FUNDAMENTOS Y EXCESOS EN EL DISCIPULADO


Seminario: “Fundamentos para el discipulado”

Universidad Cristiana Latinoamericana –Quito – Ecuador     29 Agosto 2011

 YO LOS HARÉ FORMADORES DE HOMBRES

Clase 1 de un Seminario dado en Quito por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

1 –     ¿QUÉ ES DISCIPULAR?

1. A   DISCIPULAR ES UN LLAMADO DEL SEÑOR, MAS QUE UN MANDAMIENTO.

Es el llamado que nos hace Jesús en Mateo 28.

Las mujeres fueron a buscar a Jesús  y encontraron a un ángel que les dijo:

– No teman vayan a Galilea que Jesús resucitado va delante de Ustedes y allí le verán. Mateo 28:7

Jesús mismo le salió al encuentro y les dijo:

– No teman díganle a mis hermanos que vayan a Galilea que allí me verán. Mateo 28:10

Había algo importante que Jesús les tenía que decir por eso los convocó.

Es el último encomendamiento del Señor antes de partir.

Antes de partir uno subraya el encomendamiento más importante:

En el monte de Galilea se encontraron, como Jesús lo había ordenado, y allí Jesús les dijo:

Toda autoridad me es dada en los cielos y en la tierra,

Conforme a esto,  quiero que vayan y hagan discípulos míos.

Que les enseñen a guardan mis mandamiento

Para ello yo voy a  estar con ustedes todos los días.

En el mandamiento, el énfasis está en la respuesta obediente del hombre

En el llamado, el énfasis está en el que nos llama que promete estar con nosotros todos los días.

Es el mismo llamado que le hace al apóstol Pedro.

Cristo recibe tu adoración pero te responde con una pregunta: ¿Me amas?

Y le respondemos como Pedro, por supuesto que te amamos.

Entonces Jesucristo te responde:

SI ME AMAS APACIENTA MIS OVEJAS  Juan 21:17

Esa es la carga de su corazón: sus ovejas, las que sufren, las débiles.

 

Es el concepto de paternidad que encontramos en el apóstol Pablo.

1 Tesalonicenses 2:7 Antes fuimos tiernos entre vosotros,  como la nodriza que cuida con ternura a sus propios hijos.

1 Tesalonicenses 2:11-12 Como el padre a sus hijos,  exhortábamos y consolábamos a cada uno de vosotros.

Gálatas 4:19  Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto. Hasta que Cristo sea formado en Ustedes.              

1 Corintios 4:14-15 Les escribo esto para amonestarlos como hijos míos amados porque aunque tengan miles de tutores en Cristo, padres sí que no tuvieron muchos, porque mediante el evangelio yo fui el padre que los engendró en Cristo.                 

Filemón.10-12, 17 Te ruego por mi hijo Onésimo, que en otro tiempo te fue inútil pero ahora nos es útil tanto a ti como a mí.  Te lo envío de vuelta, y con él va mi propio corazón… Recíbelo como a mí mismo.                                   

 

No depende de cuan capacitados estamos para discipular.

Mateo 4:19  Y les dijo: Venid en pos de mí,  y os haré pescadores de hombres.

2 Corintios 3:6  El cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto,  no de la letra,  sino del espíritu.

 Es una autoridad que nos es delegada.

Jesús antes de ascender nos deja una estrategia muy definida para edificar la iglesia.

Como tengo toda autoridad en el cielo y la tierra.

Toda autoridad quiere decir: toda, no le queda nada de autoridad al enemigo.

Yo les delego esta autoridad para que hagan discípulos.

Enseñar a guardar todas las cosas que el nos ha enseñado.

Solo se puede corregir aquello que hemos enseñamos

 VERSÍCULOS IMPORTANTES

 Porque ¿cuál es nuestra esperanza, o gozo, o corona de que me gloríe?

