LA INTIMIDAD CON DIOS: TENEMOS QUE OCUPARNOS DE LOS PROCESOS NO DE LOS RESULTADOS


Jesús no se preocupó por los resultados.

Antes de ir a la cruz dijo:

Juan 17:4  Yo te he glorificado en la tierra;  he acabado la obra que me diste que hiciese.

Y la obra no estaba terminada.

Los discípulos peleaban quien era el más importante.

Jesús no miró los resultados.

Por los resultados inmediatos se podría considerar que fracasó en su propósito.

No escribió ningún libro, y sus discípulos algunos lo traicionaron y los más fieles lo abandonaron.

El se ocupó del proceso.

Juan 14:26  Mas el Consolador,  el Espíritu Santo,  a quien el Padre enviará en mi nombre,  él os enseñará todas las cosas,  y os recordará todo lo que yo os he dicho.

Cuando servimos, ministramos y oramos por otros, somos muy resultadistas.

¿Se dieron cuenta de mi servicio? ¿Se sanó? ¿Se cayó? Y si no se cae lo empujo.

No nos corresponden los resultados

Me tengo que ocupar del proceso.

¿Estoy lleno del espíritu o lo estoy apagando?

¿Estoy andando en intimidad con mi Amado o lo tengo abandonado?

¿Estoy bebiendo del manantial de vida?

¿Está fluyendo el Espíritu de mi vida cuando hablo?

2 Pedro 1:5-10  vosotros también,  poniendo toda diligencia por esto mismo,  añadid a vuestra fe virtud;  a la virtud,  conocimiento; al conocimiento,  dominio propio;  al dominio propio,  paciencia;  a la paciencia,  piedad; a la piedad,  afecto fraternal;  y al afecto fraternal,  amor. Porque si estas cosas están en vosotros,  y abundan,  no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta;  es ciego,  habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados. Por lo cual,  hermanos,  tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección;  porque haciendo estas cosas,  no caeréis jamás.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog “Soltar la Palabra”

 

La intimidad con Dios es donde el ministerio espiritual empieza.

Lucas 6:12-19

Por aquel tiempo se fue Jesús a la montaña a orar, y pasó toda la noche en oración a Dios.

Al llegar la mañana, llamó a sus discípulos y escogió a doce de ellos.

Luego bajó con ellos y se detuvo en un llano. Había allí una gran multitud de sus discípulos y mucha gente de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y Sidón, que habían llegado para oírlo y para que los sanara de sus enfermedades. Los que eran atormentados por espíritus malignos quedaban liberados;  así que toda la gente procuraba tocarlo, porque de él salía poder que sanaba a todos.

Este es el ejemplo que nos da Jesús.

Primero, la intimidad con el Padre.

Luego la comunión con los más íntimos

Y finalmente, ministrar a la multitud.

A menudo en el ministerio, uno comienza queriendo hacer las cosas solo.

Si no funcionara, vamos a otros y pedimos, Por favor!

Y si esto no funciona nos dedicamos a la oración.

Pero el orden que Jesús nos enseña es todo lo contrario.

Empieza con Dios en soledad; donde Jesús escuchó a Dios. Es donde nosotros escuchamos a Dios.

Entonces crea y construye un compañerismo, una comunión de personas quienes tienen la misma carga por la misión

Finalmente salen a sanar y proclamar juntos las buenas nuevas.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog “Soltar la Palabra”

¿Por qué es tan importante que todo comience con Dios a solas en la montaña?

Es importante porque es el lugar en que podemos escuchar a la voz del que nos llama amados.

Es escuchar al que te llama: “mi hijito querido”

¿Quién soy yo? Yo soy el amado.

Eso es lo que Jesús oye

Mateo 3:17  “Es mi Hijo amado en quien tengo complacencia”

Cuando no estás escuchando esa voz, no puedes caminar libremente en este mundo.

Las personas fluctúan del aplauso a la burla; de la alabanza y rechazo; de  “Hosanna ” a “Crucifíquenle” en cuestión de horas.

En medio de eso, Jesús sabía una cosa: yo soy el amado Y El se aferró a esa voz.

Hay muchas otras voces que nos quieren hablar ruidosamente:

“Demuéstranos que eres el amado.” “Demuéstranos que realmente vales para algo.” “Por lo menos busca tener  algo de poder” y entonces las personas te amarán; entonces las personas dirán que eres maravilloso, que eres grande.

