PRINCIPIOS PARA APRENDER A ADORAR A DIOS (parte 2)


 11 – Adorar es un fruto.

Ofrezcamos siempre a Dios, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre. Hebreos 13:15

Todo comienza en un altar, mi entrega es alabanza, sacrificios de alabanza.

Y ese sacrificio produce un fruto: labios que confiesan tu nombre

Isaías 57:19. Produciré [crearé] fruto de labios…

Dios crea [lo produce de la nada], cuando estamos alabando junto al pueblo del Señor, podemos decir: ¡Dios, crea (produce) adoración dentro de mí! Entonces, de pronto, empezamos a sentir un pequeño brote desde lo más profundo de nuestro ser de una íntima adoración.

12 – Adorar es una ofrenda

Abraham adoró al ofrecer a Isaac Génesis 22::5

Caín y Abel ofrecieron diferente adoración.

Es un acto humano y el cielo responde a la adoración. Mateo 3:16-17

PRINCIPIOS PARA APRENDER A ADORAR A DIOS

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog “Soltar la Palabra”

13 – Prorrumpir en canto, cántico nuevo

Isaías 54:1 Dice: considera, canta y prorrumpe en canto. Son dos cosas diferentes.

La mayoría de nosotros canta, pero algunos están aprendiendo a prorrumpir en canto. Cantar es usar las cuerdas vocales. Pero hay un prorrumpir en canto, en el cual Dios pone una canción en tu espíritu. Oímos la nueva canción por primera vez cuando le damos voz a una unción profética. Es la canción profética del Señor que está fluyendo.

David no se sentó y pensó en cada Salmo, compuso la música, y luego puso las palabras y la música juntas. Su lengua se hizo pluma de escribiente muy ligero, Salmo 45:1 mientras empezó a alabar a su Señor.

Cantar una nueva canción nos enseña dos cosas: nos enseña cómo concentrarte en Dios, y nos enseña el valor de la simplicidad.

Tenemos que concentrarte en el Señor para cantar una nueva canción.

Luego, necesitamos la simplicidad para seguirla repitiendo.

 14-  Adorar es encuentro, es unidad.

Es ser uno con Dios, en una progresión de unidad hasta alcanzar esa plenitud como la unidad del Hijo con el Padre. Mi espíritu alcanza y se hace une con el Espíritu de Dios.

En esa unidad lo conozco, lo experimento viene revelación y entendimiento.

En mi vida se une el cielo y la tierra.

Este encuentro es uno de los propósitos de la redención

 

PRINCIPIOS PARA APRENDER A ADORAR A DIOS

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog “Soltar la Palabra”

15 – Experimento en mi vida Su gloria, la atmósfera del cielo.

Dios nos está permitiendo gustar de esa gloria, el Cielo manifestado en la tierra.

Así como creemos en una alabanza ofrecida y en una adoración creada, creemos en una gloria manifestada.

Isaías 4:5-6 Entonces el Señor creará una nube de humo durante el día y un resplandor de fuego llameante durante la noche, sobre el monte Sión y sobre los que allí se reúnan. Por sobre toda la gloria habrá un toldo que servirá de cobertizo, para dar sombra contra el calor del día, y de refugio y protección contra la lluvia y la tormenta.

La gloria de Dios manifestará la presencia de Dios que servirá de cobertura y la atmósfera celestial en la cual nos moveremos.

16 – El conocimiento de la gloria de Dios

Salmos 11:7  Porque Jehová es justo, y ama la justicia; el hombre recto mirará su rostro.

La revelación siempre comienza con el Señor.

La revelación puede ser simple, al principio, en la medida que Su presencia se manifiesta, comienzas a percibir cosas en ese ámbito de la gloria.

Empezamos a mirar al Señor glorificado. Algunos ven tan sólo Sus pies. Otros ven sólo Sus manos. Algunos ven Su rostro.

2 Corintios 4:6 Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.

Por muchos años no pude entender por qué el Señor decía tantas veces en las Escrituras: ¡Buscad mi rostro!

1 Corintios 2:9 Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman.

Pero, ahí no termina la idea: Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu... v 10 Dios desea que vivamos en el ámbito de revelación. Y nosotros podemos vivir en ese ámbito de revelación a medida que vivimos en la gloria del Señor.

Isaías 40:5 Y se manifestará la gloria de Jehová, y toda carne juntamente la verá; porque la boca de Jehová ha hablado.

Comenzamos contemplando la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo

Dios habla y se hace visible, llegamos al conocimiento de la gloria de Dios.

El misterio es develado

1 Corintios 14:2 Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios.

Así que, cada vez que hablamos en lenguas estamos hablando misterios. Estamos hablando la sabiduría de Dios. Aquellas palabras que pensabas eran tan insignificantes son, en realidad, un profundo misterio en Dios.

1 Corintios 2:11-12 Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en El? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha dado.

Hay personas que evidencian la gloria de Dios, aún cuando no estén alabando o adorando. Mientras la gloria se revela, yo comienzo a tener gracia y paz multiplicadas para mí.

La gloria actúa en nosotros para poder trascendernos en todos los aspectos.

La gloria trabaja en nosotros para hacer brotar la excelencia

 

PRINCIPIOS PARA APRENDER A ADORAR A DIOS

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog “Soltar la Palabra”

18 – Conocer a Jesús como Rey de gloria.

Y llegamos a conocerle como el Rey de la gloria.

La gran imagen que ves en el libro de Apocalipsis esla del Reyde gloria viniendo por Su Iglesia gloriosa.

El viene por una Iglesia que le conoce como el Rey de la gloria.

El pelea nuestras batallas.

El reino, está orientado hacia la acción.

Las llaves del reino implican ejercicio de autoridad.

Mateo 16:19. Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos.

Debemos estar orientados hacia el Rey del reino, no solamente hacia las actividades del reino.

Empezamos por conocerle como Rey. Eso, en sí mismo, es glorioso.

Pero El quiere llevarnos más lejos.

 19 – Conocer a Jesús como el Novio Celestial.

El quiere que le conozcamos como el Amado, el Amante de nuestras almas, y a Quien nuestras almas aman.

Tu alabanza y tu adoración se distingue de las demás, es única, tuya; toca el corazón de Dios.

El anhela oír TUS palabras de amor, expresión de TU corazón, los gemidos de TU espíritu. Dios desea TU adoración.

PRINCIPIOS PARA APRENDER A ADORAR A DIOS

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog “Soltar la Palabra”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1 - DIOS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a PRINCIPIOS PARA APRENDER A ADORAR A DIOS (parte 2)

  1. Luzumo Amanda Henao Jiménez dijo:

    Gracias doy a Dios por que nos muestra a través de sus basos de honrar como buscarle y adorarle. Que Dios los continúe bendiciendo por que para mi fue de mucha bendición esta guía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s