HEMOS ENCONTRADO UN TESORO


TesoroDeseos

1) EL ESPÍRITU SANTO ESTÁ OBRANDO CON UNA FUERZA CENTRIPETA: que nos empuja hacia fuera

Nos está hablando de salir fuera del campamento.

De salir de las cuatro paredes.

Hay un mover del Espíritu que no se queda sólo en el renovar la iglesia sino en el rescatar a los que están presos de las tinieblas.

 

El año pasado enfatizamos el sacerdocio de todos los santos.

Hoy, cada hermano está encontrando un ministerio en la iglesia.

Si todavía no estás sirviendo en algo, preocúpate, ocúpate…

No alcanza con venir los domingos e ir a un grupo casero.

 

Y este año el Señor nos está empujando a buscar a los que están en necesidad.

Es necesario que sientas y entiendas este llamado.

Hay algo muy importante que te hace falta para salir.

Hay algo muy importante que te hace falta cuando estás allá afuera.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado por el blog “Soltar la Palabra”

2) LA CERTEZA QUE HAS ENCONTRADO UN TESORO

Mateo 13:44-46

Compara al reino de Dios como un tesoro enterrado en un campo.

Hace falta esa certeza que el Reino es aquello que todos los seres humanos necesitan.

Y está escondido en estas cuatro paredes.

Ya vendimos todo, ya lo compramos pero no está produciendo fruto.

Lo compramos para seguir teniéndolo escondido.

Es el principio que encontramos en la parábola de los talentos.

Mateo 25:15-30

Los talentos, el tesoro, lo tenemos pero tenemos que hacerlo fructificar.

Yo quiero pedirle al Espíritu Santo que me dé la gracia para que:

–         tomes más conciencia del tesoro que posees

–         tomes más conciencia que ese tesoro lo necesitan los demás

–         tomes más conciencia que cuando ese tesoro entra a la vida de los demás produce transformaciones maravillosas

–         tomes más conciencia que lo tenés que compartir

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado por el blog “Soltar la Palabra”

3 – LA SANGRE DE CRISTO.

La ley engendra el pecado y el pecado produce culpa, remordimiento, mala conciencia

Hay una culpa que viene de Dios que me conduce al arrepentimiento.

El enemigo abusa de nuestra integridad y usa el conocimiento de la ley para tenernos atados a nuestros pecados.

Una conciencia débil nos acusa de todo.

Y nunca podemos despegar de nuestra debilidad y de nuestro pasado.

Hay perdón de pecados por el valor de la sangre de Cristo.

1 Juan 1:7   si andamos en luz,  como él está en luz,  tenemos comunión unos con otros,  y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.

Hebreos 9:14  ¿cuánto más la sangre de Cristo… limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?

¿Cómo funciona esto, necesitamos entenderlo por revelación porque es contrario a la lógica humana?

No nos podemos presentar al Padre basándonos en nuestra propia justicia: porque soy bueno, me porto bien, voy a todas la reuniones.

Nuestra justicia es trapo de inmundicia.

Siempre tenemos errores conscientes o inconscientes.

Me presento delante de Dios en mi debilidad.

Con fe en el valor de la sangre de Cristo

¡Oh Dios, ten misericordia de mí! Perdona mis pecados.

Dios no ve mi injusticia sino la sangre que cubre mi pecado  (expiación)

Y Dios toma esa fe como justicia.

Y se hace propicio a nosotros.

Romanos 3:25 como propiciación por medio de la fe en su sangre,  para manifestar su justicia,  a causa de haber pasado por alto,  en su paciencia,  los pecados pasados,

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado por el blog “Soltar la Palabra”

Me puedo relacionar con él porque el ve la sangre de Cristo sobre mi vida y la toma por justicia.

Hebreos 10:19-22  Teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo,  esto es,  de su carne,  y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, acerquémonos con corazón sincero,  en plena certidumbre de fe,  purificados los corazones de mala conciencia

Esta es la forma que le quitamos poder a Satanás en nuestras vidas.

No nos puede acusar.

