CAMINANDO POR EL RÍO HACIA EL MAR


 

caminar río

 

 

 

 

 

 

la-sal-del-mar

 

INTRODUCCIÓN

 La visión del templo de Ezequiel, es una revelación de un futuro victorioso. (40-48)

Es una revelación de la importancia de la adoración, la santidad, la presencia de Dios y de su obrar; en términos antiguos comprensibles para esa cultura de una realidad futura para despertar anhelos y expectativas.

Dios necesita despertar expectativa de lo que El quiere producir. Sino nuestra realidad y nuestra debilidad son tan fuertes que nunca vamos a poder sobreponernos y superar nuestras limitaciones.

Quisiera que pudiéramos traducir esta revelación del templo de Ezequiel a términos del Nuevo Testamento.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog Soltar la Palabra 

TRES DESAFÍOS QUE NOS DEJA LA VISIÓN DE EZEQUIEL

1 – VIVIR DONDE EL RÍO SE INTRODUCE EN EL MAR

Ezequiel 47:8-9   Esta agua… entrarán en el mar;  y entradas en el mar,  recibirán sanidad las aguas. Y toda alma viviente que nadare por dondequiera que entraren estos ríos,  vivirá.

¿Qué es el río?

El río que sale del santuario es un río de aguas que traen sanidad y salvación a todo aquel que nadare en ellas

Es el que brota de los corazones que lo están recibiendo del trono.

El río no fluye desordenadamente fluye en una dirección.

En el templo de Ezequiel fluye hacia el oriente.

¿Qué hay en el oriente?  El mar

¿Qué es el mar?

El mar en las Escrituras es una imagen del mundo, de la mucha gente: la violencia, el ruido, el desorden, etc.

En las Escrituras, el mar se refiere a la gente que necesita de Dios.

Es ahí donde soy llamado a vivir.

Activando los ministerios, la riqueza que viene del trono para encausar la gracia de Dios de manera de afectar a los que me rodean.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog Soltar la Palabra 

2 – CAMINAR POR EL RÍO HACIA EL MAR.

Ezequiel 47:1  Me hizo volver luego a la entrada de la casa;  y he aquí aguas que salían de debajo del umbral de la casa hacia el oriente y las aguas descendían de debajo,  hacia el lado derecho de la casa,  al sur del altar.

El comienzo del río

Cómo todo río nace en la montaña y desemboca en el mar, cuando nace es poco profundo

Dios me trajo revelación.

Siempre había comprendido mal mi caminar en este río, como si saliera de la orilla y al meterme en el río me iba adentrando en la profundidad del río.

Ahora lo entendía mejor.

El río cuando nace en la montaña es poco profundo, en la medida que camino hacia el mar me voy adentrando en las profundidades del Espíritu.

Para que haya río tiene que haber desnivel, tiene que haber montaña y tiene que haber valle.

El río comienza en el trono y termina en el mar, en el mundo donde está la necesidad.

Desde la oración y la adoración hacia la evangelización y la misión.

La calidad de una iglesia no se mide por la cantidad de personas que podemos congregar sino por la cantidad de personas que estamos involucrados en la misión en el poder del Espíritu Santo.

Es la diferencia entre llenura del Espíritu y el poder del Espíritu.

Hechos 1:8  Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes,  recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria,  y hasta los confines de la tierra.

La llenura del Espíritu, me hace bien a mí, es indispensable para que pueda vivir en victoria.

La unción de poder es para ser testigo, es para los demás.

Juan 4:14  mas el que bebiere del agua que yo le daré,  no tendrá sed jamás;  sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.

Juan 7:38  El que cree en mí,  como dice la Escritura,  de su interior correrán ríos de agua viva.

 

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog Soltar la Palabra 

 

HAY DOS CUIDADOS ESENCIALES QUE TENEMOS QUE TENER:

– estar en el río

– caminar hacia el mar

Si tengo los pies en el Espíritu pero mi mirada se desenfoca de la necesidad, termino centrándome en mi necesidad, en mi éxito espiritual.

