APRENDER A MANEJAR NUESTRO SUFRIMIENTO


EL SUFRIMIENTO

Muchos hoy sufren

Tenemos diferentes medidas de sufrimiento.

Algunos están desbordados por el sufrimiento, otros tienen un dolor que lo sobrellevan y cada tanto lo sacan afuera para volverlo a esconder.

El sufrimiento es parte de la vida. El sufrir es inevitable

Tenemos que aprender a sufrir y enseñar a sufrir, es la mejor lección que le podemos dejar a nuestros hijos.

Orar por los que sufren.

Algunos esconden el dolor no es sano.

Hay que participar del dolor, amigarse con el dolor, dejarlo entrar.

Esa resistencia al dolor, ese negar el dolor produce mucha ansiedad.

Abrámonos al dolor.

Pasado, relaciones, enfermedades, problemas, incluso por la iglesia misma.

Santiago 1.2-3

Hermanos míos, considérense muy dichosos cuando tengan que enfrentarse con diversas pruebas, pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia. Y la constancia debe llevar a feliz término la obra,  para que sean perfectos e íntegros,  sin que les falte nada

2 Corintios 12.9-10

Te basta con mi gracia,  pues mi poder se perfecciona en la debilidad.”  Por lo tanto,  gustosamente haré más bien alarde de mis debilidades,  para que permanezca sobre mí el poder de Cristo.

Por eso me regocijo en debilidades,  insultos,  privaciones,  persecuciones y dificultades que sufro por Cristo;  porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

2 Tesalonicenses 1.4

Así que nos sentimos orgullosos de ustedes ante las iglesias de Dios por la perseverancia y la fe que muestran al soportar toda clase de persecuciones y sufrimientos.

Hebreos 5.8-9

Aunque era Hijo, mediante el sufrimiento aprendió a obedecer; y consumada su perfección,  llegó a ser autor de salvación eterna para todos los que le obedecen

1 Pedro 4.1-2

Por tanto, ya que Cristo sufrió en el cuerpo, asuman también ustedes la misma actitud;  porque el que ha sufrido en el cuerpo ha roto con el pecado, para vivir el resto de su vida terrenal no satisfaciendo sus pasiones humanas sino cumpliendo la voluntad de Dios

TODO SUFRIMIENTO PROVOCA UNA CRISIS

No me pide permiso, me afecta, me desorganiza todo.

Hay un primer intento de volver a la condición anterior, pero es un intento fallido.

Ya nada será igual.

Necesito encontrar la forma para adaptarme a la nueva situación.

Hay formas enfermizas de adaptarme por medio de la evasión, la regresión, la alienación, echándole la culpa al entorno o por medio de recursos “místicos” el nuevo equilibrio es frágil y me deja discapacitado para manejar otras crisis.

Es inevitable que nuestra crisis afecten a quienes nos rodean.

Aceptar que todo trato viene de Dios

Cuando me quejo, o juzgo, o me enojo me estoy resistiendo a lo que Dios está haciendo en mi vida.

LA FORMA EN QUE MANEJAMOS LAS CRISIS Y EL SUFRIMIENTO ES DONDE OFENDEMOS O AGRADAMOS A DIOS.

Jeremías 2:13

Dos son los pecados que ha cometido mi pueblo:

* Me han abandonado a mí, fuente de agua viva,

* Han cavado sus propias cisternas, cisternas rotas que no retienen agua

¿Cuál es la fuente de la que bebes cuando estás en crisis?

Cada crisis me afecta me produce una herida, una angustia, me desorganiza, afecta a los que me rodea.

¿Dónde voy a buscar fortaleza para superarla?

¿Dónde voy a buscar consuelo?

Soy un vaso que tiene que ser llenado.

Hay una gracia disponible para cada crisis.

Tengo que beber de esa fuente.

Es la única forma que se fortalezca mi alma.

