VESTIRNOS DE LA ARMADURA DE DIOS


Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “Soltar la Palabra”

 Efesios 6:11-18  Vestíos de toda la armadura de Dios,  para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne,  sino contra principados,  contra potestades,  contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo,  contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto,  tomad toda la armadura de Dios,  para que podáis resistir en el día malo,  y habiendo acabado todo,  estar firmes. Estad,  pues,  firmes,  ceñidos vuestros lomos con la verdad,  y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo,  tomad el escudo de la fe,  con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación,  y la espada del Espíritu,  que es la palabra de Dios; orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu,  y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

 Hemos hablado de cuidar y respetar  la presencia de Dios.

Nos hemos referido a como Dios enseñó a cuidar el Arca del Testimonio. 1 Samuel 5 y 6

Los filisteos sufrieron muchas muertes y gran quebrantamiento.

Los judíos que la recibieron miraron adentro del Arca y murieron 50.000.

Al dejarlo en la casa de Obed-edom todo les fue bendecido.

Y cuando David quiso traerla de vuelta, Uza murió. David dijo:

Nos quebrantó porque no le buscamos según su ordenanza. 1 Crónicas 15:12-13

Hoy también tenemos que asumir la responsabilidad de cuidar la presencia de Dios.

El Antiguo Testamento es figura y modelo de la realidad espiritual que hoy vivimos.

Hoy la presencia de Dios está en nuestro interior.

El decidió hacer morada en nuestros corazones de manera que ya no necesitaremos

templos, edificios, etc.

VESTIRNOS DE LA ARMADURA DE DIOS

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “Soltar la Palabra”

Adentro tuyo esta la misma presencia de Dios.

Tu carne, el mundo y Satanás trabajan en tu interior para debilitar esa presencia de Dios en tu vida, hacerla inútil inoperante, que se vaya debilitando hasta destruirla.

El enemigo vinos a robar, a debilitar y a destruir. Juan 10.10

Nuestra lucha no es contra carne y sangre. Dios nos ha dado armas poderosas en Dios.

Nos ha dado una armadura espiritual

Para estar firmes frente a las acechanzas del enemigo.

De manera que podamos cuidar, respetar y honrar la morada de Dios en nuestro interior.

Cinturón

Vamos a tratar de entender como es que opera este cinturón.

El cinturón sostiene la túnica que impide una libertad de acción, nos enreda y molesta.

Esta túnica tiene que ver con el entendimiento

Ceñid los lomos de vuestro entendimiento       1 Pedro 1.13

Nuestra mente nos enreda, nos entretiene y nos impide tener libertad de acción.

Recuerdos, fantasías, ilusiones hacen que nuestra mente divague.

Es sobre esta capacidad de nuestro entendimiento de divagar que opera los medio de comunicación y la publicidad, produciendo deseos que nos estorban el avanzar hacia la voluntad de Dios, porque nos ocupan en alcanzar el deseo de los ojos.

Ceñidos vuestros lomos con la verdad              Efesios 6: 14

Cuando estamos sometidos a estos deseos engañosos, atentamos contra la presencia de Dios en nuestras vidas.

Necesito tomar el cinturón y con la verdad tomar autoridad sobre el divagar de nuestra mente. Ejercer el dominio propio sobre mis pensamientos, mis fantasías, mis recuerdos

para cuidar la morada de Dios en mi interior.

Llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo. 2 Corintios 10:5

Cada día no nos podemos olvidar de llevar este cinturón especialmente en los momentos ociosos.

El arma que guarda mi mente es la verdad. Necesito llenar mi mente con la verdad.

Es la verdad la que me hace libre

VESTIRNOS DE LA ARMADURA DE DIOS

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “Soltar la Palabra”

 Coraza                         

Vestido con la coraza de justicia.            Efesios 6:14

Vestido con la coraza de amor.                1 Tesalonicenses 5:8

La coraza protege lo mas vulnerable y vital: nuestro corazón.

Es así en el terreno bélico como en el terreno espiritual.

Nuestro corazón es el centro de nuestro ser.

La mente es la puerta de entrada, es la interfase, por donde se selecciona cual es la información a la que le damos lugar.

El corazón es donde se graba toda esa información es el disco duro de la computadora y desde allí se gobierna lo que hacemos y lo que decimos.

De la abundancia del corazón habla la boca.

Del corazón del hombre bueno saldrán cosas buenas.

En nuestro corazón anidan las actitudes egoístas y carnales.

Los deseos de venganza, la falta de perdón, las ambiciones, la crítica, la envidia, etc.

Actitudes que si les damos lugar debilitan y destruyen la presencia de Dios en nuestro interior.

Al estar en ese terreno es donde tenemos que usar esa provisión de Dios que es la armadura espiritual y nos dice que nos vistamos de la coraza de justicia y de amor.

Al descubrir esas actitudes de injusticia , esas actitudes egoístas me tengo que ver desde la provisión de Dios, el amor y la justicia que brotan de la presencia de Dios y al darle lugar al amor y la justicia obro en amor y en  justicia, la justicia es el amor en acción.

