REENFOCANDO NUESTRAS VIDAS – Parte 3


REENFOCANDO EL AMOR AL PRÓJIMO

Al salir del centro de nuestras vidas y acercarnos a la ministración de la persona de Dios nuestro corazón se va despojando de egoísmos.

En la medida que nuestro corazón se va limpiando de estas actitudes egocéntricas estamos en condiciones de que Dios pueda ir ministrándonos la carga de Su corazón.

Todos queremos recibir de Dios de sus dones y de sus riquezas pero Dios está buscando a quienes poder revelar aquello que llena su corazón.

A –  El corazón de Dios

 A Dios le duele el corazón

Por la maldad de los hombres.                                                            Génesis 6:5-6

Por el clamor que llega de la tierra de todos aquellos que sufren injusticia y opresión.

Génesis 4:10, Éxodo 3:7

Cuando nuestro corazón se llena de la carga del corazón de Dios es cuando nuestro débil corazón cargado de actitudes egoístas puede identificarse con los propósitos de Dios y con el plan que tiene para mi vida dentro de esos propósitos.

Es por esto que este es un parámetro por el cual podemos medir el grado  de efectividad que alcanza nuestra intimidad con Dios, al poder medir cuanto se carga mi corazón con aquellas cosas que cargan el corazón de Dios.

Dios quiere compartir lo que hay en su corazón

Clama a mí y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces                                                                                                                         Jeremías 33:3

¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer…?                                              Génesis 18:17

No hará nada el Señor sin que revele su secreto a sus siervos los profetas     Amós 3:7

El revela lo profundo y lo escondido, conoce lo que está en tinieblas              Daniel 2:22

Las cosas secretas pertenecen a nuestro Dios, mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley.                               Deuteronomio 29:29

Los he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, se las he dada a conocer.  El Hijo no puede hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre… porque el padre ama al Hijo y le muestra todas las cosas que él hace.        Juan 5:15,19‑20

Hay cosas secretas que pertenecen a Dios y hay cosas han sido reveladas para que nosotros

podamos cumplir con la ley. Dios es quien decide revelar lo profundo y lo escondido.

Jesús nos considera sus amigos porque no ha da a conocer todo lo que ha oído del Padre.

¿Acaso voy a encubrir lo que voy a hacer sin revelárselo a mis siervos?

Clama a mí y yo te responderé, te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

REENFOCANDO NUESTRAS VIDAS – Parte 3

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “Soltar la Palabra”

B – Identificándonos con la  carga del corazón de Dios.

Que trabajemos para que la iglesia alcance el esplendor que Dios anhela para que sea ejemplo a las naciones y a los principados y potestades.

Que podamos captar la urgencia de muchas personas que están alrededor de nosotros personas que parecen tan hermosas, tan completas, tan felices, pero que están muertas y que para Dios están vacías no tienen nada por dentro están muertas.

Un ejemplo de un adolescente que se ha identificado con la carga del corazón de Dios es el rey Josías.                                                                                                         2 Crónicas 34

Su abuelo Manasés fue el peor Rey de la historia de Israel, hizo lo malo delante de los ojos de Dios. Su padre Amón también.

A los 16 años comenzó a buscar a Dios con todo su corazón

A los 20 años purificó a Judá y Jerusalén de la idolatría  derribando altares y los lugares altos.

A los 26 años reparó la casa de Dios, recuperó el libro del Señor e hizo al pueblo obedecer todo lo que en el estaba escrito.

No hubo otro Rey.                                                                                              2 Reyes 23:25

Clarificando lo que Dios espera de nosotros

El celo de tu casa me consume                                                                                 Juan 2:17

Mi comida es que haga la voluntad del que me envió y que acabe su obra            Juan 4:34

Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto dura el día; la noche viene, cuando nadie puede trabajar                                                          Juan 9:4

 Por amor de Sión no callaré, y por amor de Jerusalén no descansaré, hasta que salga como resplandor su justicia, y su salvación se encienda como una antorcha.      Isaías 62:1

 No me eligieron Ustedes a mí, sino que yo les elegí a Ustedes y les he puesto para que vayan y lleven fruto y su fruto permanezcan; para que todo lo que pidieran al padre en mi nombre, él se los dé.                       Juan 15:16

 Yo les elegí para que vayan, lleven fruto y su fruto permanezca. Es necesario que haga las obras que el me envío entre tanto dura el día porque viene la noche cuando no se puede trabajar. Mi comida es hacer las obras del que me envío y que acabe su obra. No callaré y no descansaré hasta que salga como resplandor su justicia, y su salvación se encienda como una antorcha por amor a Sión porque el celo de su casa me consume.

REENFOCANDO NUESTRAS VIDAS – Parte 3

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “Soltar la Palabra”

C –       El reino de Dios tiene que ser implantado en la tierra.

Es por eso que Jesús decía:

El reino de Dios se ha acercado: los ciegos ven, los endemoniados son liberados.

Porque el reino de Dios es un reino de poder y de autoridad.

La iglesia es la encargada de manifestar este reino.

Nosotros ahora somos los encargados de acercar ese mismo reino porque somos nosotros los que trasladamos al autor de este Reino y así trasladamos su poder.

Para poder manifestarlo ese reino tiene que ser una realidad en nuestras vidas.

Para implementar el reino de Dios necesitamos el señorío de Cristo en nuestras vidas.

Un reino de fe y de obediencia: hay una santidad que atrae.

Yo quiero tener lo que vos tenés.

Implementar este reino de Dios requiere sacrificio.

Requiere renuncia, negarnos a nosotros mismos para hacer Su voluntad.

Requiere estar involucrado en el centro de una guerra espiritual.

La fe me conduce a identificarme con las necesidades del prójimo.

Cuando se enfría la fe se pierde la compasión, sin celo y sin carga, nos encerramos, nos terminamos aislando, grupos cerrados, campana de cristal.

REENFOCANDO NUESTRAS VIDAS – Parte 3

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “Soltar la Palabra”

DINAMICA DE GRUPO.

1)         QUE CADA UNO TOME UNA HOJA

QUE SE IMAGINE UN SKETCH DE LO QUE EL MENSAJE SIGNIFICÓ

–         recibir el corazón de Dios

–         identificándome con la carga de Dios: celo por su casa

–         reino de Dios hay que implementarlo

DURACIÓN:                          15 MINUTOS

materiales necesarios:   una hoja por persona y algunos lápices por si le falta a alguno

2)         NUMERAR A LAS PERSONAS PARA ARMAR 10 GRUPOS.

TEATRALIZAR EN UN PEQUEÑO SKETCH POR GRUPO

DURACIÓN:                          30 minutos

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2 - PROPÓSITO, Jóvenes y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s