¿CÓMO NOS OBSERVA DIOS CUANDO NOS MIRA PASAR POR CRISIS?

Jeremías nos muestra el corazón de Dios, sus pasiones, su dolor y sus tristezas.

Muchas veces entristecemos a Dios con nuestras actitudes.

Hacemos doler el corazón de Dios cuando nos enojamos, cuando nos resistimos, cuando culpamos a otros, cuando somos indiferentes.

Dios se entristece de vernos en Sodoma, de vernos en la congregación pero como algo superficial y distante.

Le duele el corazón a Dios por nuestra falta de confianza en El.

En Jeremías está patente este dolor, este deseo de Dios de hacernos bien pero no sentirse correspondido.

Jeremías 3:9

Cómo quisiera tratarte como a un hijo, y darte una tierra codiciable, la heredad más hermosa de las naciones

Yo creía que me llamarías Padre mío, y que nunca dejarías de seguirme

Jeremías 2:2-3

Recuerdo el amor de tu juventud, tu cariño de novia, cuando me seguías por el desierto,  por tierras no cultivadas.

Israel estaba consagrada (Santo era) al Señor, era las primicias de su cosecha (nuevos frutos); todo el que comía de ella (devoraba) sufría las consecuencias (eran culpables), les sobrevenía la calamidad (mal venía)”, afirma el Señor

Jeremías 13:11

Así procuré que se ajustaran a mí afirma el Señor para que fueran mi pueblo

y mi (fama) renombre, mi (alabanza) honor y mi gloria.

Jeremías 2:7

Yo los traje a una tierra fértil (de abundancia), para que comieran de sus frutos y de su abundancia (delicias, bien).

Jeremías 2:21-22

Yo te planté, como vid selecta, con semilla genuina (verdadera).

ATRAEMOS O ENTRISTECEMOS A DIOS CONFORME NUESTRA REACCIÓN EN LAS CRISIS

Daniel 10:12

Tu petición fue escuchada desde el primer día en que te propusiste ganar entendimiento y humillarte ante tu Dios. En respuesta a ella estoy aquí.

Jeremías 9:23

Que no se gloríe el sabio de su sabiduría, ni el poderoso de su poder,  ni el rico de su riqueza. Si alguien ha de gloriarse, que se gloríe de conocerme y de comprender que yo soy el Señor, que actúo en la tierra con amor, con derecho y justicia, pues es lo que a mí me agrada afirma el Señor.

Agrada a Dios porque manifestamos confianza (fe) en su trato y en su carácter.

HAY UNA ABUNDANTE Y PODEROSA GRACIA DISPONIBLE

Especialmente para todo aquel que sufre.

En el sufrimiento tenemos que buscar esa Gracia porque es la única fuente que consuela mi alma, es la única forma de adaptarme de alcanzar un equilibrio con el dolor.

Isaías 56: 6 – 8

Yo los llevaré a mi monte santo y LOS RECREARE (DELEITARE) en Mi casa de oración.

Salmo 149:2-5

Alégrese Israel en su Hacedor; los hijos de Sion se gocen en su Rey.

Porque Jehová tiene contentamiento en su pueblo;

Hermoseará a los humildes con la salvación. Regocíjense los santos por su gloria,

Isaías 62:5

Pues como el joven se desposa con la virgen se desposarán contigo tus hijos

Como el gozo del esposo con la esposa, así se gozará contigo el Dios tuyo.

Isaías 61:3

Se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado;

ESTA CONSOLACIÓN ES EL FUNDAMENTO DE NUESTRA MISIÓN

2 Corintios 1:3-4

Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre misericordioso y Dios de toda consolación, quien nos consuela en todas nuestras tribulaciones para que con el mismo consuelo que de Dios hemos recibido, también nosotros podamos consolar a todos los que sufren.

Isaías 61: 1 – 3

El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mi, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados; a ordenar que a los afligidos de Sion..

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 3 - HOMBRE y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s