DISCIPLINADOS PARA ENCONTRAR LA GRACIA DE DIOS (Parte 2)


1 – LA GRACIA DE DIOS EN NUESTRA  VIDA DEVOCIONAL

Los hombres estamos tan dominados por la ética del trabajo que nos absorbe toda nuestra energía, por eso la mayoría de los varones no ha podido cultivar la disciplina de la vida interior

La vida devocional forma nuestro carácter e inclina nuestra voluntad

La disciplina de la adoración

Es la máxima prioridad de nuestras vidas Juan 4:23

María escogió la mejor parte, la cual no le será  quitada.  Lucas 10:41

25 capítulos de Éxodo dedicados a la construcción del lugar  de adoración

27 capítulos de Levítico dedicados a un manual de liturgia

150 capítulos de Salmos que es un himnario

La adoración ha sido el alimento y  deleite del alma fiel

La práctica de la devoción comunitaria: adoración = latreuo = liturgia = lit “trabajar o servir” Esto nos indica un trabajo voluntario y disciplinado: preparación y expectativa,  verdad y espíritu.

 

DISCIPLINADOS PARA ENCONTRAR LA GRACIA DE DIOS

 

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

 

Publicado en el blog: “Soltar la Palabra”

La disciplina de la intercesión

En el espíritu 

El Espíritu ora por nosotros y se une en  nuestra oración. Efesios 6:18

Edifiquen sus vidas, cimentadas sobre la fe, aprendiendo a orar en el poder y en la fuerza del Espíritu.  Judas 20

El Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad porque no sabemos orar. Romanos 8:26

Nos revela las cosas por las que debemos orar:

Nos coloca cargas espirituales

Nos ilumina dando la convicción acerca de la voluntad de Dios,

Nos provee de una certeza que es un don de fe.

Nos provee la fuerza:

Inspirando el cuerpo cansado, fortaleciendo para orar con poder.

Nos da la disciplina para mantenernos orando es un  evidencia de que El tiene el propósito de conceder esa petición

Sin cesar

Perseveraban. Hechos 1:4, 1 Tesalonicenses 5:17

Ordenar nuestra vida mental para vivir en más de un nivel simultáneamente

En un nivel ocupándonos de las cosas cotidianas que requieren atención

En otro nivel podemos estar en  adoración, celebración y apacible receptividad, debemos mantener un dialogo perpetuo en nuestro interior con Dios

Con perseverancia y súplica      Lucas 18:1-5 la viuda insistente.

Es una medida de nuestra fe no de nuestro capricho.

Por todo y todos. Fil. 4:6, 1 Tesalonicenses.1:2                                                   

Lista de oración, tiempo de quietud, lugar, hora, postura

La disciplina de la meditación de la Palabra

Salmo 40:6     Has abierto mis oídos = has cavado oído en mi

Salmo 1: 2      Meditar = susurrar, Salmo 2:1, Isaías 59:11

La meditación de la Palabra es intrínsecamente verbal, por eso implica memorizar.

La disciplina de la memorización de la palabra es impotantísima

Deuteronomio 32:46-47

DISCIPLINADOS PARA ENCONTRAR LA GRACIA DE DIOS

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “Soltar la Palabra”

 2 – LA GRACIA DE DIOS EN NUESTRA VIDA INTERIOR

La disciplina de nuestra mente

Tenemos la mente de Cristo pero la triste realidad de hoy es la de cristianos que no piensan  como Cristo, su mente ha sucumbido a la corriente secular en grado de  debilidad y cobardía de manera que se sufre de anorexia espiritual.

No tiene hambre por la Palabra de Dios.

Pablo no era un  ingenuo, conocía la debilidad humana pero había decidido a que era  lo que le iba a dar lugar en su mente.

Filipenses 4:8 En esto pensad  (logizomai = meditación deliberada  y prolongada,  como si  estuviera resolviendo un problema matemático)

En esto: todo lo verdadero, lo honesto, lo justo,  lo puro, lo amable, los de buen nombre, si hay virtud, si algo digno de alabanza. Tenemos la capacidad de escoger nuestro programa de pensamiento que produzca una mente cristiana

En todo lo falso, todo lo  deshonesto, todo lo injusto, todo lo impuro, todo lo  aborrecible, todo lo de mal nombre, si algo pecaminoso, si algo digno de calumnia no podemos pensar.

El tener una mente cristiana implica una continua negación consciente acerca de que darle lugar en la mente.

La mente de Cristo es imposible sin la disciplina de rechazar la no que no conviene.

DISCIPLINADOS PARA ENCONTRAR LA GRACIA DE DIOS

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “Soltar la Palabra”

 La disciplina de nuestros sentimientos

No podemos ser personas emocionalmente inestables.

Que cambiamos como cambian las circunstancias.

Necesitamos un ser interior fortalecido por Espíritu Santo.

Efesios 3:16  para que os dé,  conforme a las riquezas de su gloria,  el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu;

Podemos estar afligidos en nuestra alma pero fortalecidos en nuestro espíritu.