Si tengo mi mirada en la necesidad pero mis pies no están en el río, me desespero entro en un activismo sin fruto.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog Soltar la Palabra 

ESTAR EN EL RÍO

Estar dónde Dios está obrando, salir de los lugares donde no obra.

¿Dónde Dios obra?

En nuestra vida devocional, en comunión con los santos, en el servicio, en la evangelización.

No importa si hay poco agua tengo que seguir caminando.

Tengo que aprender a caminar en el Espíritu, orar en el espíritu, trabajar en el espíritu. Hasta que aprendamos a vivir en el Espíritu.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog Soltar la Palabra 

CAMINAR HACIA EL MAR

Estas señales seguirán a la creen.

Todo el obrar de Jesús ocurrió fuera de la cuatros paredes.

Salir de nuestras zonas de comodidad.

De tal manera amó Dios a la gente que dio aquello que más apreciaba. Juan 3:16

Jesús mantuvo la misma carga ver las multitudes se le conmovieron las entrañas. Mateo 9:36

El apóstol Pablo nos muestra el mismo celo.

2 Corintios 12:15  Y yo con el mayor placer gastaré lo mío,  y aun yo mismo me gastaré del todo por amor de vuestras almas.

Romanos 15:19-20 todo lo he llenado del evangelio de Cristo.  Y de esta manera me esforcé a predicar el evangelio.

 

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog Soltar la Palabra 

 

EL SEÑORÍO DEL ESPÍRITU SANTO

Ezequiel 47:3-5  El hombre salió hacia el oriente con una cuerda en la mano, midió quinientos metros y me hizo cruzar el agua, la cual me llegaba a los tobillos. Luego midió otros quinientos metros y me hizo cruzar el agua, que ahora me llegaba a las rodillas. Midió otros quinientos metros, y me hizo cruzar el agua, que esta vez me llegaba a la cintura. Midió otros quinientos metros, pero la corriente se había convertido ya en un río que yo no podía cruzar. Había crecido tanto que sólo se podía cruzar a nado.

Tengo que aprender a ser controlados por el Espíritu

Este desafío de alcanzar el mar, de satisfacer las necesidades de las almas perdidas no pone ante un verdadero conflicto de necesidad.

A la gente no le alcanza nuestras buenas intenciones, necesitan encontrarse con la verdad y el poder de Dios

La gente necesita creyente que vivan en el Espíritu, que caminen en el Espíritu,  oren en el espíritu, trabajen en el espíritu.

El Espíritu tiene que gobernarnos.

2 Corintios 3:17  Porque el Señor es el Espíritu;  y donde está el Espíritu del Señor,  allí hay libertad.

El señorío del Espíritu implica el gobierno del Espíritu sobre todo nuestro ser.

Tobillos: el origen de nuestras fuerzas físicas

Rodillas: el origen de nuestras fuerzas espirituales

Cintura (lomos): el origen de nuestras fuerzas emocionales.

El gobierno del Espíritu implica dejar el gobierno de nuestra carne y de nuestros sentidos naturales hasta ser gobernados por el Espíritu.

El nadar implica moverme en un ambiente que no me es propio.

El secreto es que el agua misma la que me sostiene.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog Soltar la Palabra 

 

EL SECRETO DE LAS AGUAS

Las situaciones alrededor mío, cambian: Dios hace cosas nuevas.

Lo interesante es que después de nadar lo hizo volver a la orilla del río pero al llegar a la orilla se encontró que la situación había cambiado: estaba lleno de árboles frutales. 47:7

Estos árboles frutales a su tiempo maduran. 47:12

Y según la revelación de Apocalipsis tendremos fruto para dar de comer y las hojas serán para sanar, a las naciones.

La primera consecuencia de nuestra llenura del Espíritu es que cambia mi entorno.

La presencia de Dios ya no sólo está en mi corazón.

Sino que donde dos o tres estamos reunidos se manifiesta en medio. Mateo 18:20

Y el lugar donde estamos congregados tiembla de la llenura del espíritu. Hechos 4:31

Mi familia cambia, mi trabajo cambia.