¿No lo sois vosotros, delante de nuestro Señor Jesucristo, en su venida?…

 Vosotros sois nuestra gloria y gozo.  1 Tesalonicenses 2.19,20

 No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad. 3 Juan 4

Y yo con el mayor placer gastaré lo mío, y aun yo mismo me gastaré del todo por amor de vuestras almas, aunque amándoos más, sea amado menos.  2 Corintios 12.15

 El hierro se afila con el hierro,  y el hombre en el trato con el hombre. Proverbios 27:17

 El fruto del justo es árbol de vida; y el que gana almas es sabio.  Proverbios 11.30

 Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad.  Daniel 12.3

 Clase 1 de un Seminario dado en Quito por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra” 

1. B   DISCIPULAR ES COLABORAR CON LA CONCRECIÓN DEL PROPÓSITO ETERNO DE DIOS.

 Dios viene trabajando en la tierra: tiene una obra por realizar.

A través de los tiempos viene haciendo su trabajo en los corazones de los hombres.

Dios busca su deleite en los corazones de los hombres.

Proverbios 8:31  Me regocijo en la parte habitable de su tierra;  Y mis delicias son con los hijos de los hombres.

Pero los hombres muchas veces sólo le provocan dolor.

Génesis 6:5 -6 Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra,  y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.  Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra,  y le dolió en su corazón.

El propósito de Dios tiene que ser cumplido.

Romanos 8:28-29  Y sabemos que a los que aman a Dios,  todas las cosas les ayudan a bien,  esto es,  a los que conforme a su propósito son llamados. Porque a los que antes conoció,  también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo,  para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.

Todos los hombres son llamados a colaborar en la concreción de ese propósito.

–         Una familia de muchos hijos semejantes a Jesús.

El cuerpo de Cristo es el instrumento terrenal/temporal que ejecuta el propósito de Dios. Efesios 4:13-15

Recibe el crecimiento de la cabeza.

Va creciendo en amor

Hasta alcanzar la medida de la plenitud de Cristo.

 Este cuerpo de Cristo tiene que ser construido, edificado, completado.

Efesios 4:12-13  a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, 

para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios,  a un varón perfecto,  a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;

Colosenses 2:19  y no asiéndose de la Cabeza,  en virtud de quien todo el cuerpo,  nutriéndose y uniéndose por las coyunturas y ligamentos,  crece con el crecimiento que da Dios.

1 Pedro 2:5 Como piedras vivas sed edificados como casa espiritual, como sacerdocio santo para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo

Colosenses 1:24  Ahora me gozo en lo que padezco por vosotros,  y cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo,  que es la iglesia.

  El cuerpo tiene que ser edificado en CALIDAD, UNIDAD Y CANTIDAD

CALIDAD: hasta alcanzar la plenitud de la fe y en el conocimiento de Dios.

Es la calidad del cuerpo por la madurez de cada uno de los miembros.

Se edifica el cuerpo por medio del discipulado: relaciones personales

UNIDAD: el cuerpo tiene que ser edificado en la calidad de las relaciones

Es la unidad del cuerpo por el adecuado relacionamiento de los miembros

Se edifica el cuerpo por medio de las equipos de trabajos

CANTIDAD: el cuerpo tiene que ser edificado hasta completar su plenitud.

Es la cantidad  del cuerpo por la inserción de todos los que faltan

Se edifica el cuerpo por medio de la evangelización

Clase 1 de un Seminario dado en Quito por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra” 

2 – ¿COMO ESTAMOS DISCIPULANDO HOY?

¿Ministros activos o receptores pasivos?

El modelo de iglesia al que apuntamos es aquel donde todos los miembros tienen un ministerio.

El sacerdocio de todos los santos. 1 Pedro 2:9

Cada creyente tiene una ministración del Espíritu. 1 Corintios 12:7

En nuestras congregaciones es difícil superar la relación 20/80. 

