El sacerdocio de todos los santos. (II)


todos los santos

2 – ¿Dónde ejercemos ese sacerdocio?

Esta para mí hoy es una pregunta crucial.

Nosotros en particular queremos abrir el espacio para que todos ministren.

En la alabanza, en lo profético, en la oración por los enfermos.

Pero aún así no todos los santos tienen espacio para ministrar.

Esto provoca ministros pasivos y hasta ociosos.

Tenemos que cambiar el ámbito dónde tenemos expectativa de desarrollar nuestros ministerios.

Jesús se deleita con nuestros encuentros, recibe nuestra adoración, nuestra comunión.

Nuestras celebraciones es el lugar donde nos prepara para salir afuera.

Es el lugar dónde se manifiesta para que nosotros lo manifestemos afuera.

Ser bendecidos para ser de bendición a todas las familias de la tierra

Somos llamados a un ministerio de frontera.

Jesús dijo que el edificaría la iglesia y las puertas del infierno no prevalecerían.

Ese es nuestro lugar de ministerio, no estas cuatro paredes sino la frontera, donde termina el reino de Dios y comienza el reino de las tinieblas.

Y el objetivo de nuestro ministerio es que las puertas del infierno no prevalezcan de manera que le podamos arrebatar el botín, las almas que tiene cautivas.

Estamos siendo capacitados para ministrar es afuera de estas cuatro paredes.

En los tiempos de Jesús los judíos esperaban el Mesías.

El Mesías estaba afuera del templo, con los necesitados.

Esto nos deja dos reflexiones.

Nos puede estar pasando lo mismo.

Jesús es nuestro modelo, tenemos que estar dónde él está.

Cuando me diste un plato de comida a mí me lo diste.

Jesús está tan interesado o más, por lo que pasa afuera.

Ahí tenemos que levantar nuestros púlpitos, tomar nuestras toallas y servir nuestras copas y platos.

3 – ¿Cómo ejercemos este sacerdocio?

No podemos dar de lo que no tenemos.

Tenemos que recuperar el llamado, la llenura del Espíritu, el ánimo guerrero.

El Cuerpo de Cristo es un cuerpo en movimiento.

Todo cuerpo en estado pasivo se entumece, se debilita.

Los santos no conformamos un Cuerpo de Cristo estático, sino un Cuerpo en movimiento.

Cantares 2:8   ¡La voz de mi amado!  He aquí él viene saltando sobre los montes, brincando sobre los collados.

Es el dilema de la novia en Cantares y es el dilema de la novia de Cristo, hoy.

Cantares 2:3-7 Bajo la sombra del deseado me senté, y su fruto fue dulce a mi paladar…   Me llevó a la casa del banquete, y su bandera sobre mí fue amor…

Que no despertéis ni hagáis velar al amor…

Cantares 2:10-13  Mi amado habló,  y me dijo: Levántate,  oh amiga mía,  hermosa mía,  y ven. Porque he aquí ha pasado el invierno… La higuera ha echado sus higos, y las vides en cierne dieron olor; Levántate,  oh amiga mía,  hermosa mía,  y ven.

Cantares 3:1-3  Por las noches busqué en mi lecho al que ama mi alma; lo busqué,  y no lo hallé…  Me levantaré ahora,  y rodearé por la ciudad; Por las calles y por las plazas. Buscaré al que ama mi alma;  Lo busqué,  y no lo hallé. Me hallaron los guardas que rondan la ciudad, y les dije: ¿Habéis visto al que ama mi alma?

Todas las veces que procuramos ser un movimiento de transformación de la iglesia decaemos, porque ponemos a la iglesia en el centro.

La ponemos en el centro y se debilita

Jesús nos dijo que el edificaría la iglesia y las puertas del infierno no prevalecerían.

No somos un movimiento de renovación de la iglesia, tampoco somos un movimiento que hacemos acción social somos un movimiento que impacta el mundo de las tinieblas arrebatando a los que tiene cautivos.

Lo que al enemigo le molesta es que le quitemos vidas.

Apocalipsis 12:11 Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos,  y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.

Necesitamos recuperar una proclama liberadora

Si queremos ser un movimiento de frontera, que afecte las tinieblas necesitamos una proclama comprometida.

