ENCONTRAR A DIOS EN EL OTRO


projimo

LA BONDAD DE DIOS

 Así como en el cielo hay una alabanza que se repite continuamente: Santo, Santo, Santo según nos cuenta Isaías 6, y Apocalipsis 4.

Hay una alabanza que se repite en todos los grandes acontecimientos espirituales.

“Alaben al Señor porque él es bueno y para siempre es su misericordia”

Está presente en muchos salmos, especialmente en los que se cantaban en las Pascuas, en la dedicación del tabernáculo de David, en la dedicación del templo de Salomón, en la batalla de Josafat y en la reconstrucción del templo en los tiempos de Esdras.

Es sumamente interesante como el cielo responde a esta alabanza en la tierra.

En la dedicación del templo de Salomón. 2 Crónicas 5:11-13 entonces la casa se llenó con la nube de la gloria de Jehová.

Y con Josafat: 2 Crónicas 20:22  Y cuando comenzaron a entonar cantos de alabanza,  Jehová puso las emboscadas de ellos mismos que venían contra Judá,  y se mataron los unos a los otros.

¿Qué es lo que hacía estas palabras tan importantes?

No eran palabras mágicas, sino palabras que el corazón de Dios anhela escuchar. Hay un continuo ataque del enemigo a la bondad de Dios.

La gente se pregunta dónde está Dios cuando ve alguien que sufre injustamente. Hay un continuo ataque en nuestra mente, sobre la bondad y la justicia de Dios.

Esa bondad de Dios fue la motivación creacional y es hoy lo que motiva que Dios nos esté buscando para habitar en nosotros. Dios quiere morar en nosotros, quiere manifestarse, quiere mostrarnos su amor. El poder de Dios nos habita. Dios quiere que tengamos vida abundante, que nuestro gozo sea cumplido. Es el amor eterno con el que Dios nos ama.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

EL PROBLEMA ES QUE EXISTE EL OTRO

Si todo fuera entre Dios y yo, alcanzaríamos un idilio perfecto.

El problema es que Dios no diseñó así las cosas. No puedo tener a Dios para mí, no me puedo aislar, algunos se encierran en monasterios. Otros, se encierran en su propio encierro, no dejan que el otro lo afecte, construyen sus propias fortalezas para que el otro no me lastime.

El otro es el que provoca mi carnalidad, si no existiera el otro podría ser mucho más espiritual de lo que soy.

1 Corintios 3:3  porque todavía son carnales, pues habiendo entre ustedes celos, y contiendas, y divisiones, ¿no son carnales, y andan como hombres?

Gálatas 5:19-21  Y manifiestas son las obras de la carne, que son:… enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias… y cosas semejantes a éstas.

Esta carnalidad es la apaga el Espíritu en nosotros y lo entristece. Esa bondad que nace en Dios y que nos habita, se debilita al excitarse nuestra carnalidad.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

LA CARNALIDAD DEBILITA EL PODER DE DIOS

El conflicto con el otro, debilita mi comunión con Dios, apaga el poder de Dios. El conflicto con el otro pone en evidencia mis falencias, aquellas cosas que Dios quiere cambiar en mi vida. Tengo que dejar que el otro me afecte, dejar que se haga evidente mis carencias para poderlas modificar. Tengo dos caminos o me dejo tratar o me escapo del trato de Dios.

Gálatas 5:24-26  Y los que somos de Jesucristo ya hemos hecho morir en su cruz nuestro egoísmo y nuestros malos deseos. Si el Espíritu ha cambiado nuestra manera de vivir, debemos obedecerlo en todo. No seamos orgullosos, ni provoquemos el enojo y la envidia de los demás, creyendo que somos mejores que ellos.

Hay muchas de escaparse de este trato de Dios que se manifiesta a través de los conflictos en la relaciones. Algunos minimizan el problema, otros lo niegan, otros lo tapan y otros aprender a convivir con estas cosas irresueltas.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

HAY MUCHOS CONFLICTOS SIN RESOLVER ADECUADAMENTE

Dios quiere que como congregación sanemos nuestras heridas abiertas, porque son agujeros por donde se debilita el poder de Dios. La bondad de Dios no puede fluir de nosotros. Dios nos consuela para que seamos eficaces en la consolación de otros.

2 Corintios 1:3-5  Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo,  Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones,  para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación,  por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios.  Porque de la manera que abundan en nosotros las aflicciones de Cristo,  así abunda también por el mismo Cristo nuestra consolación.

Romanos 12:18  Si es posible,  en cuanto dependa de vosotros,  estad en paz con todos los hombres.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

ES UN PROBLEMA DE FALTA DE REVELACIÓN

Mateo 25:34-40 Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te alimentamos, o sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos como forastero y te dimos alojamiento, o necesitado de ropa y te vestimos? ¿Cuándo te vimos en la cárcel y te visitamos?…  Cuando se lo dieron al más pequeño de mis hermanos, me lo diste a mí.

¿Cuál es el hermano más pequeño? El que menosprecias en tu corazón.

Necesitamos revelación que ese hermano menor es Cristo.

Es necesario que veas el rostro de Cristo en el otro.

Por eso, no puedo criticarlo, ni insultarlo.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra

LA IMPORTANCIA DEL OTRO PARA DIOS, ES EL MOTOR DE LA EVANGELIZACIÓN

Mateo 5:44-45 Amen a sus enemigos y oren por quienes los maltratan. Así demostrarán que actúan como su Padre Dios que está en el cielo. Él hace que salga el sol sobre los buenos y sobre los malos. Él manda la lluvia para el bien de los que lo obedecen y de los que no lo obedecen.

 

Es a través de nosotros que la bondad de Dios puede fluir y alcanzar a todo aquel que por sus propia debilidad no puede percibir ni recibir el amor de Dios, y en su enojo pregunta: ¿Dónde está Dios?

El mundo está esperando la manifestación gloriosa de los hijos de Dios.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

Esta entrada fue publicada en 3 - HOMBRE y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s