EL CAMINO DEL CALVARIO


cruz

Jesús vino a cumplir con el propósito que el Padre tenía para su vida.

En el huerto luego de una gran lucha interior

Jesús decidió no hacer su voluntad sino la voluntad del Padre

Le rogó al Padre en su debilidad humana que le prepara otro camino

Pero escogió la voluntad del Padre.

En el huerto nos dejó una de las enseñanzas centrales que necesitamos aprender como hijos de Dios:

Renunciar a nuestros proyectos, a como a nosotros se nos ocurren que deberían ser las cosas para darle lugar al proyecto que Dios se propuso con nuestras vidas

Tengo una hija con capacidades diferentes.

Una vez me preguntaron: nunca te enojaste con Dios, nunca te rebelaste. Y la verdad que no, porque siempre comprendí que cada persona no sólo tiene un propósito único sino un diseño único.

Cuando Moisés se descalificó por su tartamudez.

Dios le declaró:

Éxodo 4:11  ¿Quién hizo al mudo y al sordo,  al que ve y al ciego? ¿No soy yo Jehová?

Cada uno de nosotros es un diseño único, con capacidades que otros no tienen. Dios no diseñó dos personas con las mismas capacidades de manera que tengamos que competir para cumplir con su propósito.

Hay un plato en la cena de las bodas del Cordero que tiene tu nombre, nadie te lo puede quitar lo peor que te puede pasar es que  reniegues del propósito que Dios tiene y ese lugar quede vacío.

Hay un trono que tiene tu nombre, sólo tiene que sentarte, los tronos no se hicieron para ser contemplados sino para sentarse en ellos.

Esa renuncia a tus proyectos para asumir el proyecto de Dios para tu vida es el camino de la cruz.

Ese camino de la cruz, es el que recordamos en semana santa.

Ese camino que a Jesús le llevó unos días transitar a nosotros nos toma toda una vida.

Lucas 9:23  Si alguno quiere venir en pos de mí,  niéguese a sí mismo,  tome su cruz cada día,  y sígame. 

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog: “Soltar la Palabra”

¿Cómo puedo darme cuenta si estoy en el camino del calvario?

¿Cómo puedo darme cuenta si estoy llevando adecuadamente la cruz cada día o si ya me bajé de la cruz?

Yo quiero dejarte dos evidencias que te demuestran a las claras que estás en el camino de la cruz.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog: “Soltar la Palabra”

1 – ESTÁS EN UN PROCESO CONTINUO DE QUEBRANTAMIENTO

Es el modelo que Jesús nos dejó para aprender de él a ser mansos y humildes de corazón. Fue difamado, injuriado, abandonado, maltratado y no se defendió siempre puso la otra mejilla.

Tomo la cruz.

La cruz es un instrumento de destrucción y muerte.

La circuncisión era esencial en el Antiguo Testamento.

Un cuchillo cortaba la carne y quedamos consagrados a Dios.

Hoy la cruz es el cuchillo que corta nuestra carne.

En este proceso de transformación de mi vida en el que Dios está comprometido algo tiene que morir

Es mi carne que se tiene que ir debilitando en mi vida.

Si no estoy en ese proceso entonces no estoy en el camino de la cruz.

Continuamente estoy desafiado a actuar en la carne.

Defender mis derechos, enojarme, quejarme.

Buscar mi comodidad, mi placer

A cada momento estoy enfrentado a esta opción.

Le doy lugar a mi carne o tomo la cruz.

Y por el Espíritu hago morir las obras de la carne. Romanos 8:13

Si vivo conforme a la carne, moriré.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog: “Soltar la Palabra”

Una evidencia concreta de estar en el camino de la cruz siguiendo los pasos de Jesús es que la carne está en un continuo proceso de debilitamiento en mi vida.

El poder de la carne, del pecado y de mi debilidad va menguando día a día.

Necesito tener evidencias concretas que la carne se está debilitando para estar seguro que esto en el camino de la cruz.

Tomar la cruz es estar comprometido un proceso de transformación

No es algo que ocurrió cuando me convertí.

El camino del reino es en un proceso dinámico de acercamiento a Dios, de lo contrario me estoy alejando.

El reino no te deja estar estático, es cuestión de crecer o decrecer.

Si la cruz opera en tu vida, la carne se va debilitando cada vez se manifiesta menos y te vas acercando a Cristo.

Si la cruz no opera en tu vida la vida de Cristo se va debilitando y cada vez la carne se manifiesta más por medio de enojos, ira, quejas, desánimos, temores, etc.

El tomar la cruz es la mitad del camino, en la cruz está el quebrantamiento, la otra mitad del camino es salir al encuentro de Jesús porque en Jesús está la plenitud de la salvación.

Lucas 14:27  Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí,  no puede ser mi discípulo

Mateo 10:38  Y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí,  no es digno de mí.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog: “Soltar la Palabra”

La otra evidencia del camino de la cruz es que:

2 – ESTAS EN UN CONTINUO PROCESO DE PROVISIÓN DEL FAVOR DE DIOS

Dios siempre te está demostrando que El te está respaldando.

Hay continuas evidencias sobrenaturales de su obrar alrededor tuyo.

El camino del calvario está lleno de evidencias del favor de Dios animando y confirmando su presencia en medio nuestro.

 En el camino de la cruz el reino de Dios se hace presente con manifestaciones evidentes de lo sobrenatural.

Hay evidencias de las obras del Padre, demostrando que nuestro mensaje no es una filosofía sino tiene origen celestial.

Mateo 21:2 Id a la aldea que está enfrente de vosotros,  y luego hallaréis una asna atada,  y un pollino con ella;  desatadla,  y traédmelos.

Marcos  14:13-15 Id a la ciudad,  y os saldrá al encuentro un hombre que lleva un cántaro de agua;  seguidle, y donde entrare,  decid al señor de la casa: El Maestro dice: ¿Dónde está el aposento donde he de comer la pascua con mis discípulos? Y él os mostrará un gran aposento alto ya dispuesto;  preparad para nosotros allí.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog: “Soltar la Palabra”

Dios tiene las obras preparadas para nosotros.

Si estás en el camino del reino, en tu vida se manifiesta el quebrantamiento y el favor de Dios.

Mateo 27:50-51  Mas Jesús,  habiendo otra vez clamado a gran voz,  entregó el espíritu.  Y he aquí,  el velo del templo se rasgó en dos,  de arriba abajo;  y la tierra tembló,  y las rocas se partieron;

CUANDO ESTÁS HACIENDO LA VOLUNTAD DE DIOS

EL CIELO SALE A RESPALDARTE.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog: “Soltar la Palabra”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 3 - HOMBRE y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s