Apocalipsis 7:14  Estos son los que han salido de la gran tribulación,  y han lavado sus ropas,  y las han emblanquecido en la sangre del Cordero.

Apocalipsis 12:11  Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos,  y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.

Este es el tesoro que encontramos.

La gente está llena de pecados, de mala conciencia, no duerme.

Están presos de esa condenación.

Nosotros tenemos una buena noticia.

Los apóstoles en Hechos predicaban el perdón de pecados.

Porque esa es, la necesidad de la gente

Esa es nuestra buena noticia nuestra gran salvación.

Hechos 2:38  bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados

Hechos 5:31  A (Jesús) Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador,  para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados.

Hechos 10:43   que todos los que en él creyeren,  recibirán perdón de pecados por su nombre.

Hechos 13:38  Sabed,  pues,  esto,  varones hermanos: que por medio de él se os anuncia perdón de pecados,

Hechos 26:18  para que abras sus ojos,  para que se conviertan de las tinieblas a la luz,  y de la potestad de Satanás a Dios;  para que reciban,  por la fe que es en mí,  perdón de pecados y herencia entre los santificados.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado por el blog “Soltar la Palabra”

4 – LA CRUZ DE CRISTO

Nuestro tesoro es mucho más grande

Nuestra buena noticia es más poderosa.

Nuestra salvación es más gloriosa

El tema no se termina en el perdón de pecado.

Juan 1:29  He aquí el Cordero de Dios,  que quita el pecado del mundo.

Al quedar libre de la mala conciencia sobre todo lo que hago, me doy cuenta que tengo un problema peor.

Hay en mí cuerpo algo que está mal en mí que me impulsa a pecar (pecado).

Tengo que entender muy claramente que por mi íntima unión con Cristo por el bautismo.

Me uní a su muerte la cual es tan potente que puso fin a todo lo que no es de Dios en nosotros.

La fábrica de pecados (el cuerpo de pecado) quedó destruido, ya no estoy más obligado a pecar.

La cruz es la provisión de Dios ante mi necesidad de que el pecado no se enseñoree de mí (no me gobierne)

Tengo que morir cada día.

Este es el tesoro, es la buena noticia.

Nacemos con una maldad inherente que nos empuja a pecar.

Dios nos ofrece un camino para librarnos de la condenación

Pero también nos ofrece un camino para debilitar esa fábrica de pecado.

Al considerarme muerto al pecado, mis pasiones y deseos mueren en la cruz.

Gálatas 5:24  Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.

El mundo y sus tentaciones mueren en la cruz.

Gálatas 6:14  Pero lejos esté de mí gloriarme,  sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo,  por quien el mundo me es crucificado a mí,  y yo al mundo.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado por el blog “Soltar la Palabra”

5 – EL ESPÍRITU SANTO

Está salvación es más maravillosa aún.

No termina en el perdón de pecado, no termina en el tomar la cruz

La cruz de Cristo opera sobre mis pasiones y deseos, pero aún tengo otro problema.

No tengo en mi mismo la capacidad de agradar a Dios.

Necesito de una gracia, necesito de un poder, necesito de una virtud que no está en mí.

Es el amado Espíritu Santo que me ayuda en debilidad.

Es una ley de vida que opera en mí

Romanos 8:2  Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. 

Romanos 8:26  Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad

Hechos 1:8  pero recibiréis poder,  cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo,  y me seréis testigos… hasta lo último de la tierra.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado por el blog “Soltar la Palabra”

CONCLUSIÓN

Hebreos 2:1-4 Es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído,  no sea que nos deslicemos. Porque… si toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución, ¿cómo escaparemos nosotros,  si descuidamos una salvación tan grande?  La cual,  habiendo sido anunciada primeramente por el Señor,  nos fue confirmada por los que oyeron, testificando Dios juntamente con ellos,  con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad.

Este es el TESORO: UNA SALVACIÓN TAN GRANDE.

Anunciada y confirmada por Dios con señales y milagros.

Esto es lo que el mundo necesita

Y estamos en deuda con ellos.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado por el blog “Soltar la Palabra”

 

 

Esta entrada fue publicada en 3 - HOMBRE y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s