ENTENDIENDO EL PODER Y LA AUTORIDAD CONFERIDA


Hay una relación muy importante entre fe y entendimiento espiritual.

La fe es una respuesta.

Actúo con fe o con incredulidad.

Frente a cada hecho de la vida reacciono con fe o con incredulidad.

Ejemplo 1        Frente a un plato de comida

Incredulidad: quejarme por lo que tengo, preguntarme para que voy  a dar gracias si lo compre con mi plata,

Fe: reconocer que es provisión de Dios.

Entendimiento: Dios me dio la salud, el trabajo.

Ejemplo 2        Asistir la reunión del Domingo.

Incredulidad: ¿para qué voy a ir? o voy para cumplir.

Fe: Voy a ver que tiene Dios para mí

Entendimiento: Dios obra en la comunión de su Pueblo

Tengo que entender, este entender produce fe en mi corazón de manera que puedo reaccionar con fe

Le doy más lugar en mi corazón a la revelación que a la experiencia.

Así respecto de la iglesia.

¿Qué es lo que impresiona mi ser?

  • La actual debilidad de la iglesia y de nuestra congregación
  • O la certeza de que Jesús se comprometió a que El edificara su iglesia.

O la oración de Jesús de que seremos uno.

O la certeza de que Dios va a venir a buscar una iglesia santa y sin mancha

¿Cómo lo hará? Es cosa de El.

Mi responsabilidad es darle mas trascendencia a lo que El se propone hacer que a la experiencia, imperfecta, real y desalentadora.

Miremos a nuestra congregación desde esta perspectiva.

La Gloria de Dios irá en aumento en ella como la luz de la aurora.

Volvió a amanecer.

Dios nos está conduciendo hacia donde El se propuso.

Queremos edificar, edificar es poner lo que falta.

  • Crecer en la carga evangelística
  • Crecer en el mover de los dones especialmente en el área de los milagros.

 Nuestro modelo es Jesús

Marcos resume la predicación de Jesús:

El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentios, y creed en el evangelio. Marcos 1:15

  • el obrar de Dios:

“El Reino se ha acercado”

  • la demanda de una repuesta de parte de todos los que escuchan:

“arrepentios y creed”

ENTENDIENDO EL PODER Y LA AUTORIDAD CONFERIDA

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog “Soltar la Palabra”

 La proclamación del Reino de Dios

 Proclamación:  predicó el arrepentimiento y las buenas nuevas del reino de Dios.

  • Demostración: expulsó demonios, sanó enfermos y levantó a los muertos; así demostró que él era el Rey y el Ungido de Dios.

Nosotros hemos alcanzado alguna medida de claridad en lo que es la proclamación del Reino pero no le hemos dado la misma importancia a lo que es la demostración de este Reino de Dios en la tierra.

Es allí donde queremos edificar, poner lo que nos falta

En el ministerio de Jesús vemos la proclamación acompañada con la demostración del Reino de Dios.

En la manera rabínica de pensar: lo que uno creía era tan importante como lo que uno hacía.

 “ Y recorría Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. Y se difundía su fama por toda Siria; y le trajeron todos los que tenían dolencias, los afligidos por diversas enfermedades y tormentos, los endemoniados, lunáticos y paralíticos; y los sanó.  Y le siguió mucha gente de Galilea, de Decápolis, de Jerusalén, de Judea y del otro lado del Jordán”. Mateo 4:23-25 –  (Véase también 9:35-36).

 Jesús en su ministerio demostró la llegada de este Reino de Dios

Sanando a los enfermos, expulsando demonios y levantado a los muertos.

Cada acto milagroso tenía un propósito: confrontar al pueblo de que en El, el Reino de Dios había llegado; y ellos tenían que aceptarlo o rechazarlo.

Jesús demostró que era el Mesías por la obras que hizo.

¿Eres el que ha de venir o debemos esperar a otro? Lucas 7:19

Jesús no respondió proveyendo una serie de conceptos y razonamientos. En lugar de eso, confirmó su ministerio desde la perspectiva de la demostración del poder del Reino.

“Y respondiendo Jesús, les dijo: Id, haced saber a Juan lo que habéis visto y

oído: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos

oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio”. Lucas 7:22

Los discípulos difundieron las buenas noticias del reino en la misma manera que lo hizo Cristo, combinaron la proclamación con la demostración del reino de Dios.

Los apóstoles no sólo enseñaron lo que Jesús les había enseñado sino que hicieron las mismas obras que habían visto hacer a Jesús.

El ministerio de los discípulos era la continuación del ministerio de Jesús.

Un pasaje que resume el ministerio de los discípulos es:

“Y por la mano de los apóstoles se hacían muchas señales y prodigios en el Pueblo”. Hechos 5:12

Esta evangelización en el poder de Dios incluso fue mas allá de la  primera generación de discípulos: los apóstoles.

La segunda generación: Esteban, Felipe y Ananías, ninguno de ellos apóstoles,

proclamaron y demostraron el Reino de Dios. Hechos 7, 8:26-40, 9:10-19

Bernabé, Silas y Timoteo, que se podría decir que son una tercera generación  también realizaron milagros de poder.

En cada siglo de la historia tenemos informes confiables de obras de poder.

