ASPECTO CONGREGACIONAL DE LA IGLESIA


Hay diferentes expresiones de la iglesia del Señor.

Eso implica que estamos involucrados en diferentes niveles de responsabilidad.

Hay ministros que están trabajando con carga por lo que ocurre en la iglesia en Argentina y en el mundo. Hay otros, que estamos trabajando con carga por la iglesia de Bs As.

Pero todos tenemos una responsabilidad de vivir la realidad de iglesia, como congregación

1 Corintios 1:10 Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.

Nos resulta difícil tener una misma mente, un mismo parece, hablar una misma cosa con la iglesia de todo el mundo.

Es una responsabilidad que tenemos que asumir con los más cercanos.

Este es el aspecto congregacional de la iglesia del Señor

FACTORES QUE DEBILITAN LA CONGREGACIONALIDAD

EL INDIVIDUALISMO (y su contrapartida la masificación)

EL SUBJETIVISMO

EL RELATIVISMO (y su contrapartida el absolutismo)

Voy a desarrollar los dos primeros

 EL INDIVIDUALISMO NO ES UNA OPCIÓN

El pecado se desarrolla en tres direcciones.

Hacia Dios: en forma de rebeldía y autosuficiencia.

Hacia mí mismo: en forma de orgullo y egoísmo

Hacia mi prójimo: en forma de individualismo y ostracismo; que corrompiéndose más puede alcanzar peligrosos niveles de manipulación y explotación.

La gracia de Dios transforma el desarrollo del pecado en las tres direcciones.

Solemos hablar más seguido del desarrollo del pecado en relación a Dios y a mi mismo, pero no tanto en relación al prójimo y a los más cercanos.

Una medida del alcance de nuestro individualismo.

Es medir nuestro círculo de generosidad.

¿Mi círculo de generosidad queda reducido a mí mismo (mis gustos y mis proyectos)?

¿Quizá lo alcanzo a extender a los más cercanos, que son una extensión de mi egocentrismo?

La redención en Cristo transforma ese individualismo en relacionamiento y dependencia.

Tengo que relacionarme en un cuerpo, horizontalmente y verticalmente, para ser de un mismo sentir, una misma mente y una misma forma de hablar.

No podemos contentarnos con menos.

Esa es la oración de Jesús por nosotros:

Juan 17:21 para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros.

Tengo que interactuar, para recibir consejo y orientación.

No para callarme la boca sino aportar y modificar aún el consejo recibido si no es el correcto.

El renunciar a mi individualismo implica necesariamente limitar voluntariamente mi libertad

Pertenecer a una familia limita mi libertad

Al casarme , implica voluntariamente renunciar a las otras mujeres.

Renunciar a organizar mi vida como un soltero

Como hijo implica asumir obligaciones: ayudar en casa, escuchar el consejo de mis padres, respetar a mis abuelos, colaborar en casa, participar de los acontecimientos familiares, respetar horarios, etc.

Pertenecer a una congregación limita mi libertad

El pertenecer sana mi pecado de individualismo

Es necesario asumir el costo de lo que significa pertenecer.

Asumir compromisos que nos son comunes.

Proyectos, actividades, servicios, etc,

En el que por petencer estoy involucrado, luego puedo excusarme, priorizar otras responsabilidades

pero nunca puedo borrarme.

Asumir posturas que nos son comunes

Especialmente en aquellas cosas que son relativas.

Somos una familia que nos ponemos de acuerdo en algunas cosas para la convivencia y el servicio conjunto

Necesitamos una experiencia, una estrategia y una acción común en lo congregacional

Dios necesita que nos pongamos de acuerdo.

Porque somos sus manos y sus pies en la tierra.

LA MASIFICACIÓN TAMPOCO ES UNA OPCIÓN

No es cuestión de bajar líneas, es cuestión de consensuar

Hay un valor importantísmo en la diversidad

La falta del desarrollo de un criterio propio es nocivo para la vida congregacional.

El trabajo es encontrar caminos de ida y vuelta para interactuar.

Muchas veces desde el púlpito se habla del peligro del chisme y de la crítica.

Pero es que muchas veces tampoco hay espacios válidos para que ese disenso pueda fluir de manera sana y edificante.

