VIRTUDES PROPIAS DE UN HOMBRE DE DIOS


PRIMERA VIRTUD: DAVID

Quiero destacar algunas virtudes que encontramos en muchos hombres de Dios, tanto de los que están en medio nuestro, como de los que encontramos  en la Biblia.

Descubramos una virtud característica de la vida de David.

1 Samuel 17:34-35  David respondió a Saúl:  Tu siervo era pastor de las ovejas de su padre;  y cuando venía un león,  o un oso,  y tomaba algún cordero de la manada, salía yo tras él,  y lo hería,  y lo libraba de su boca;  y si se levantaba contra mí,  yo le echaba mano de la quijada,  y lo hería y lo mataba.

David estaba solo cuidando las ovejas, al ver el león rugiendo con ganas de comerse una oveja podría haberse desentendido: que se la coma, yo no me voy a jugar el pellejo por una ovejita, son tantas que hace una más o una menos.

1 Samuel 17:26, 32, 36-37   ¿quién es este filisteo incircunciso,  para que provoque a los escuadrones del Dios viviente?…  No desmaye el corazón de ninguno a causa de él;  tu siervo irá y peleará contra este filisteo… Fuese león,  fuese oso,  tu siervo lo mataba;  y este filisteo incircunciso será como uno de ellos,  porque ha provocado al ejército del Dios viviente. Añadió David: Jehová,  que me ha librado de las garras del león y de las garras del oso,  él también me librará de la mano de este filisteo.

Esta virtud que quiero destacar es una mezcla de fe y de coraje, de ánimo y capacidad de sacrificio, de visión y disposición a pagar un costo.

2 Samuel 5:3, 6, 9-10  Vinieron,  pues,  todos los ancianos de Israel al rey en Hebrón,  y el rey David hizo pacto con ellos en Hebrón delante de Jehová;  y ungieron a David por rey sobre Israel… Entonces marchó el rey con sus hombres a Jerusalén contra los jebuseos que moraban en aquella tierra… Y David moró en la fortaleza,  y le puso por nombre la Ciudad de David;  y edificó alrededor desde Milo hacia adentro.

Apenas lo nombraron rey, comenzó a conquistar, a completar la tarea que Josué dejó inconclusa.

Su primer acto de gobierno fue echar a los enemigos que moraban en la tierra que Dios le había prometido a Israel.

Vemos otra vez, esta virtud del corazón de David: fe y lucha, pasión más favor de Dios.

1 Crónica 17:1-2,10  Aconteció que morando David en su casa,  dijo David al profeta Natán: He aquí yo habito en casa de cedro,  y el arca del pacto de Jehová debajo de cortinas. Y Natán dijo a David: Haz todo lo que está en tu corazón,  porque Dios está contigo..Te hago saber,  además, que Jehová te edificará casa.

 Vemos otra vez, esta virtud operando en el corazón de David.

Al ver la tienda en su jardín y compararla con la casa en la que el habita, surge en su corazón un celo, una fe, una actitud  diligente.

Esa virtud logra conmover el corazón de Dios.

 Haz todo lo que está en tu corazón, además te digo que Dios te levantará casa a vos.

COMO PODEMOS DEFINIR ESTA VIRTUD

 Es una mezcla entre:                                                                      celo y diligencia

A veces las cosas se pueden definir por lo que no es:         apatía e indolencia

 Celo

 Isaías  42:13  Jehová saldrá como gigante,  y como hombre de guerra despertará celo;  gritará,  voceará,  se esforzará sobre sus enemigos.

 Juan 2:17  Entonces se acordaron sus discípulos que está escrito: El celo de tu casa me consume.

 2 Corintios 7:11  Porque he aquí,  esto mismo de que hayáis sido contristados según Dios,  ¡qué solicitud produjo en vosotros,  qué defensa,  qué indignación,  qué temor,  qué ardiente afecto,  qué celo,  y qué vindicación!  En todo os habéis mostrado limpios en el asunto.

 Diligencia

 Proverbios 12:27  El indolente ni aun asará lo que ha cazado;  Pero haber precioso del hombre es la diligencia.

 Proverbios 13:4  El alma del perezoso desea,  y nada alcanza; mas el alma de los diligentes será prosperada.

 Romanos 12:11  En lo que requiere diligencia,  no perezosos;  fervientes en espíritu,  sirviendo al Señor;

SEGUNDA VIRTUD: JOSÉ

Quiero destacar una segunda virtud

Semejante a la primera, también  en la fe y que de la misma manera desemboca en una actitud de sacrificio y de entrega.

Es una virtud que nos permite superar los contratiempos y los cambios.

Que nos permite levantarnos de los contratiempos afirmados en la fe, en las promesas, en la visión.

Una actitud que nos permite superar los cambios.

Tenemos que afrontar los cambios, son inevitables y no nos piden permiso.

Es necesario aprender a dejar de querer controlar que las cosas no se nos vayan de las manos.

Tenemos que diferenciar aquellas cosas que podemos cambiar de aquellas que no podemos cambiar. Cuanto más nos ocupemos de las cosas que no podemos cambiar menos efectivos vamos a ser en las cosas que sí, podemos cambiar.