Para tener esa FE primero tenemos que ENTENDER :

la naturaleza del PODER y de la AUTORIDAD que se nos ha conferido.

“Habiendo reunido a sus doce discípulos, les dio poder y autoridad sobre todos los demonios, y para sanar enfermedades. Y los envió a predicar el reino de Dios, y a sanar a los enfermos”. Lucas 9:1-2

Poder: es la capacidad, la fuerza, la energía para completar una tarea dada.

Autoridad: es el derecho a usar el poder de Dios.

En Mateo 8:5-13, el centurión comprendía cómo funciona la autoridad y el Poder, era un hombre que estaba bajo autoridad y por eso tenía autoridad.

Por eso le dijo a Jesús: “Solamente di la palabra, y mi criado sanará”.

Jesús asombrado por estas palabras le alentó: “ni en Israel he hallado tanta fe”.

Nuestro problema es que no hemos aprendido a recibir ni a dar órdenes.

No hemos aprendido a estar bajo autoridad.

No estamos experimentados en recibir órdenes y dar órdenes.

Jesús nos comisionó su PODER Y AUTORIDAD

La gran comisión comienza con una declaración crucial:

“Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra.” Mateo 28:18-20

La palabra griega traducida como autoridad es “exousia”

Esta palabra implica que hay un poder recibido y una autoridad para actuar.

Esta es la regla en la vida de Jesús: depender en todo del Padre,  hacer siempre su voluntad, y hacer sus obras.

“No puede hacer nada el Hijo por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente”. Juan 5:19

 La unidad de los discípulos fue crucial para que experimentaran el poder del Espíritu.

En Hechos cuando se describe a los discípulos como unidos en una mente y

corazón, el poder de Dios se manifiesta en manera extraordinaria.

* Estaban unánimes y juntos  Hechos 2:1  entoncessucedió Pentecostés Hechos 2:2-13

* Se dedicaron a la enseñanza y a la comunión Hechos 2:42 entonces realizaron muchas   maravillas y milagros  Hechos 2:43

* La multitud de los habían creído eran de un corazón y un alma Hechos 4:32 entonces con gran poder los apóstoles daban testimonio Hechos 4:33

 LO NECESARIO PARA MOVERSE CON ESTE PODER ES:

LA FE

 Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras. De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree,

las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. Juan 14:11-12

 Wimber relata que se dio cuenta de que hay diferentes tipos de fe.

En su libro cuenta que demoró varios meses en darse cuenta de que algo estaba funcionando en forma incompleta en su ministerio.

Al percatarse de que en la Biblia la sanidad ocurría como una experiencia cotidiana se dio cuenta que algo importante le estaba faltando.

Y que él no estaba procurando adecuadamente ejercer fe para que ocurrieran milagros.

Fue así que descubrió la necesidad de buscar en su vida y ministerio la fe para milagros. Esto produjo en él un crecimiento importante en esta otra dimensión de la fe: el desarrollo de una fe para milagros,  sanidades y palabras de conocimiento.

La clave es aprender a discernir en qué momento y ocasión la unción de Dios quiere obrar una sanidad o un milagro en una situación particular.

Hasta ese entonces su énfasis había sido la buena doctrina y el desarrollo del carácter cristiano, y que desde entonces a eso le sumó esta otra dimensión de fe.

Esto produjo un importante crecimiento en su ministerio.

ENTENDIENDO EL PODER Y LA AUTORIDAD CONFERIDA

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog “Soltar la Palabra”

EVANGELIZACIÓN EN EL PODER DEL ESPÍRITU

Es la presentación espontánea del evangelio inspirada por el Espíritu y acompañada con demostraciones del poder de Dios mediante señales y maravillas.

Las demostraciones de la presencia de Dios preceden, acompañan y confirman la predicación

Estas demostraciones impactan a las personas provocando que muchos corazones se abran al Señor y se conviertan.

Muchas veces se recibe una palabra de conocimiento; otras veces,  una sanidad, una profecía, o es expulsado algún espíritu maligno.

Las personas, al ver la manifestación de la presencia y el poder de Dios, dejan de resistir al evangelio, y se vuelven receptivos a la verdad proclamada acerca de Cristo.

TALLER SOBRE EL EVANGELIZAR EN EL PODER DE DIOS

1 – Testimonios sobre el obrar del Poder de Dios en tu vida.

Luego de escuchar los testimonios seleccionen tres que puedan ser didácticos para todos o que nos alienten a la fe.

2 – ¿Qué impedimentos puedes identificar en el fluir del Poder de Dios en tu vida?

Seleccionen tres impedimentos en que en todo el grupo está de acuerdo que son los más importantes.

3 – ¿Qué pasos consideras que deberías dar para mejorar en esta área?

También, seleccionen tres pasos concretos en el que todos coincidan.

ENTENDIENDO EL PODER Y LA AUTORIDAD CONFERIDA

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog “Soltar la Palabra”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 9 - EVANGELIZACIÓN y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ENTENDIENDO EL PODER Y LA AUTORIDAD CONFERIDA

  1. Emilia Mejia dijo:

    Hola!
    Tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs de Turismo y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacate@gmail.com

    saludos cordiales!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s