Hay un 80% que consume el esfuerzo que hace sólo el 20%.

Ese 80% no sólo es pasivo sino tiene una mentalidad crítica sobre lo que se hace.

El desafío del discipulado es que todos seamos buenos administradores de nuestros dones espirituales.

Unos de los grandes desafíos que enfrenta la iglesia para alcanzar esa plenitud a la que ha sido llamada, es avanzar de la unción de un superapóstol a la unción de todo el cuerpo, cada uno con su ministerio.

Estamos viviendo una nueva etapa de cultura digital, de redes sociales,  de exceso de comunicación, ya no alcanza un hombre ungido que ministre dos horas el domingo.

Hoy hace falta un cuerpo que ministre, donde cada uno desde las múltiples formas de expresarse que tenemos pueda ministrar desde su lugar con la gracia y el ministerio que Dios le ha conferido.

 ¿Estamos enseñando a vivir?

Hay una gran diferencia entre informar y formar.

Mucha de la enseñanza apunta a entender la Biblia, la cultura bíblica, las historias bíblicas, lo que dijeron los apóstoles y profetas.

Es sólo información bíblica, me capacita para entender la Biblia pero no para vivir.

El discipulado traduce toda la revelación contenida en las Sagradas Escritura para aplicarla al diario vivir, para aprender a vivir.

El formar vidas implica definir un camino claro hacia la madurez

¿Estamos formando vidas u organizando reuniones entretenidas?

Los discípulos no se forman por reuniones sino por relaciones.

Jesús llamó a los doce para que estuvieran con él

Sus vidas serían transformadas por el estar con él.

Los discípulos se forman en las relaciones interpersonales y sinceras.

No se puede pasar por alto que cada persona crece a un ritmo diferente

No se puede hacer discípulos sin atención personal.

Los apóstoles mismos resolvieron esto cuando surgió el conflicto entre las viudas y se resistieron a dejar su llamado principal, la palabra y la oración. Hechos 6:2

La tarea más importante del ministerio pastoral es la de desarrollar el liderazgo

Adiestrar  personas en la vocación para la obra, transmitir una visión ministerial y la madurez espiritual.

La tarea de cuidado congregacional es una tarea que es responsabilidad de todo el cuerpo, en forma conjunta.

CONSIDEREMOS DOS ERRORES EXTREMOS EN EL DISCIPULADO

2 .A           AUSENCIA DE DISCIPULADO

 Soledad en la multitud

Hoy hay mucha soledad aún en la iglesia, el individualismo ha prevalecido.

Muchos buscan esconderse en la multitud de las grandes reuniones.

Nadie me conoce, nadie sabe como vivo, nadie sabe que me pasa y no le tengo que rendir cuentas a nadie de lo que estoy viviendo.

Nunca ha sido la idea que Jesús tuvo de su iglesia.

Romanos 12:15  Gozaos con los que se gozan;  llorad con los que lloran.

No hay mayor soledad que tener una alguna alegría y no tener con quién compartirla, casi comparable con estar pasando por una gran tristeza y no tener nadie al lado.

Hay muchas formas de soledad.

Muchas veces sentimos que nadie nos entiende, que nadie comparte lo que pensamos.

Nunca ha sido la idea que Jesús tuvo de su iglesia.

Filipenses 2:2  completad mi gozo,  sintiendo lo mismo,  teniendo el mismo amor,  unánimes,  sintiendo una misma cosa.

Muchos se sienten solos porque las reuniones sólo entretienen.

Las reuniones no me integran a un cuerpo, sólo me transforman en oyente, en un miembro pasivo.

Son las relaciones las que me integran al Cuerpo de Cristo.

La propuesta del Señor, es que cada uno de nosotros sea adecuadamente discipulado (conocido, contenido, instruido e integrado)

Y que cada uno de nosotros esté discipulando a otros.