EL SERIO PELIGRO DEL SUBJETIVISMO

Cada objeto es una realidad objetiva.

Pero cada sujeto tiene una mirada subjetiva sobre esa realidad.

Todo objeto tiene tantas realidades subjetivas como sujetos que la contemplan.

Cuando el objeto a contemplar es de un carácter concreto. Ej, una silla

La discrepancia en las miradas se reducen.

Me puede paracer más o menos cómoda, más o menos linda, más o menos vieja.

Pero no son discrepancias nocivas, todos entendemos que estamos hablando de una silla.

Cuando el disenso es sobre temas menos concretos, emociones, recuerdos o pareceres;

la discrepancia se vuelva mucha m´s complicada

Este es, a mi entender, uno de los grandes problemas de las relaciones y por tanto, de la interacción que desde la diversidad enriquece la unidad.

El gran problema en las relaciones es el exceso de una interpretación de si mismo

Creerle demasiado a mi propia percepcion.

La subejtividad afecta a la comprensión de mi mismo

Apocalipsis 3:17 Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.

La subejtividad afecta a la comprensión de las relaciones

Mateo 20:20-24 Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, postrándose ante él y pidiéndole algo. El le dijo: ¿Qué quieres? Ella le dijo: Ordena que en tu reino se sienten estos dos hijos míos, el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda. Entonces Jesús respondiendo, dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber del vaso que yo he de beber, y ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado? Y ellos le dijeron: Podemos. El les dijo: A la verdad, de mi vaso beberéis, y con el bautismo con que yo soy bautizado, seréis bautizados; pero el sentaros a mi derecha y a mi izquierda, no es mío darlo, sino a aquellos para quienes está preparado por mi Padre. Cuando los diez oyeron esto, se enojaron contra los dos hermanos.

Un ejemplo de subjetividad

Nosotros vivimos del lado norte de avenida Rivadavia; teniamos que ir a Morón del lado sur. Mi esposa le preguntó: ¿tenemos que cruzar Rivadavia? La Sra le contestó: No, no la tienen que cruzar, estoy de este lado de Rivadavia.

 El comprender es el movimiento básico de la vida.

Esta tarea del comprender nos conduce al desafío de interpretar lo que vivimos.

El primer desafío es interpretarnos a nosotros mismos

Esta tarea de interpretación está condicionada por nuestra subjetividad.

Tenemos que descubrir cual es nuestra precomprensión y contra que estamos reaccionando.

Hay mucho error en mi interpretación

Lo importante es crecer en la interpretación de la realidad que otros perciben

También tenemos que entender contra que están reaccionando

Hay personas que tienen un don especial para interpretar el sentimiento del otro

Hay otros que tienen un fuerte discapacidad para la empatía

PROPUESTA

Como enriquecer la interpretación de mi mismo.

Buscar la ayuda del Espíritu Santo

en el examen de conciencia.

en la reflexión: que efecto produzco en los demás, reciben ánimo, edificación

Animarme a considerar lo que los demás opinan de mí

Buscar la ayuda de otros

Especialmente con personas con mayor madurez espiritual que yo, en las que confío que me aman, que están a mi favor.

Como enriquecer con mi aporte a lo congregacional

Buscar un dialogo abierto con otros, especialment con los que están en autoridad.

Donde me juego, siendo yo mismo.

Evito el procurar adaptarme para agradar a los demás.

Y al exponer me dispongo, también, a ser corregido.

Hay muchos que se disponen pero sólo exteriormente.

Te dicen todo que sí, pero siguen resistiendose a la opinión de otros.

Efesios 4:11-16

Y él mismo constituyó… distintos tipos de ministerios

apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,

para la edificación del cuerpo de Cristo el cuerpo de Cristo tiene que ser edificado

hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios

para que ya no seamos niños fluctuantes, mientras no alcancemos esa unidad

llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error…

sino que siguiendo la verdad en amor, no el criterio propio de cada uno

crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo,

de quien todo el cuerpo,

bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente,

según la actividad propia de cada miembro,

recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.

PONE EN ACCIÓN EL DON QUE DIOS TE DIO

INTERACTUÁ

TODO EL CUERPO RECIBE EL CRECIMIENTO

POR LA GRACIA QUE FLUYE DE LA CABEZA

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 5 - IGLESIA y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s