VISIÓN DE LAS COSAS ESPIRITUALES


La fragilidad de nuestra visión espiritual.

Mateo 16:15-23   Y vosotros,  ¿quién decís que soy yo? Respondiendo Simón Pedro,  dijo: Tú eres el Cristo,  el Hijo del Dios viviente. Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres,  Simón,  hijo de Jonás,  porque no te lo reveló carne ni sangre,  sino mi Padre que está en los cielos. Y yo también te digo,  que tú eres Pedro,  y sobre esta roca edificaré mi iglesia;  y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos;  y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos;  y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos…

      (22)  Entonces Pedro,  tomándolo aparte,  comenzó a reconvenirle,  diciendo: Señor,  ten compasión de ti;  en ninguna manera esto te acontezca. Pero él,  volviéndose,  dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí,  Satanás!;  me eres tropiezo,  porque no pones la mira en las cosas de Dios,  sino en las de los hombres.

Este es un mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

La realidad natural y la realidad espiritual

Apocalipsis comienza con una revelación de Cristo.

Y el ángel le dice a Juan, escribe las cosas que has visto, las cosas que son.

Apocalipsis 1:19

Y al hablar de las cosas que son, comienza por mostrarle la realidad espiritual de las cosas terrenales y le muestra la realidad de la siete iglesias de Asia.

La realidad de las iglesias que él estaba pastoreando.

Iglesias que había fundado Pablo pero que ahora estaban bajo su responsabilidad.

Apocalipsis 4:1 Sube acá,  y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas.

Y al instante yo estaba en el Espíritu;  y he aquí,  un trono establecido en el cielo,  y en el trono,  uno sentado.

Nos podemos quedar mirando la realidad de las cosas terrenales y vamos a perder la visión.

La realidad natural es dura, es muy imperfecta, está llena de dolor.

Pero tenemos que levantar nuestros ojos y ver la realidad espiritual.

Un trono.

Este es un mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

Que se abran los ojos de nuestro entendimiento para ver.

Efesios 1:18  alumbrando los ojos de vuestro entendimiento

2 Corintios 4:4,6  El dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos… Pero Dios,  que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz,  es el que resplandeció en nuestros corazones,  para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.

 Este es un mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

Tenemos que tener una medida de las cosas celestiales

Dios va a venir a buscar una iglesia gloriosa.

Una iglesia en victoria.

Esperamos un avivamiento mundial

 Tenemos que tener una medida de las cosas terrenales

Lucas 12:22-40

El cuidado de Dios trae reposo al corazón.

Dios alimenta, cuida y da el crecimiento a toda la creación cuanto más a nosotros.

Dios nos quiere dar el reino, por eso tenemos que enseñarles a buscarlo con la conciencia que Dios nos añadirá todas las cosas.

Tenemos que ministrar acerca del cuidado de Dios y del desapego de las cosas terrenales.

Ministrar sobre una visión de las cosas celestiales y eternas que están por venir.

Acumular riquezas en los tesoros inagotables del cielo.

Poner nuestro corazón en esos tesoros aguardando la venida del Señor.

Manteniendo mi espíritu resplandeciente y gobernando mi ser interior en una permanente actitud de servicio.

Así cuando el Señor venga, y me encuentre aguardándole, le abra la puerta y el me siente a su mesa sirviéndole.

Pero como no sabemos el momento tenemos que estar preparados.

 Tenemos que ver el manantial de vida.

Génesis 21:15-19  Cuando se acabó el agua del odre,  puso al niño debajo de un arbusto  y fue a sentarse sola a cierta distancia,pues pensaba:  “No quiero ver morir al niño.”  En cuanto ella se sentó,  comenzó a llorar desconsoladamente. Cuando Dios oyó al niño sollozar,  el ángel de Dios llamó a Agar desde el cielo y le dijo: “¿Qué te pasa,  Agar?  No temas,  pues Dios ha escuchado los sollozos del niño. Levántate y tómalo de la mano,  que yo haré de él una gran nación.” En ese momento Dios le abrió a Agar los ojos,  y ella vio un pozo de agua.  En seguida fue a llenar el odre y le dio de beber al niño.