El mundo tiene el privilegio de estar al lado de alguien lleno del Espíritu.

 

Aunque no todas las situaciones cambian como debieran.

No todas las situaciones reciben sanidad.  Ezequiel 47:11

Los pantanos (lo mezclado)

Las lagunas (lo que no fluye al mar)

 

El tercer desafío

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog Soltar la Palabra 

 

3 – LA GLORIA DE DIOS: NO LA PODEMOS CONTROLAR

Ezequiel 43:4-7. Y la gloria de Jehová entró en la casa por la vía de la puerta que daba al oriente.  Y me alzó el Espíritu y me llevó al atrio interior;  y he aquí que la gloria de Jehová llenó la casa. Y un varón estaba junto a mí,  y me dijo: Hijo de hombre,  este es el lugar de mi trono,  el lugar donde posaré las plantas de mis pies,  en el cual habitaré entre los hijos de Israel para siempre;

El río (Ezequiel 47) es la consecuencia de la gloria de Dios que llena el templo (Ezequiel 43)

En Apocalipsis nos explica que este río sale del trono

Apocalipsis 22:1

Dios lleno la casa pero no lo podemos contener en cuatro paredes.

Nosotros siempre lo queremos encerrar a Dios

Como la novia de Cantares que lo quería tener encerrado en su habitación, pero el novio quería que ella lo siguiera saltando sobre las montes.

Pero no lo podemos encerrar a Dios, aunque sea fluye por el umbral de la puerta para conducirnos hacia los necesitados.

Es sumamente interesante considerar que:

– la Gloria de Dios venía del oriente Ezequiel 43:4

– y el río se dirige hacia el oriente Ezequiel 47:1

La Gloria de Dios opera poderosamente donde hay necesidad.

Todo el ministerio de Jesús fue en el mar, en la sociedad necesitada.

La Gloria de Dios viene a llenar a la iglesia para conducirla hacia la necesidad.

Es el mismo llamado original que en Hechos 3:25-26 lo vemos reformulado conforme al Nuevo Pacto

Te bendeciré para que en ti sean benditas todas las familias de la tierra.

 

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog Soltar la Palabra 

 

CONCLUSIÓN

Dios piensa en multitudes.

Ezequiel 47:9-10  y habrá muchísimos peces…  (que) recibirán sanidad…  y por sus especies serán los peces tan numerosos como los peces del Mar Grande.

Dios piensa en mucho fruto.

Algo no estamos haciendo bien.

Dios no levantó la iglesia para que haya tibias conversiones de vez en cuando.

La victoria tiene que comenzar en tu corazón.

Por eso hemos estado hablando de una visión de multiplicación una visión de crecimiento.

Esto es fruto de la fe.

Fruto de la pasión

Fruto de la llenura del Espíritu.

 

El ministerio de Jesús se desarrolló fuera de las puertas del templo.

Hebreos 13:12  Por lo cual también Jesús,  para santificar al pueblo mediante su propia sangre,  padeció fuera de la puerta. Salgamos,  pues,  a él,  fuera del campamento,  llevando su vituperio; porque no tenemos aquí ciudad permanente,  sino que buscamos la por venir.

Jesús estaba donde estaba la necesidad de la gente.

Llamó a sus discípulos en la playa, en la calle.

El primer milagro lo hizo en una boda, hasta en un funeral.

Desde la boda a la cruz pasan muchas cosas.

Tenés que tomar una decisión

Oseas 11:1-4  Lo atraje con cuerdas humanas, lo atraje con lazos de amor.

Yo quiero ser esas cuerdas humanas, esos lazos de amor por los que Dios puede atraer a los hombres hacia sí.

Y poder gozarme con El al comprobar como Dios los sana, los libera, los alimenta, como los trata con ternura.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog Soltar la Palabra 

 

 

Esta entrada fue publicada en 9 - EVANGELIZACIÓN y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s