2 Corintios 4:7-9  Pero tenemos este tesoro en vasos de barro,  para que la excelencia del poder sea de Dios,  y no de nosotros, que estamos atribulados en todo,  mas no angustiados;  en apuros,  mas no desesperados; perseguidos,  mas no desamparados;  derribados,  pero no destruidos;

Nuestro espíritu tiene que tener el ambiente de la presencia de Dios: en la presencia de Dios hay plenitud de gozo. Salmo 16:11

Juan 15:11  Estas cosas os he hablado,  para que mi gozo esté en vosotros,  y vuestro gozo sea cumplido.

Romanos 14:17  porque el reino de Dios no es comida ni bebida,  sino justicia,  paz y gozo en el Espíritu Santo.

La disciplina de los ojos

Los ojos son junto con el oído una de las puertas de nuestro ser interior.

Entra por ellos el mundo exterior.

Por eso tenemos que cuidar nuestros ojos lo que ven.

Job dice que hizo un pacto con sus ojos:

Job 31:1  “Yo había convenido con mis ojos  no mirar con lujuria a ninguna mujer.

Es nuestro corazón el que determina lo que vamos a ver.

Mateo 18:9  Y si tu ojo te es ocasión de caer,  sácalo y échalo de ti;  mejor te es entrar con un solo ojo en la vida,  que teniendo dos ojos ser echado en el infierno de fuego.

Mateo 13:15-16  Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, y con los oídos oyen pesadamente, y han cerrado sus ojos;  para que no vean con los ojos, y oigan con los oídos,  y con el corazón entiendan,  y se conviertan,  y  yo los sane. Pero bienaventurados vuestros ojos,  porque ven;  y vuestros oídos,  porque oyen.

Los ojos reflejan al exterior lo que hay en el mundo interior.

En los ojos de Jesús hay fuego porque hay fuego en su interior. Apocalipsis 1:14

Lucas 11:34-36  La lámpara del cuerpo es el ojo;  cuando tu ojo es bueno,  también todo tu cuerpo está lleno de luz;  pero cuando tu ojo es maligno,  también tu cuerpo está en tinieblas. Mira pues,  no suceda que la luz que en ti hay,  sea tinieblas. Así que,  si todo tu cuerpo está lleno de luz,  no teniendo parte alguna de tinieblas,  será todo luminoso,  como cuando una lámpara te alumbra con su resplandor.

 

DISCIPLINADOS PARA ENCONTRAR LA GRACIA DE DIOS

 

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

 

Publicado en el blog: “Soltar la Palabra”

La disciplina de nuestra lengua   Santiago 3:1-11

Miembro diminuto pero cuanto daño puede hacer

Un caballo pesa500 kg, hace400 men 25 segundos pero una nena manejando el freno lo puede gobernar.

Un barco puede ser tan  grande como una cuadra pero el pequeño timón lo controla.

El fuego una pequeña chispa ha provocado incendios catastróficos

La lengua tiene ese mismo poder destructivo en las relaciones humanas.

La simple chispa de una palabra con maldad puede provocar tremendo incendio espiritual.

Es un mundo de maldad, es portadora y transmisora de toda la perversidad que se encuentra en nuestro sistema pecaminoso.

Contamina todo el cuerpo

Ella misma es inflamada por el infierno

Un instrumento para activar y agigantar las llamas del infierno

Lo que decimos debe ser intencionalmente cierto

Los labios mentirosos son abominación a Jehová; pero los que hacen verdad son su

contentamiento.  Proverbios 12:22

Este mundo perdido, practica y promueve el engaño pero que ansía verse libre de la falsedad.

La falta de precisión y de honestidad en todos los órdenes de la vida.

Es lo que se ha identificado como un de los problemas mas serios de los argentinos.

La viveza criolla. El que no afana es un gil.

* En la forma de hablar:                   exageramos.

* En nuestras responsabilidades:      no cumplimos con los horarios, los trabajos.

El cianuro verbal

El chisme.

Proverbios 18:8 Las palabras del chismoso son como bocados suaves, y penetran hasta

las entrañas.

Siempre aparece disimulado en buenas intenciones: una carga  para que oremos…

No podemos hablar de quien está ausente.

No podemos decir a espaldas lo que no diríamos de  frente.

La adulación.

Proverbios 29:5 El hombre que lisonjea a su prójimo, red tiende delante de sus pasos.

Proverbios 26:28 La lengua falsa atormenta al que ha lastimado, y la boca lisonjera hace resbalar.

Tampoco podemos decir de frente lo que no le diríamos de espalda.

La crítica y la murmuración

Santiago 4:11

Cambias tu posición de hacedor de la ley, a juez.

Hallar defectos en los demás para algunas personas es como un don espiritual.

Le quitamos la fama y es muy difícil de restaurarla.

Religión vana

Si alguno se considera espiritual y no frena su lengua su religión es vana.

Una verdadera evidencia de espiritualidad es la forma en que refrena su lengua.

Santiago 1:26  Si alguno se cree religioso entre vosotros,  y no refrena su lengua,  sino que engaña su corazón,  la religión del tal es vana.

DISCIPLINADOS PARA ENCONTRAR LA GRACIA DE DIOS

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “Soltar la Palabra”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 3 - HOMBRE y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s