 El Espíritu de Dios se movía sobre las aguas.

En el principio primero vemos al Espíritu moverse sobre la faz de la tierra.

Luego viene la palabra que crea y ordena.

Y luego viene la responsabilidad del hombre que sojuzgar la tierra.

Ese es el orden.

 Este es un mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

Hay un Propósito, hay un Poder hay Una Presencia

Todo confluye en mi corazón.

Afectando a mi aquí y mi ahora.

Hace faltan actitudes heroicas.

Los apóstoles nos enseñaron a pedir denuedo.

Hacen faltan actitudes heroicas que manifiesten mi fe en el poder de Dios, mi confianza en el Espíritu santo

Tiene que haber una paso de fe

En donde sólo lo puedo dejar obrar a Dios.

Hace falta una evolución de una comprensión de la soberanía de Dios a una comprensión de la gracia de Dios obrando afectando mi realidad cotidiana.

Hay que abrir espacio para que Dios obre.

Nosotros somos esos puentes.

Este es un mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

Un kairos de Dios, se viene de un desierto, hay una búsqueda generalizada.

Palabra, comprensión de la realidad espiritual

Escatología, en pos de una victoria final

Arrepentimiento, hambre, llenura del Espíritu

Heroicicidad, grandes sacrificios para Dios.

Este es un mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

VER EL REINO

Se abran los ojos para ver a Cristo exaltado

Que viene a reinar a vencer al pecado.

Ver a Cristo en su gloria

Y que de esa gloria se manifiesta poder y amor

ESPERAR EL REINO

Anhelarlo

Desear las riquezas de los tesoros celestiales

Allí donde hay necesidad.

Hay necesidad del Reino hay necesidad de la manifestación de la gloria de Dios Manifestando poder y amor.

Descubrir los lugares donde hace falta el reino

Este es un mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

PLANTAR EL REINO.

Sembrar el reino, con fe, el poder de la semilla

Establecer el reino en mi familia, en mi trabajo, en el colegio.

Es un compromiso

Un desafío de fe.

Esperando una gran cosecha.

Esperando un gran obrar de Dios, milagros.

Esperando un avivamiento en mi colegio, en mi trabajo.

No es evangelizar es plantar el Reino.

El Reino de Dios al acercarse dará su testimonio y su fruto.

RECONOCER EL REINO.

Sube acá

Ver el Reino de Dios, donde no hay dolor, ni enfermedad ni muerte.

EL REINO SE ACERCA.

Hay una dinámica una progresión del reino.

Es el Espíritu.

No es sólo una persona es más que eso.

Es un Reino, donde hay un Rey, una persona pero una alcance geográfico.

Donde se manifiesta un clima, alegría, gozo y un poder, amor, sanidad, transformación.

Es el Espíritu Santo, es como un río que quiere inundar todo, como un fuego que quiere quemar todo

Este es un mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

EL REINO SE MANIFIESTA

Primero en mi ser interior. Dios me habita.

Es el clima interior que luego se manifiesta en mi familia, en los próximos, los discípulos.

El objetivo del discipulado es plantar el reino como el clima de su casa.

Plantar el reino en la iglesia.

Yo planto el Reino.

Es más propio hablar de plantar el Reino que de plantar iglesias.

Cuando plantamos iglesia, la iglesia es un fin en sí misma.

Plantamos el Reino, y una de las estrategias para plantar el Reino es plantar iglesias.

EL REINO AVANZA.

Yo soy el responsable de plantar el Reino.

De establecer el Reino en mi realidad cotidiana.

Tengo que plantar el Reino especialmente en los ambientes adversos.

Salir de mi zona de comodidad

Es fácil establecer el Reino en mi casa en la iglesia.

Tengo que establecer el Reino en mi ofician, en mi colegio.

Yo lo establezco

Y luego pierdo el control lo dejo obrar a él.

Puede ser incómodo.

Entonces viene el reino con sus manifestaciones de poder.

Este es un mensaje predicado por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2 - PROPÓSITO y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s