LA CALIDAD DE NUESTRA RELACIÓN CON JESUCRISTO, HOY


puerta

 

Apocalipsis 3:20-21  He aquí,  yo estoy a la puerta y llamo;  si alguno oye mi voz y abre la puerta,  entraré a él,  y cenaré con él,  y él conmigo. Al que venciere,  le daré que se siente conmigo en mi trono,  así como yo he vencido,  y me he sentado con mi Padre en su trono.

1)   En nuestro corazón (entraré a él)

Jesús le está hablando a la iglesia.

No es un llamado evangelístico aunque es totalmente apropiado usarlo para evangelizar.

Jesús le está hablando a una determinada clase de creyentes.

Una clase de  creyentes por las que está muy afligido.

Apocalipsis 3:16-19  Pero por cuanto eres tibio,  y no frío ni caliente,  te vomitaré de mi boca.

¿Por qué alguien lleno del Espíritu se vuelve tibio?

Frío es el que está muerto que no conoce al Señor, pero tibio es alguien que alguna vez experimento el fuego del Espíritu pero se entibio.

¿Qué produce la tibieza?

Hay cosas obvias que producen esa tibieza

El pecado

La falta de perdón

Pero hay cosas más sutiles, que necesitamos identificar

La desilusión

La comodidad

El problema más peligroso es la falta de autocrítica

Apocalipsis 3:17-18 Porque tú dices: Yo soy rico,  y me he enriquecido,  y de ninguna cosa tengo necesidad;  y no sabes que tú eres un desventurado,  miserable,  pobre,  ciego y desnudo.

Al apagar el Espíritu provocamos que Jesús quede fuera de nuestras vidas, cuando el no gobierna no se puede quedar morando

Efesios 3:16-17 Ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones

Jesús golpea la puerta para volver a entrar.

Apocalipsis 3:16-19 Por tanto,  yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego,  para que seas rico,  y vestiduras blancas para vestirte,  y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez;  y unge tus ojos con colirio,  para que veas.

Yo reprendo y castigo a todos los que amo;  sé,  pues,  celoso,  y arrepiéntete.

La solución para la tibieza es el fuego del Espíritu.

Mateo 3:11  Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento;  pero el que viene tras mí… él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.

2 Timoteo 1:6  Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

2)  Cenar con él

Tu vida devocional

¿Puedo describir mi vida íntima con el Señor como una cena?

Es el banquete ante mis angustiadores. Salmos 23

¿Qué hay en el banquete?

Palabra de Dios

Provisión que tenemos en Cristo

Comunión con el Espíritu Santo

¿Cuál es el fruto del banquete?

Paz

Gozo

La ansiedad es un sentimiento negativo que es consecuencia de la falta de comunión con el Padre, es una manifestación de una vida devocional deficiente.

Filipenses 4:6  Por nada estéis afanosos,  sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego,  con acción de gracias.

1 Pedro 5:7  Echando toda vuestra ansiedad sobre él,  porque él tiene cuidado de vosotros.

Mis sentidos alimentan a mi mente, mi mente a mis emociones y mis emociones a mi voluntad.

Cada vez que dejo que mis sentidos me muestren una realidad fuera de Dios, sin un Dios activo que está a favor mío y que mira mi necesidad se produce ansiedad en mi corazón

Cada vez que veo o escucho algo y dejo que el enemigo me haga una lectura fuera de Dios se produce ansiedad en mi corazón.

Pablo a los efesios cuando les habla de fortaleza interior para que Cristo habite en mi corazón (y no quede fuera) dice doblo mis rodillas ante el Padre. Esa fortaleza interior viene de echar toda ansiedad sobre el Padre.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

3)  Sentarme con él

Venimos hablando de tres niveles de crecimiento.

Niñez, madurez y paternidad.

Pidan, busquen y abran puertas.

En la puerta, en la cena y sentado con Jesús.

El problema es que algunos se acomodan en la cena y quieren dormir la siesta, y no sentarse a gobernar.

Entonces Dios tiene que mantenerte en un estado de insatisfacción para que sigas buscando.

Este sentarme con Cristo es este gobernar con él.

Ahora este gobernar está relacionado con la paternidad.

Tiene que ver con la fe que brota de comunión con Dios

Los discípulos estaban agrandados al ver tantos milagros que hasta creyeron que podían mandar fuego para destruir una aldea samaritana porque no los recibió.

Esta fe es para gestarla y manifestarla en otros en forma de palabra, dones  y  milagros.

Muchos tienen mucha dificultad y fracasan en manifestar todo ese poder que han recibido de Cristo.

Dios quiere que apaciente a sus ovejas.

Mi amor, mi comunión con Dios, la calidad de mi cena con él se traduce en que yo quiera apacentar a sus ovejas.

Una de las mejores formas de amar a alguien es sentarme al lado de Jesús acompañando su intercesión, desatando el poder de Dios sobre su vida gestando espiritualmente nuevas situaciones.

Intercediendo por la iglesia por todo lo que falta edificar.

Hay muchas cosas que Dios necesita hacer.

Dios te pone la carga, muchas veces viendo cosas que se tienen que mejorar pero es para que cambies lo que está débil, que gobiernes, para que crees lo que todavía nadie creo.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s