Muchas veces Dios nos quiere llevar donde no queremos ir, por eso nos conduce a cambios que no podemos manejar para que aprender a ser guiados por él.

Una actitud que nos permite superar los tiempos de transición, en medio de cosas inconclusas.

Muchas veces, la palabra de Dios viene en esos tiempos de transición, que tienen que ver con charlas y temas inconclusos.

Es necesario aprender a dejar de querer anticiparnos acerca de como terminará todo.

Lo que Dios nos pide es que le busquemos para conocer cuál es el próximo paso que quiere que dé. El desafío es ser obediente al próximo paso.

Dios nos dará la unción para darlo.

José a los diecisiete años, tuvo este sueño

Génesis 37:7  He aquí que atábamos manojos en medio del campo,  y he aquí que mi manojo se levantaba y estaba derecho,  y que vuestros manojos estaban alrededor y se inclinaban al mío.

Primer contratiempo

Génesis 37:27-28, 36  Venid,  y vendámosle a los ismaelitas,  y no sea nuestra mano sobre él;  porque él es nuestro hermano,  nuestra propia carne.  Y sus hermanos convinieron con él. Y cuando pasaban los madianitas mercaderes,  sacaron ellos a José de la cisterna,  y le trajeron arriba,  y le vendieron a los ismaelitas por veinte piezas de plata.  Y llevaron a José a Egipto… Y los madianitas lo vendieron en Egipto a Potifar,  oficial de Faraón,  capitán de la guardia.

José se podría haber desalentado

Le podría haber dado lugar a la queja

Se podría haber enojado por Dios

Pero José tenía una promesa.

La promesa le empujaba al sacrificio, les conducía a esforzarse.

Génesis 39:2-5  Mas Jehová estaba con José,  y fue varón próspero;  y estaba en la casa de su amo el egipcio. Y vio su amo que Jehová estaba con él,  y que todo lo que él hacía,  Jehová lo hacía prosperar en su mano. Así halló José gracia en sus ojos,  y le servía;  y él le hizo mayordomo de su casa y entregó en su poder todo lo que tenía. Y aconteció que desde cuando le dio el encargo de su casa y de todo lo que tenía,  Jehová bendijo la casa del egipcio a causa de José,  y la bendición de Jehová estaba sobre todo lo que tenía,  así en casa como en el campo.

Segundo contratiempo

Génesis 39:19-20  Y sucedió que cuando oyó el amo de José las palabras que su mujer le hablaba,  diciendo: Así me ha tratado tu siervo,  se encendió su furor. Y tomó su amo a José,  y lo puso en la cárcel,  donde estaban los presos del rey,  y estuvo allí en la cárcel.

Otro contratiempo, en vez de avanzar en la visión vamos para atrás.

Cuantos tropiezos podemos resistir.

¿Tenemos fuerzas para volver a empezar?

A veces lo importante no es no caer, sino levantarnos rápido.

En cada tropiezo la promesa se la siente más lejana

Tenemos que agradecer que la mano de Dios, siempre está.

Génesis 39:21-23  Pero Jehová estaba con José y le extendió su misericordia,  y le dio gracia en los ojos del jefe de la cárcel. Y el jefe de la cárcel entregó en mano de José el cuidado de todos los presos que había en aquella prisión;  todo lo que se hacía allí,  él lo hacía. No necesitaba atender el jefe de la cárcel cosa alguna de las que estaban al cuidado de José,  porque Jehová estaba con José,  y lo que él hacía,  Jehová lo prosperaba.

Y pasaba el tiempo y la visión no se cumplía

Con la firme convicción de la promesa: se puede esperar en el Señor que el preparará toda circunstancia para que podamos alcanzar lo prometido.

Esta es la otra virtud que nos hace varones de Dios.

El que persevera en la fe se esforzará

Persevera

Isaías 26:3  Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera;  porque en ti ha confiado.

 Hebreos 6:11  Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin,  para plena certeza de la esperanza.

 Hebreos 12:2  puestos los ojos en Jesús,  el autor y consumador de la fe,  el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz,  menospreciando el oprobio,  y se sentó a la diestra del trono de Dios.

Esfuerza

Daniel 11:32 Mas el pueblo que conoce a su Dios se esforzará y actuará.

 Salmo 27: 13-14  Hubiera yo desmayado,  si no creyese que veré la bondad de Jehová. En la tierra de los vivientes.  Aguarda a Jehová; Esfuérzate,  y aliéntese tu corazón; Sí,  espera a Jehová.

About these ads
Esta entrada fue publicada en 3 - HOMBRE y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a VIRTUDES PROPIAS DE UN HOMBRE DE DIOS

  1. william dijo:

    Encontré interesante este blog, voy a entrar más seguido, es bueno alimentarse de la palabra. Si Jesús no hubiera sido el mismo Dios, o el hijo de Dios, hubiera evitado la muerte y se hubiera escondido en un país lejano, y predicaría todo de nuevo.
    De todos los que intentaron fundar una reilgión, fué el único que murió asumiendo que era el envíado de Dios

  2. maria morosinni dijo:

    la gloria de dios cayo sobre mi ayer en el culto 6/1/2013 y he quedado envuelta en ella y cuesta poner mi carne en funcion ytengo que trabajar

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s