 Clase 1 de un Seminario dado en Quito por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

2. B EXCESOS EN EL DISCIPULADO

 El concepto de atadura humana

Solemos hablar de ataduras espirituales, cuando algo de naturaleza espiritual somete nuestro espíritu: puede ser por algo que vemos, oímos o decimos que le conferimos autoridad sobre nuestras vidas.

No se suele hablar tanto de ataduras humanas.

Cuando le conferimos autoridad a una persona sobre nuestras vidas y esta se extralimita en su ejercicio o se desvirtúa la naturaleza de esa autoridad.

Necesitamos un sano ejercicio de autoridad en diferentes ámbitos de la vida.

Esa autoridad está limitada o restringida a la responsabilidad que se le ha asignado.

En el caso de la autoridad espiritual, la autoridad es delegada y circunscripta a lo que está escrito en las Sagradas Escrituras.

Nuestra autoridad para enseñar viene de las Escrituras, puedo ejercer autoridad en lo que la Palabra me da autoridad.

No soy yo mismo la fuente de autoridad, mi parecer, mi consejo.

El apóstol Pablo hace esta distinción: 1 Corintios 7:12  yo digo, no el Señor

Cuando esa autoridad se desvirtúa y excede esos límites, se transforma en una atadura humana.

La libertad de decisión es unos de los dones más importantes conferido a los hombres.

Manipulación emocional

Cuando hay inmadurez espiritual en el ejercicio de autoridad se produce toda una reacción interior cuando no se valora y reconocen nuestros consejos.

Se lo termina asumiendo como algo personal.

Hay muchas formas de manipular las emociones del otro, que tenemos que estar apercibidos para no cometer esos errores.

Se puede buscar producir sentimientos de reconocimiento y de gratitud por el sacrificio realizado hasta el enfermarse por el esfuerzo

Un recurso muy usado por los padres al tratar con sus hijos adolescentes: todo lo que hicimos por vos.

Otra forma de manipulación es el sistema de gratificación.

Se consiguen resultados por un sistema de recompensas.

La motivación para hacer la obra es una motivación carnal.

Se busca agradar al pastor y no a Cristo

Manipulación espiritual

El Espíritu Santo trabaja continuamente en nuestros corazones conduciéndonos a una mayor consagración, produciendo un mayor deseo de santidad.

Se puede usar en este anhelo de alcanzar santidad, cuando se ejerce autoridad para un beneficio propio, aún cuando este proyecto este teñido de espiritualidad, como es el caso de estos apostolados paternalistas y autoritarios,

Nunca estamos a la altura, siempre nos tenemos que esforzar más.

Se puede recurrir al temor: el juicio de Dios, los tiempos finales y el infierno.

Se puede recurrir a la culpa: las debilidades y los pecados confesados.

Si te vas de esta congregación vas a perder la bendición.

El concepto de autoridad como servicio y no como reconocimiento personal

La autoridad no es un reconocimiento que me pone un escalón más arriba que los demás.

La autoridad es una responsabilidad que se nos confiere porque se nos reconoce apto para ejercerla, pero es una responsabilidad de servicio.

Una autoridad ejercida como servicio establece un orden que nos ubica a todos y esto nos provee descanso.

Uno de los ejemplos que he encontrado del ejercicio de la autoridad como servicio:

Cuando tenemos que viajar con mi esposa por unos días, en mi casa están viviendo cuatro de mis cinco hijos; la noche anterior reparto todas las tareas.  Esto es un ejercicio de autoridad y es un servicio, porque evito que uno se sobrecargue más que otro y fundamentalmente evito que se produzcan roces entre ellos

Clase 1 de un Seminario dado en Quito por Juan Manuel Montané y publicado en el blog “Soltar la Palabra”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 6 - OBREROS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a FUNDAMENTOS Y EXCESOS EN EL DISCIPULADO

  1. Normazmendoz49@outlook.es dijo:

    Gracias por su importante edificacion…El Señor le recompense.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s