agresivo

  • con las huestes espirituales de maldad,
  • con las enfermedades,
  • agresivo con la injusticia,
  • agresivo para la conversión de quienes están sometidos por el enemigo.

Mateo 11:12 El reino de los cielos sufre violencia,  y los violentos lo arrebatan.

Es una violencia y una agresividad espiritual que es la única manera de llegar a quienes Dios tiene adormecido en la más profunda indiferencia y desesperanza.

 

Por eso es necesario un poderoso mover de su Espíritu.

El mover del Espíritu hoy se circunscribe en lo que pasa en las reuniones, en los retiros, etc.

Sigamos procurando tener reuniones llenas del poder del Espíritu, pero Dios quiere provocar un mover de su Espíritu  con el que podemos impactar al mundo

Dios está llamando un pueblo que se decida a ejercer autoridad, hollar serpientes, liberar demonios, resucitar muertos, sanar enfermos de sida.

 

  1. a) Tenemos que procurar estar en contacto con la acción sobrenatural de Dios.

Tengo que buscar ese continuo nivel de asombro.

Lucas 5:8   Viendo esto ( la pesca milagrosa) Simón Pedro,  cayó de rodillas ante Jesús,  diciendo:  Apártate de mí,  Señor,  porque soy hombre pecador.

El contacto con el poder de Dios me tiene que conducir a sus pies.

 

  1. b) Tengo que ordenar mi vida para que Dios y su obrar ocupe el primer lugar.

Ordenar mi vida, es ordenar mi agenda

Tengo que disponer de un tiempo diario dedicado a la devoción a Dios.

Tengo que disponer de un tiempo diario dedicado al servicio, a hacer la obra de Dios, evangelizar, visitar, llamar por teléfono.

 

  1. c) Tengo que ocuparme de la calidad del testimonio

Porque estas señales seguirán a los que creen.

El creer no es sólo algo interior es algo que se torna visible,  la fe se la demuestra en nuestros actos,

Si creo, me tengo que mover y las señales me seguirán

Dios no obra si encuentra corazones satisfechos

La peor condición de un Hijo de Dios es sentirse satisfecho.

Dios mira los corazones.

Si te ve satisfecho pasa de largo.

No vino para los sanos sino para los necesitados.

Dios obra cuando encuentra corazones ardiendo

Si te ve con hambre y con sed

Dios se entusiasma y dice: yo quiero saciar esa insatisfacción

Todos los grandes hombres de Dios, fueron útiles tuvieron hambre y sed, porque estaban insatisfechos

Salmo 145:18-19 Cercano está Jehová a todos los que le invocan,  A todos los que le invocan de veras.  Cumplirá el deseo de los que le temen;  Oirá asimismo el clamor de ellos,  y los salvará.

  • Hacen falta corazones insatisfechos hasta el dolor

Hebreos 12:4 no hemos llegado hasta la sangre en su lucha por el pecado.

 

  • Hacen falta corazones ardientes

Isaías 26:9 Con mi alma te he deseado en la noche,  y en tanto que me dure el espíritu dentro de mí,  madrugaré a buscarte;  porque luego que hay juicios tuyos en la tierra,  los moradores del mundo aprenden justicia.

 

  • Hacen falta corazones que eleven un clamor al trono de Dios

Ex. 2:23,3:7 He oído su clamor a causa de sus exactores;  pues he conocido sus angustias.

 

CONCLUSION

 

Esto recibí del Señor: pedirle a la congregación que clame

 

Hebreos 5:7 Y Cristo,  en los días de su carne,  ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte,  fue oído a causa de su temor reverente.

 

Judas 1:3 Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.

 

Necesitamos un mover de Dios en nuestras vidas.

Necesitamos algo sustancioso para darles a todos aquellos necesitados.

Necesitamos autoridad para encararlos.

Necesitamos agresividad para impactarlos.

Necesitamos contenido para conducirlos a Dios.

 

 

 

(*) “Dios quiere hacer cosas nuevas” o “Dios ya hizo todas las cosas nuevas”

Son dos realidades verdaderas en planos espirituales distintos.

En el plano eterno (no hay tiempo y espacio) ya estamos sentados en lugares celestiales, somos santos y somos salvos.

En el plano temporal, hay un proceso que se desarrolla paulatinamente.

Estamos siendo transformados hasta alcanzar la imagen de Cristo.

 

Este es un problema  típico de incomunicación cuando se habla de las cosas espirituales. Uno habla en uno de los plano y el otro le responde en el otro plano, y se convierte en un diálogo de sordos. Incluso conozco a personas expertas en explotar esta dicotomía.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s