El mundo está cansado de cosas superficiales.

Necesitamos recuperar una proclama con contenido revolucionario.

Como el de los apóstoles en primera generación de santos que impactaron al mundo.

Esa proclama es la que provocó los diferentes movimientos de restauración.

Hay algo que cambiar, algo que manifestar.

Joel 3:9-10  Proclamad esto entre las naciones,  proclamad guerra,  despertad a los valientes,  acérquense,  vengan todos los hombres de guerra. Forjad espadas de vuestros azadones,  lanzas de vuestras hoces;  diga el débil: Fuerte soy.

El objetivo del discipulado es liberar y entrenar a los creyentes para estar a la altura del llamado de Dios para que se manifieste el reino de Dios en esa vida.

Los métodos de Dios deben reemplazar a los métodos de los hombres.

Hoy la iglesia está siendo reorientada hacia definiciones más bíblicas y volverá a ser fructífera.

Necesitamos recuperar el evangelio del reino que produce avivamiento y alboroto (trastornar).

Hechos 17:6  Estos que trastornan el mundo entero también han venido acá;

EL MENSAJE QUE PROCLAMAMOS, HOY

Un mensaje de salvación: tienen que ser una buena noticia.

Proclamada con frescura

Un mensaje de gracia:

No predicamos una religión, la religión es un cúmulo de normas y genera adeptos.

Predicamos a Cristo, una relación íntima.

Un mensaje de poder:

Dios quiere hacerse visible.

Un mensaje del Reino:

Tenemos que proponerle que acepten el gobierno de Dios sobre su vida.

Cuando el Reino se hace presente cambian las realidades

Somos sacerdotes y somos reyes para reinar sobre la tierra

Apocalipsis 5:10

El reino de los cielos sufre violencia.

Tenemos que reinar con Cristo.

Soltar la palabra y cambiar las realidades que nos rodean.

Ministrar palabras de sanidad, expulsar las huestes demoníacas de las personas y de los ambientes en los que nos movemos y proclamar el kerigma.

El evangelio es poder de Dios para salvar a todo aquel que cree.

Necesitamos manifestaciones de poder.

Con la proclama no alcanza tiene haber manifestaciones de poder.

Juan 14:12 El que en mí cree,  las obras que yo hago,  él las hará también;  y aun mayores hará,  porque yo voy al Padre.

Alumbrar en las tinieblas.

Es muy simple. Somos luz para brillar en la oscuridad, no en la luz.

Necesitamos ministrar la vida de Cristo.

Si estamos en luz, no hay posibilidad de limitar el brillo de esa luz interior.

Es en el mundo secular donde nuestra luz tiene que brillar.

Es ahí donde tenemos oportunidad de afectar, de influir y de transformar.

Muchos de los santos del AT, brillaron en las tinieblas.

José, David, Daniel, Débora, etc.

En este mundo de tinieblas es dónde invertimos la mayor parte de nuestro tiempo.

Dios nos ha capacitado para obrar con manifestaciones de poder y una proclama desafiante para esos lugares.

No son ministros de primera los que ministran en la iglesia, y ministros de segunda los que ministran en sus ocupaciones cotidianas, al revés.

Hay muchos que son capacitados por Dios para ese trabajo, y como no lo ejercen en la iglesia se vuelven ociosos.

Hay muchas obras que Dios nos prepara de antemano en la vida cotidiana pero como nuestra expectativa es que se manifiesten en el culto, pasamos de largo.

Este es el sacerdocio de todos los santos

Toda la creación anhela el día de la manifestación gloriosa de todos los santos.

Para que ese día llegue, todos los santos nos tenemos que manifestar.

Todos los santos tenemos que ministrar

Todos los santos tenemos que ejercer nuestro sacerdocio

Todos los santos tenemos que salir de las paredes.

Todos los santos tenemos que soltar la palabra

Todos los santos tenemos que arrebatarle vidas que el infierno tiene cautivas.

La forma en que para que el Reino se haga presente hoy en la iglesia es: el discipulado.

El Reino se hace presente, se manifiesta cuando cada corazón se rinde ante Dios.

Un mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

Esta entrada fue publicada en 5 - IGLESIA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s