VESTIRNOS DE LA ARMADURA DE DIOS

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “Soltar la Palabra”

 Calzado                        

Calzado los pies con el apresto del evangelio de la paz. Efesios 6:15

Como nos decía Jorge la obra de Dios tiene que descender desde la mente, al corazón pero si no alcanza nuestros pies la obra está incompleta.

Hay dos características de nuestros pies que necesitan ser calzados con esa armadura espiritual.

Uno es por la contaminación que vamos adquiriendo por nuestro estar en el mundo.

De ahí el lavarnos los pies.

El otro aspecto es la comodidad, el ritmo que vivimos hace que vivamos en una sensación de cansancio crónico, evidentemente si toda la obra de Dios, depende de que nuestros pies se muevan, el cansancio y la consecuente continua necesidad de descanso es un arma fundamental del enemigo para debilitar y obstruir la obra de Dios.

Es por eso que cuando estamos sometidos a este cansancio espiritual tenemos que calzarnos, ya no depende de nuestras ganas sino de la provisión de Dios.

Nos calzamos con la disposición, el esfuerzo para proclamar el evangelio de la paz.

Hermosos son los pies de los que anuncian la paz.  Isaías 52:7

Esta es la protección mas interior, ahora consideremos la protección mas exterior la que entra en contacto con el enemigo en la lucha.

VESTIRNOS DE LA ARMADURA DE DIOS

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “Soltar la Palabra”

 

Escudo

Tomen el escudo de la fe

con el que pueden apagar todos los dardos de fuego del enemigo.

Como hablamos en el último mensaje.

El capital clave, el botín por lo que el enemigo está luchando es por nuestra fe.

Es lo que Jesús buscaba en las personas y lo que le molestaba terriblemente es la incredulidad.

Hay dardos de fuego enviados por el enemigo para debilitar nuestra fe y encender la incredulidad.

Cuando dejamos entrar a unos de esos dardos, todo nuestro ser se enciende en incredulidad.

Estos dardos apuntan a que desconfiemos de Dios, de su amor, de su justicia y de su poder.

Ponen en juego el carácter y el propósito de Dios.

Tenemos que tomar ese escudo de la fe para afirmarnos en la revelación de Dios

 

Casco

Tomen el casco de la salvación.                                  Efesios 6:17

El casco de la esperanza de la salvación.                            1 Tesalonicenses 5:8

El otro capital que tenemos es nuestra salvación.

El enemigo va a procurar debilitar nuestra confianza en nuestra salvación.

Poniendo duda, condenación, de manera que nos pongamos en la posición de querer esforzarnos en alcanzar nuestra salvación.

Hemos aprendido que no es por obras el justo por la fe vivirá por la fe se salvará.

Eso no quiere decir que no tengamos que cuidar nuestra salvación con temor y temblor.

Las dos cosas son verdad.

Tenemos que cuidar nuestras salvación

Un discípulo que camino en intimidad con su Señor tiene la certeza de su salvación

VESTIRNOS DE LA ARMADURA DE DIOS

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “Soltar la Palabra”

 

Espada

Tomen la espada del Espíritu que es la Palabra de Dios. Efesios 6:17

La espada es el elemento de combate con el que se ataca y con lo que se vence.

Es lo que tenemos que usar en nuestro diario andar, continuamente tenemos que estar usando espada porque estamos en un medio adverso.

Nunca podemos dejar de usar la espada.

En el trabajo, en el colegio, mientras vemos televisión.

La espada tiene que estar siempre dispuesta para contrarrestar los ataques sutiles del enemigo que continuamente están saliendo para destruir a cada uno de nosotros y a nuestras familias.

Es la espada del Espíritu, muchas veces combatimos con armas carnales, con nuestra espada, nuestra espada lástima, destruye.

Y lamento haber usado esa espada varas veces y me arrepiento.

Estamos diciendo lo correcto pero no es con la espada del espíritu.

La espada del Espíritu, esla Palabra.

No esla Bibliacom algunos creen.

La Bibliacontienela Palabra. Esel relato del obrar en el tiempo.

La Palabra, es esa corriente de agua viva que fluye de mi interior por la acción del Espíritu y sana, libera, convierta y es poderosa para discernir lomas profundo del corazón.

Ningún ser humano por mas capacitado que sea nunca lo podrá hacer.

Esla Palabrainspirada por el Espíritu que fluye de nuestro interior.

VESTIRNOS DE LA ARMADURA DE DIOS

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “Soltarla Palabra”

 

El propósito de vestirnos con la armadura de Dios es: estar firmes.        

 

La pregunta es: ¿estar firmes en qué?

 

Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu.

 

Velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos.

 

Y por mí, a fin de que al abrir la boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio.

 

Efesios 6:18-19

 

VESTIRNOS DE LA ARMADURA DE DIOS

Mensaje predicado por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “Soltar la Palabra”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 3 - HOMBRE y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s