Ahora esto no es fácil. Jesús se pasó la noche en la oración.

Tenemos que escuchar la voz que te llama amado, por hay que de otra forma correrás buscando alguna alabanza o algún éxito.

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog “Soltar la Palabra”

Entonces tu respuesta, la respuesta que el Señor espera de ti

Salmo 73:25   ¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti?

 Y fuera de ti nada deseo en la tierra.

Salmo 16:2  Oh alma mía,  dijiste a Jehová: Tú eres mi Señor; no hay para mí bien fuera de ti.

Salmo 23:1 “El Señor es mi pastor y no hay nada que me haga falta.”

Es por ese desear muchas cosas qué estamos tan nerviosos.

Pero si nosotros seguimos proclamando la verdad  – “El Señor es mi pastor y no hay nada que me haga falta”- y permitimos que esa verdad descienda de nuestra mente a nuestro corazón, gradualmente esas palabras son escritas en las paredes de nuestro santo ser interior.

El problema surge cuando usted se sienta y se queda callado y empieza a pensar: debería hacer esto o aquello.

Hoy muchos jóvenes terminan cuestionando la iglesia, las autoridades, la revelación, la Biblia.

Cuestionan porque no tienen revelación de Dios y por eso no se someten a Dios.

 

En la intimidad somos confrontados con el señorío de Cristo.

El corazón del mensaje de Jesús incluía dos aspectos fundamentales:

La proclamación de la obra de Dios: “El Reino se ha acercado” y su consiguiente demostración

La demanda  de una repuesta: “arrepentios y creed”

La proclamación de un evangelio débil produce cristianos débiles.

Hoy se escucha un evangelio que enfatiza el yo, buscando satisfacer necesidades personales.

El evangelio del Reino es costoso, a Dios les costó todo: la muerte de su Hijo en la cruz.

¿Cuánto nos cuesta a nosotros? Todo.

Nuestra opción no es ser buenos o no, sino estar o no estar en el Reino.

El Señor me dijo: “Simplemente ven a mí y te proveeré bondad”.

Entendí que El tiene buenas obras preparadas para mí pero son sus obras.

Dios comenzó a poner nuevos deseos y actitudes en mí.

Su espíritu comenzó a fortalecerme para realizar actos justo de los cuales no tenía deseo alguno y se multiplicaron las buenas obras en mi vida.

Hoy ya no trato de ser bueno me interesa hacer lo que Dios quiere, lo que me ordena y así cada día mi comportamiento se hace mas justo, no hay espacio para el pecado cuando quiero estar bajo su gobierno.

 

El Señorío se manifiesta en mi dependencia de Cristo.

Dios considera el gobierno de una manera muy diferente a la nuestra.

Muchos quieren tener puestos de liderazgos.

Pero Dios espera que busque la excelencia en la humildad.

El Señor nos llama a servir no a gobernar.

Tenemos que pasar mas tiempo adecuando nuestro corazón con el corazón de Dios.

 La consecuencia de nuestra intimidad con Dios es el ministerio.

Jesús no curó a las personas haciendo todas clases de cosas complicadas.

Poder salió de él, y todos fuimos curados.

Él no dijo, “Permítame hablar con usted durante diez minutos, y quizá yo puedo hacer algo sobre esto.

Todos los que le tocamos fuimos curados, porque un poder salió de su puro corazón.

El ministerio significa que usted tiene que confiar en eso.

Tiene que confiar que si usted es el hijo e hija de Dios, el poder saldrá de usted y se sanarán las personas.

“Salgan y sanen enfermos. Camine con las serpientes. Llamen de la muerte a la vida.”

Jesús dijo, Cualquier cosa que yo haga, usted también la podrán hacer y aún cosas mayores.

Y también dijo: ustedes son enviados al mundo así como yo fui me enviado a sanar y curar.

Confíe en que si usted está viviendo como el amado sanará a las personas ya sea que se de cuenta de ello o no

Pero usted tiene que tener fe en ese llamado.

LA INTIMIDAD CON DIOS: TENEMOS QUE OCUPARNOS DE LOS PROCESOS NO DE LOS RESULTADOS

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog “Soltar la Palabra”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 6 - OBREROS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s